DECLARACIÓN PÚBLICA: “Exigimos abrir el debate de las comunicaciones al conjunto de la sociedad”

teleDiversas  iniciativas de ley, en el ámbito de las comunicaciones,   están siendo tramitadas por el Poder Legislativo, instancias que han contado con escaza  participación ciudadana, ante ello organizaciones de comunicacion de base, hacen pública la necesidad de ampliar el debate, superando los aspectos técnicos y considerando la voz de las actorías sociales  en comunicacion.

I.- Introducción y/o Fundamentos

Los canales de televisión llamados “comunitarios” y/o “populares” de Chile o medios del Tercer Sector de la Comunicación (en adelante TSC) son aquellos en que se agrupan medios de comunicación que no pertenecen ni surgen del ámbito publico-estatal, ni menos responden a la lógica privada-comercial, y que, por lo tanto, aspiran a representar los intereses del sector social en que se encuentran insertos. Como consecuencia de sus principios no persiguen fines de lucro y su legitimidad está dada por sus propias comunidades y en este sentido planteamos que: nuestro derecho a existir debe ser respetado. Tenemos un catastro de 25 de estos canales, que existen hace más de 12 años.

Los medios del TSC son importantes instrumentos para capacitar a los ciudadanos y alentarles a participar activamente en la sociedad civil; que enriquecen el debate social y representan un instrumento de pluralismo interno (de ideas). Los medios del TSC constituyen una importante fuente de contenido local y alientan la innovación, la creatividad y la diversidad de éste, atendiendo a diversos grupos específicos a los que otros medios de comunicación ignoran. Considerando que una de las debilidades principales de los medios del TSC es la ausencia de reconocimiento legal, los medios que firman este documento, expresan su interés en ser participes de las decisiones que competen a su quehacer, por lo que presentan ante la Comisión de Ciencia y Tecnología del Congreso Nacional estas reivindicaciones.

Desde mediados de esta década que se vienen discutiendo en nuestro país diversos aspectos relativos al desarrollo de la televisión, proyectos como el de la digitalización de la misma, reformulaciones del rol de la TV estatal, etc. Consideramos que esta discusión ha sido monopolio de elites económicas y políticas, alejando la discusión de una real información al conjunto de la población, de sus alcances y proyecciones y, lo que es más grave, no considerando a un actor relevante del medio de comunicación audiovisual como son las TSC.

II.- Reivindicaciones

1.Considerando que en la actualidad, el articulo 2º de la Ley de telecomunicaciones establece que “Todos los habitantes de la República tendrán libre e igualitario acceso a las telecomunicaciones y cualquier persona podrá optar a las concesiones y permisos en la forma y condiciones que establece la ley”.

2.Ante lo anterior, exigimos abrir el debate de las comunicaciones al conjunto de la sociedad y que no quede cerrado dentro de una comisión de expertos. Excluyendo a los actores sociales directamente afectados en este tema, como es el caso de los medios del TSC.

3.Exigimos hacernos parte de la tendencia mundial y regional de apertura de espacios de comunicación ciudadana. Considerando la comunicación como un derecho fundamental e inalienable que aporta a la profundización de la democracia, como al real ejercicio de los Derechos Humanos.

4.Exigimos que el Estado vele por que se respete el derecho a la Comunicación, que es uno de los derechos Económicos, Sociales y Culturales de las personas y los pueblos, estipulado en instrumentos internacionales de Derechos Humanos ratificados por Chile.

5.Este derecho incluye participar en procesos de comunicación, teniendo derecho al uso y al acceso a los recursos de los servicios de comunicación.

6.Considerando además que el derecho a la libertad de opinión, de expresión, de información y de asociatividad están consagrados en la Constitución Política del Estado.

7.Demandamos que se determine e identifique el espacio en que intervienen los operadores comunicacionales actuales, ligados principalmente al medio empresarial y de culto religioso, que en lugar de velar por la libertad y la diversidad de comunicación, acaparan el espectro radioeléctrico.

8.Consideramos que frente a las ofertas del Mercado, el Gobierno debe optar por la Norma Europea (con tecnología estándar), la que facilita la generación de nuevos y diversos medios del TSC.

9.Exigimos que un tercio del espectro radioeléctrico se asignará  para el TSC.

10.Considerando que el espectro radioeléctrico es un recurso escaso, y que sólo es posible de asignar a un número determinado de operadores; demandamos que se otorgue una distribución equitativa de éste, por lo que el Estado deberá tomar las medidas necesarias para que los medios del TSC cuenten con las condiciones técnicas y económicas adecuadas para la prestación de dicho servicio.

11.Por lo anterior, demandamos que la asignación de licencias sea regulado por el Consejo Nacional de Televisión, cuyo Directorio deberá estar compuesto, al menos, por un tercio de representantes de la sociedad civil, vinculados al TSC, que serán elegidos mediante elección popular.

12.Las concesiones durarán para todos los medios estatales, públicos y del TSC igual periodo de tiempo, sin distinción o discriminación alguna.

13.Los medios del TSC son intransferibles a título oneroso.

14.Ninguna empresa o empresario, que tengan fines de lucro podrá tener la concesión de un medio del TSC.

15.Se respetará en primera instancia en términos de concesión a los medios del TSC ya existentes al momento de entrada en vigencia de la normativa.

16.Como propuesta de financiamiento, los canales privados deberán pagar un impuesto específico, el cual servirá para la financiación de los medios del TSC.

17.El Estado destinará un subsidio a los medios del TSC equivalente a un tercio del gasto total que emplea anualmente en publicidad a través de los medios privados.

18.Los medios del TSC no son representativos de organismo gubernamental ni institución alguna y, por ende, no deben ser confundidos con canales municipales ni locales, no son tampoco medios pertenecientes a algún partido político. Por esto, los medios del TSC no pueden prestarse para proselitismo político.

19.Demandamos que se reconozca el rol de los comunicadores sociales, que trabajan en los medios del TSC, en la sociedad. Y se les otorgue una acreditación de prensa.

20.A nivel programático, los medios del TSC deben asegurar una distribución equitativa de su programación, incluyendo contenidos que traten temáticas de Derechos Humanos, de memoria histórica, de género, de pueblos originarios y que considere porcentajes específicos de programación educativa, cultural y deportiva.

Redes de Medios del Tercer Sector de las Comunicaciones de Chile
Santiago, 14 de julio de 2009

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *