Día mundial de la libertad de prensa: AMARC hace un llamado a respetar el derecho a la comunicación libre, gratuita y accesible para todos

Montreal, 27 de abril del 2012. El 3 de mayo fue proclamado el Día Mundial de la Libertad de Prensa por la Asamblea General de Naciones Unidas en 1993, siguiendo la recomendación de la Conferencia General de la UNESCO adoptada en 1991. Es una ocasión para informar a la ciudadanía acerca de las violaciones a la libertad de expresión. En decenas de países en todo el mundo, las radios comunitarias son censuradas, multadas o simplemente no tienen derecho a emitir legalmente, mientras que las y los comunicadores que las integran son acosados, atacados, detenidos e incluso asesinados.

Después de haber incorporado, a pedido de AMARC, a los integrantes de medios comunitarios a la lista de periodistas a ser protegidos por Naciones Unidas, UNESCO acaba de reconocer, en abril de 2012, a esta organización como ONG asociada. Es un logro significativo para las radios comunitarias y asociativas.

“Nuevas voces: la libertad de los medios contribuye a transformar las sociedades” es el tema de la edición 2012 del Día Mundial de la Libertad de Prensa. En ocasión de la Conferencia Internacional organizada por UNESCO que tendrá lugar en Túnez del 3 al 5 de mayo, AMARC llama a que se respete la libertad de instalar y acceder al espectro radioeléctrico, especialmente a las radios comunitarias, y a que se garantice una distribución equitativa de las frecuencias.

AMARC afirma que los medios de la sociedad civil constituyen una nueva frontera de la comunicación. Son éstos los que desempeñan un rol esencial en las zonas de conflicto, durante catástrofes naturales y climáticas, en la información y la protección de las poblaciones y en los procesos de reconstrucción.

Las reformas constitucionales en los países árabes abren una oportunidad única para pasar de una distribución de las frecuencias dominada por la confiscación y la corrupción hacia un acceso justo y equitativo en favor de los medios de comunicación de la sociedad civil y, en particular, de las radios comunitarias. En todo el mundo, las radios comunitarias deben ser capaces de desarrollarse y trabajar en entornos de seguridad económica y jurídica. Su derecho a emitir debe ser reconocido y reforzado.

2012 es un año con una coyuntura excepcional. El 14 de marzo AMARC adoptó la “Declaración de Túnez”, tras una Conferencia para impulsar el desarrollo de las radios independientes. Esta Declaración enfatiza sobre la importancia de las radios asociativas en el mundo árabe para la conservación y la profundización de la democracia así como para el desarrollo económico.

En esta ocasión, AMARC llama a los Estados y a los gobiernos, así como a las autoridades que regulan a los medios de comunicación, a respetar su compromiso con la libertad de expresión. Como señala el Vice-presidente de AMARC, Emmanuel Boutterin, “las autoridades regulatorias deben ser independientes de los gobiernos, de los consorcios privados y de las empresas de telecomunicaciones, y su existencia y su funcionamiento deben ser garantizados por vía constitucional. Esta es una condición esencial para el pluralismo y la libertad de expresión”. Para esto, continúa Boutterin, “sólo las radios comunitarias y asociativas permiten a las organizaciones de la sociedad civil acceder a la palabra pública, y esta función debe ser reconocida por la comunidad internacional”.

A través del servicio a sus miembros, el trabajo en redes y el desarrollo de proyectos, la Asociación Mundial de Radios Comunitarias, AMARC reúne una red de más de 4,000 radios comunitarias, Federaciones y aliados de radios comunitarias en más de 130 países. El principal impacto global de AMARC desde su fundación en 1983, ha sido de acompañar y apoyar el desarrollo de un sector mundial de radiodifusión comunitaria que ha democratizado el sector de medios de comunicación. AMARC aboga por el derecho a la comunicación a nivel local, nacional e internacional y defiende y promueve los intereses del movimiento de las radios comunitarias a través de la solidaridad, el trabajo en redes y la cooperación.

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *