Democratizar la comunicación para democratizar la democracia

OCLAC

La Asociación de Radios y Programas Participativos de El Salvador (ARPAS), y la Asociación Latinoamericana de Educación Radiofónica (ALER), rechazaron de manera enérgica las afirmaciones falsas de los representantes de la Asociación Internacional de Radiodifusores (AIR) que consideran que “la democratización de la comunicación no es más que una estrategia para acabar con los “medios privados, libres e independientes”. En un comunicado conjunto divulgado este viernes 17 de mayo, ARPAS y ALER ratificaron la convicción de luchar por una “democratización de la comunicación y la construcción de modelos de medios democráticos como una reforma democrática estructural necesaria para profundizar la democracia en nuestros países, en el marco de la búsqueda del Buen Vivir de los pueblos latinoamericanos”.

El pronunciamiento de ARPAS y ALER se hace en respuesta a las expresiones formuladas por los representantes de la Asociación Internacional de Radiodifusores, AIR, a través de varios medios de comunicación salvadoreños, en las que falsean la verdad para pretender deslegitimar “los procesos de democratización de la comunicación, que se impulsan en varios países latinoamericanos a través de nuevos marcos jurídicos y políticas públicas en el ámbito mediático”.

La presencia de los representantes de la AIR en El Salvador en estos días (15-17 de mayo) responde a la invitación realizada por la Asociación Salvadoreña de Radiodifusores (ASDER) para que se realice en este país el encuentro bianual del consejo directivo de la Asociación Internacional de Radiodifusión (AIR) y la asamblea general de la Unión de Asociaciones de Radiodifusores de Centroamérica (UNARCA), organizaciones que agrupan a los representantes de las grandes radiodifusoras privado-comerciales del Continente y de Centroamérica.

ARPAS, que aglutina a 25 radios y centros de comunicación comunitarios, y ALER que integra a más de 100 radios y centros de comunicación educativos y populares, coordinadoras nacionales de radios comunitarias y redes regionales de comunicación, reiteraron que “Las propuestas para democratizar la comunicación, descalificadas por la AIR, surgen del seno de medios comunitarios, organizaciones populares, instituciones académicas, Organismos de Naciones Unidas como la UNESCO y diversas instancias de la sociedad civil que plantean la creación de modelos de comunicación plurales, diversos y democráticos; y parten de tres principios fundamentales: el derecho humano a la comunicación, los medios como instrumentos para la libertad de expresión y la democracia, y el espectro radioeléctrico como un bien público que los Estados deben administrar con criterios transparentes y democráticos”.

El pronunciamiento agrega que “Quienes promovemos la democratización de la comunicación, buscamos el reconocimiento legal y en igualdad de condiciones de los medios públicos, privados y comunitarios; la distribución equitativa de las frecuencias analógicas y digitales, mecanismos transparentes e incluyentes para asignar las concesiones de radio y televisión, y medidas antimonopólicas para contrarrestar la concentración de la propiedad mediática. También propiciamos medidas como la defensoría del público; el derecho de rectificación y respuesta, la asignación transparente y equitativa de la publicidad estatal, acceso universal al internet y promoción de la cultura nacional”.

“Esta perspectiva democrática contrasta con la visión mercantil de los conglomerados mediáticos representados en ASDER, UNARCA y AIR. Para estos grupos concentrados la comunicación es un negocio, los medios son instrumentos para el lucro y las frecuencias radioeléctricas son bienes privados de explotación comercial que se pueden comprar, vender o alquilar. Estos oligopolios mediáticos asumen el discurso de la libertad de expresión para defender sus intereses empresariales, manipular informaciones y opiniones, y para mantener la hegemonía neoliberal”, agrega el comunicado.

Por tal razón, ARPAS y ALER hicieron un llamado a “los medios de comunicación democráticos, a las organizaciones populares y cristianas, a las instituciones académicas y a los gobiernos que son sensibles a estas propuestas, a continuar con el esfuerzo de democratizar la comunicación para profundizar la democracia”.

 Lea el pronunciamiento completo de ARPAS y ALER aquí

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *