Derrumbe de cabria de Pique Alberto: pérdida de patrimonio en Lota

cabria derrumbadaCon pesar y tristeza reaccionaron distintas organizaciones culturales y patrimoniales de Lota luego de conocerse el derrumbe de la cabria del Pique Alberto, ocurrido el pasado viernes. La antigua estructura de fierro no soportó el abandono y la nula mantención y sucumbió producto del óxido.

pique albertoTenía 142 años de existencia y era uno de los hitos históricos que caracterizaba el pasado minero de Lota. Por ello, el sector Chambeque, del cual forma parte el Pique Alberto y su cambría, había sido declarado Monumento Histórico el 22 de mayo de 2014, por el Consejo de Monumentos Nacionales.

Sin embargo, de poco le sirvió eso a la cambría del Pique Alberto, que de pronto, el viernes pasado, se vino abajo, lo mismo que la actividad carbonífera que dio sustento a Lota por más de un siglo.

En la comuna, el hecho causó honda impresión, aunque de alguna forma se anticipaba el riesgo en que estaba uno de los símbolos más relevantes de la identidad carbonífera, dado el estado de abandono en que se encontraba.

Una de las reacciones ante lo ocurrido provino del Centro Cultural Identidad Lotina, que preside José Carrillo, e integran Susana Heredia como secretaria, Absalón Jara como tesorero y Oscar Videla como director.Active Image

En una declaración, la organización calificó el suceso como una “tragedia histórica, cultural y patrimonial, que viene a empobrecer aún más las dificultades de conservación de nuestro pasado histórico”.

Recalca que se trataba de un situación predecible, que pudo ser prevenida “si las autoridades correspondientes hubieran tomado las variadas medidas de resguardo recomendadas por diversas organizaciones sociales abocadas al rescate y conservación de nuestro patrimonio”.

Por ello, pidieron que lo entes vinculados a la protección del patrimonio, como el Consejo de Monumentos Nacionales, investiguen las causas del desplome de esta importante estructura para Lota y “con ello descartar cualesquier intencionalidad o participación de algún interesado en destruir nuestro particular patrimonio”.

Por su parte, la Mesa Ciudadana de Patrimonio, Cultura y Turismo de Lota, también reaccionó mediante una publicación en su facebook, donde señala tras conocer el derrumbe de la cabría del Pique Alberto, integrante de la Mesa concurrieron al lugar donde confirmaron la noticia: la cabría había colapsado producto del óxido, la falta de mantención y el olvido social.

“Hoy fue la cabria del Pique Alberto mañana será la cabria del Pique Carlos, si no tomamos decisiones firmes al respecto, todo ese patrimonio industrial irá desapareciendo y junto con ello la historia. Los viejos nos moriremos y nos llevaremos los recuerdos y las vivencias y a nuestros nietos y bisnietos no les quedará nada que les recuerde nuestra cultura minera”, reflexionó la Mesa por el Patrimonio de Lota.

Asimismo, se hizo presente que en varias oportunidades y en distintos espacios, se denuncio el riesgo en que se encontraba este hito histórico, sin embargo no hubo reacción por parte de las autoridades de esa época.

Durante el mismo día en que se produjo este hecho, llegaron al lugar representantes del alcalde de Lota, a quienes le plantearon el rescate inmediato de las ruedas de la cabría que están en buen estado, con el fin de instalarlas en algún espacio público para evitar su pérdida o robo, propuesta que fue acogida.

Sobre el Pique Alberto

El Pique Alberto fue inaugurado el 11 de febrero de 1875 por el mismo Luís Cousiño. Iniciando la explotación del mineral a 140 metros de profundidad. Durante su primera etapa extractiva poseía una máquina a vapor de 20 caballos de fuerza lo que le permitía extraer una elevada cifra de 250 toneladas de carbón diario. Poseía una cabría rectangular de 3,88 x 2,53 metros, que en sus inicios estaba revestida de madera de roble.

La extracción del mineral se hacía con un winche a vapor, que levantaba las dos jaulas de dos pisos cada una, alzando así los carros provenientes del pique con hasta 400 kilos de carbón.

Con el tiempo, el Pique Alberto se modernizó tanto en la superficie como en sus galerías, avanzando en profundidad, unos 350 metros.

Poseía dos modernos ventiladores, ubicados en el Pique Chambeque – pues ambas labores se hallaban comunicadas-, el Joy y el Alemán, cubriendo el 30% de las necesidades de la mina, atendiendo así al distrito de Laraquete y en forma parcial a Esperanza.

Durante el año 1990, el Pique Alberto –que entonces aún se explotaba- fue parte de un programa turístico conocido como “Viaje a las entrañas de la tierra”, impulsado por Enacar y Sernatur que consistía en un tur guiado por las profundidades del yacimiento.

tribunadelbiobio.cl

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *