Desigualdad, concentración del ingreso y tributación sobre las altas rentas en América Latina

Desigualdad-concentracion-ingreso-y-tributacionPor Juan Pablo Jiménez

En los últimos años, el debate sobre la desigualdad y sus impactos en términos económicos y sociales resurgió con fuerza a nivel global. En los países de América Latina esta temática ha estado siempre relativamente vigente, apuntalada por la persistencia de altos niveles de desigualdad en las estructuras sociales y económicas.

La discusión reciente a nivel internacional ha girado en torno a diversos temas, entre los que se destaca la posibilidad de exigir un mayor aporte a aquellos individuos que tienen mayor capacidad contributiva, ante la sospecha de que no estén contribuyendo de acuerdo con el nivel de sus ingresos y riqueza.

En los países desarrollados este debate se ha tornado central y se ha visto fortalecido por la disponibilidad de información acerca de los ingresos y el patrimonio de los hogares y los individuos más ricos, así como de los impuestos que los mismos pagan anualmente. Esta disponibilidad de información ha permitido la realización de una serie de estudios acerca de los potenciales efectos (recaudatorios y distributivos) de diseños impositivos que busquen gravar de manera diferencial a los sectores de altas rentas.

En los países de América Latina una de las características económicas más documentadas refiere a los altos niveles de desigualdad en la distribución del ingreso de los hogares. La alta concentración del ingreso y de la riqueza en pocas familias aparece como una marca distintiva de la región, aunque aún son escasos los avances que permiten el análisis riguroso de la concentración, a través de diferentes indicadores, y la comparación entre los países de la región, y con otras regiones.

En lo que se refiere a la medición de la desigualdad y concentración del ingreso, una alternativa que ha ganado importancia en los últimos años es la incorporación en el análisis de otras fuentes de datos, especialmente aquellos sobre ingresos y riqueza provenientes de los registros tributarios. Además de permitir evaluar el impacto distributivo del sistema impositivo, esa información permite recalcular los indicadores de desigualdad, incorporando la información faltante sobre los altos ingresos, tradicionalmente subestimados en los cálculos provenientes de encuestas de hogares.

Si bien esta línea de trabajo es incipiente y existen estudios para pocos países, la información disponible permite confirmar la alta concentración del ingreso en la región. Por ejemplo, en Chile, Ecuador y Colombia más del 20% del ingreso total se concentra en el 1% más rico. En términos comparativos, en la mayoría de los países desarrollados (exceptuando Estados Unidos) el ingreso del 1% más rico no supera el 15% del ingreso total.

Gráfico 1. Participación en el ingreso total del 1% más rico

Fuente: elaboración propia con base en The World Top Incomes Database. Para Chile los datos fueron tomados del trabajo de Fairfield y Jorrat (2014),  para Ecuador de Cano (2014).

La capacidad de redistribución del Estado a través de impuestos y transferencias es potencialmente de suma importancia para alterar los niveles de desigualdad y alta concentración del ingreso de los hogares. La incidencia distributiva de la política fiscal en nuestra región es débil si se lo compara con el impacto registrado en otras regiones: mientras que en América Latina la incidencia fiscal en la disminución de la desigualdad medida por el coeficiente de Gini es de 3 puntos porcentuales (y se explica fundamentalmente por el lado del gasto publico), para los países miembros de la OCDE esta cifra asciende a 17 puntos porcentuales.

Los sistemas tributarios de América Latina han jugado un papel redistributivo modesto o incluso han sido globalmente regresivos. Ya sea por el diseño tributario sesgado a las rentas del trabajo, la elevada evasión, los beneficios impositivos o la mayor capacidad para eludir obligaciones tributarias, o porque los individuos más ricos no han sido gravados de acuerdo con su nivel de ingresos o riqueza y, en algunos casos, pagan comparativamente menos impuestos que otros contribuyentes de menores rentas. Adicionalmente, los sistemas tributarios descansan fuertemente en el componente indirecto de imposición al consumo, que suele tener un impacto distributivo regresivo.

Estos factores nos permiten afirmar que existe un espacio considerable para aumentar la carga tributaria y mejorar la redistribución a través del fortalecimiento de la tributación directa.

Como una manera de ilustrar esa afirmación, en el gráfico 2 se observa que la tasa efectiva que pagan los individuos pertenecientes al 10% de la población de mayores ingresos apenas alcanza un valor promedio del 5,6%, con países donde el estrato de mayores ingresos paga solo entre 1% y 3% de su ingreso y otros donde aporta algo más del 11%. Teniendo en cuenta que las tasas legales máximas del impuesto a la renta personal se sitúan entre el 25 y 40%, estas tasas efectivas son muy bajas,  como consecuencia de las exenciones impositivas, deducciones y el tratamiento preferencial de las rentas de capital, explicando en parte la baja incidencia tributaria sobre los que más tienen.

Gráfico 2. Tasa medias efectivas del impuesto a la renta en el 10mo decil (en porcentaje del ingreso)

Fuente: CEPAL sobre la base de encuestas de hogares

El libro “Desigualdad, concentración del ingreso y tributación sobre las altas rentas” recientemente publicado por CEPAL tiene como objetivo aportar insumos para el debate acerca de algunas de estos temas, centrales en la relación entre política fiscal, desigualdad y distribución del ingreso.

Por un lado, promoviendo la discusión sobre los instrumentos que poseen los países de la región para gravar a los altos ingresos. Por otro lado, profundizando el análisis de la evolución de la desigualdad del ingreso en la región y las limitaciones de las mediciones tradicionales, lo que conduce a la consideración de estrategias alternativas. Entre ellas, en el libro se enfatiza la posibilidad de avanzar hacia el mayor aprovechamiento de las bases tributarias para fines estadísticos, de manera de alcanzar un mapa más adecuado de la desigualdad en América Latina, y poder calibrar mejor los posibles instrumentos para atenuarla, así como sus impactos.

Descargar el documento aquí

Fuente: HUMANUM

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *