Denuncia: agresiones a mujeres y niños por fuerzas represivas en marcha por defensa de los ríos en Temuco

La masiva manifestación que se realizó en Temuco el jueves 23 de julio por la defensa de los ríos y en repudio a la aprobación del gobierno regional del proyecto hidroeléctrico Añihuerraqui, terminó con incidentes y según se ha denunciado, hubo acciones desproporcionadas por parte de agentes estatales de fuerzas especiales de carabineros, involucrando lesiones a mujeres y niños.

Varios de estos hechos ya han sido registrados por el Instituto Nacional de Derechos Humanos y por su parte, desde la Red de Defensa de los Territorios, se ha señalado que se extenderán antecedentes a organismos internacionales de Derechos Humanos de protección a la infancia y a la mujer y se evalúan acciones legales.

Los hechos

Al finalizar la manifestación, un grupo intentó entrevistarse con alguna representación del gobierno regional, sin embargo cerraron las puertas y cortinas metálicas, generándose altercados, interviniendo fuerzas especiales de carabineros, con una actuación que ha sido señalada de desproporcionada  a tal punto, que hubo personas agredidas por la violencia implementada y el abuso de chorros disuasivos con fuertes químicos, afectando a niños y adultos mayores presentes en las calles.

El uso de chorros tóxicos afectó hasta personal de prensa, como ocurrió con un reportero gráfico (diario austral) y otro audiovisual (Ufro visión), quienes quedaron severamente afectados por los impactos, teniendo que ser asistidos por manifestantes.

La acción represiva arrojó 9 detenidos, ocho de los cuales eran provenientes de Curarrehue que incluye a dos jóvenes menores de edad, dos mujeres, una autoridad tradicional y tres comuneros, más un estudiante de Temuco.

Por su parte, trascendieron testimonios sobre situaciones de maltrato, golpes y vejamen que involucraría a una comunera y a un joven menor de edad, en el marco de los ingresos al recinto de detención en unidad policial de carabineros. El caso de una de las mujeres involucra golpes en pómulo derecho y seno, además de enfrentar el vejamen al ser obligada a bajar su ropa interior como parte de  inspección. Hecho similar ocurrió con un joven menor de edad, lo que es considerado irregular y  contra de los protocolos.

Otro caso es el de una joven profesional en las inmediaciones de los actos represivos en el Edificio Intendencia, quien recibió un fuerte golpe en su cabeza, cuyo parte médico señala: Traumatismo encéfalo craneano (TEC), sumándose también otras situaciones idénticas.

fuente: Mapuexpress.org

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *