Denuncian falta de representatividad en la Mesa de Participación Nacional en VIH

photo-1-790x445El pasado 20 de mayo se constituyó la primera reunión entre el Minsal, representantes de ONUSIDA, OPS/OMS y miembros de la sociedad civil para enfrentar nuevos desafíos en torno al virus que afecta a 35 millones de personas en el mundo. Sin embargo, decenas de organizaciones de base y con un trabajo histórico en la materia denuncian discriminación, falta de representatividad y exclusión.

El pasado 20 de mayo una veintena de representantes de organizaciones relacionadas al tema del VIH/Sida se reunieron con la ministra de Salud, Carmen Castillo, para constituir la primera reunión de la Mesa de Participación Nacional de VIH/Sida y Derechos Humanos.

El objetivo de esa reunión era generar una instancia única, nacional, abocada a analizar, diseñar e implementar estrategias para fortalecer las políticas públicas. El encuentro se llevó a cabo en Santiago y fue encabezado por la ministra Castillo, además de contar con la participación del Coordinador Residente de la Organización de Naciones Unidas (ONU) en Chile, Antonio Molpeceres; la representante de OPS/OMS, Paloma Cuchi; integrantes de la sociedad civil, equipos técnicos de Gendarmería de Chile, Instituto Nacional de la Juventud (INJUV) y el Servicio Nacional de la Mujer (SERNAM).

La necesidad de conformar una mesa era urgente. Se estima que en el mundo hay alrededor de 35 millones de personas viviendo con el VIH/Sida, aunque las cifras retroceden cada año. Pero en Chile las estadísticas aumentan, sobre todo dentro de la población joven, producto de la ausencia de políticas que apunten a la prevención. El minsal registra que 22 mil 500 personas reciben tratamiento antirretroviral en el Sector Público de Salud, el cual está garantizado por el AUGE, y destaca el acceso a exámenes de diagnóstico y control. Otro de los logros que destaca el ministerio es que la transmisión del VIH de madre a hijo alcanzó el 1%, estando en vías de ser declarado como país con transmisión vertical del VIH eliminada.

El Estado ha dado algunos pasos importantes: Desde 2005 el tratamiento del VIH, en la etapa sida, está garantizado de forma gratuita por medio del sistema de Garantías Explícitas en Salud (Plan Auge). Sin embargo, en 2016 no todos los contagiados tienen acceso a una cobertura de salud, aún no existe una política pública enfocada en la prevención y los casos continúan aumentando.

Fue la propia ministra la encargada de abrir la jornada el pasado viernes, justo un día antes de la Cuenta Pública, en la que el tema fue uno de los grandes ausentes. Sin embargo, en la ocasión, Castillo recalcó la importancia de avanzar en un tema que considera prioritario para un país que busca mayores grados de equidad e inclusión social.

“La generación de esta instancia única, nacional, abocada a analizar, diseñar e implementar estrategias para fortalecer las políticas públicas en materia de VIH/Sida y Derechos Humanos, es una necesidad planteada por gran parte de los actores aquí presentes. Por eso, agradezco la acogida que esto ha generado en todas y todos los involucrados en este proceso, su ánimo constructivo, y las ganas de facilitar y ser parte activa de este espacio de intercambio”, señaló la secretaria de Estado.

Arica es parte de la región que tiene mayor crecimiento de VIH/Sida, cuyas cifras incluyen gran crecimiento entre mujeres e indígenas. Hidalgo señala que esta mesa no considera las necesidades que tienen las regiones, sobre todo las zonas rurales o más aisladas. “En Putre o en General Lagos no hay medicamentos y las personas con VIH/Sida tienen que ir a la ciudad a buscarlos. Muchos de ellos no pueden acceder porque no pueden dejar sus trabajos o no tienen los medios para hacerlo”, subraya Hidalgo. Al igual que su compañero Willy Morales, Hidalgo dice que la mesa no puede trabajar sin considerar la diversidad étnica del país y sin el reconocimiento de la medicina indígena que incluye prácticas que ayudan a aliviar el estado de salud, lo que no quiere decir que se deje de lado los tratamientos oficiales, sino más bien apostar por uno dual.

Otra de las grandes desilusionadas con la formación de este espacio es Krishna Sotelo, asesora técnica del Sindicato de Trabajadoras Sexuales Trans Amanda Jofré. Sotelo hace énfasis en la falta de legitimidad de la mesa, en cuya foto oficial no aparece ninguna representante transexual. “Ninguna de las 10 organizaciones con personalidad jurídica somos parte de la mesa porque la forma en que realizaron esta convocatoria no tiene todos los aspectos democráticos inclusivos que debiese tener”, dice la asesora.

Ella, al igual que los otros disidentes, hace hincapié en los errores de un sistema basados en la exclusión, pues para poder participar los postulantes debían llenar un formulario usando un sistema de inscripción vía Internet, algo a lo que un número importante de la población transexual no tiene acceso, pues no poseen escolaridad completa o los medios económicos para utilizar esta herramienta.

Manuel Jorquera, presidente de Vivo Positivo también se restó del encuentro. Para Jorquera, esta mesa “refleja exactamente cuál es la voluntad política de esta ministra, que es tomar las cosas entre cuatro paredes, creando circos ficticios para esconder la falta de trabajo”.

“Uno lamenta que estas autoridades desechen la experiencia de personas que ponen su saber a disposición. La idea es llegar a nuestras poblaciones objetivas, pero eso no está ocurriendo. Lamentamos la soberbia, porque podríamos entender esa actitud si fueran exitosos en lo que hacen pero las cifras demuestran lo contrario”, enfatiza el presidente de Vivo Positivo.

Jorquera se suma a las críticas que catalogan de excluyentes las “vías sofisticadas” que se utilizaron para conformar el grupo de interlocutores, algo que para él es “una clara intencionalidad de dividir” y elegir a quien represente a Chile en la Reunión de Alto Nivel de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre VIH/Sida que se realizará entre el 8 y 10 de junio próximo. Esa persona sería, según Jorquera, alguien que se alinee al discurso oficial del Gobierno, quedando exentos de críticas y controversias.

“Nosotros no necesitamos mesa para trabajar porque nosotros trabajamos. Ellos están interesados en mesas que no hagan nada, pero que den verificador de cumplimiento”, puntualiza Jorquera.

Vasili Deliyanis, Vocero de Acción Gay, se considera un “Bachelover” y forma parte de la Mesa de Participación Nacional en VIH/Sida y Derechos Humanos. Y aunque prefiere sumarse y aportar desde adentro, Deliyanis también tiene una mirada crítica de la forma en que se enfrenta el tema en Chile.

“Lamento mucho que en la reforma educacional de la Presidenta Bachelet se hable de todo menos de la educación sexual. Y Ahí está la cura de todas estas brutalidades. La educación sexual debiese ser obligatoria por parte del Estado aunque el colegio se llame Las Cumbres de la Inmaculada no sé qué”, dice Deliyanis. Para él, la respuesta del Gobierno “ha sido más bien paliativa y no ataca al nudo, lo que significaría darle más presupuesto, invertir en prevención y educación sexual”.

Por eso, el vocero de Acción Gay cree que la mesa es una oportunidad para profundizar en verdaderas políticas integrales, las que deben ser hechas por la ciudadanía y monitoreadas por la misma.

Hasta el cierre de esta edición, El Desconcierto intentó obtener una respuesta oficial de parte del Ministerio de Salud y representantes de la mesa, pero no hubo respuesta debido a las trabas que imposibilitaron una comunicación directa.

Fuente: El Desconcierto 

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *