Si Seguimos Así Nos Quedaremos Sin País

Por Marco Contreras Mella *

Nuestros abuelos nos decían desde pequeños que: “cuando hay truenos y relámpagos había que esconder o tapar el hacha, las tijeras, agujas, cuchicos, alejarse de la ventanas y cubrirlas, no salir al campo o la calle. Cuando había un temblor ponerse debajo de las puertas, mesas o las vigas grandes”. La biblia dice que “el hombre necio construye su casa a las orillas de los ríos, el sabio sobre roca firme”, parábola para la fe y pero se popularizo como prevenir en el invierno.

Esa es una de las claves que debemos resolver y con tiempo en Chile, PREVENIR.

Somos el país más sísmico del mundo, aquí se encuentran cerca de 2000 volcanes y muchos de ellos activos. Nuestras costas están propensas a marejadas y maremotos (tsunami), por el choque constante de las placas del Pacífico con la Continental, las personas siguen construyendo en quebradas o cerros, apilados como papas. Mientras las grandes inmobiliarias controlan el suelo urbano y construyen sin control (cuantos edificios se cayeron o quedaron con daños estructurales en Concepción y no hay ningún ingeniero preso) y las forestales arrasan con pinos y eucaliptus secando las napas de agua subterráneas de nuestros campos. Hay pueblos enteros sin el vital elemento y no es necesariamente por la sequía. Por eso en gran medida el hacinamiento urbano de miles de desplazados pobres que hacen crecer aún más las ya pobladas ciudades.

El terremoto y maremoto del 27 F del 2010, demostró una vez más, cuan vulnerables somos en la construcción y comunicaciones. Sin embargo todavía las costas están llenas de conteiners. Los incendios de Valparaíso, como de los bosques nativos de Araucarias y ahora las lluvias en el norte del país. Nos muestran como un territorio que no ha sido conquistado. LA PREVENCIÓN o la falta de ella se han convertido en vergüenza nacional e internacional.

Las universidades y la educación en general de los profesionales esta por el suelo y se la llevan las catástrofes naturales y humanas en un abrir y cerras los ojos. No es posible que los Colegios Profesionales y el Estado no capaciten, controlen y velen por el PROFESIONALISMO de quienes construyen y gobiernan Chile. Da la impresión que es el lucro desmedido del modelo económico imperante que se imparte, importe más, que los habitantes y la naturaleza toda.

La prevención de nuestros abuelos y pueblos originarios es SABIA, la que da la vida en el constante aprendizaje con la naturaleza, el respeto por ella y el no sobrecargarla y explotarla a cualquier costo.

Es urgente que todo el país, empezando por los que nos gobiernan, las universidades y los profesionales que salgan de ella, el ciudadano y ciudadana de mar a cordillera, de norte a sur e islas del hermoso Chile, aprendamos a cuidar la tierra en que nacimos, a prevenir y estar alertas cuando esta nos habla. O si no, nos quedaremos sin país.

*Téc. en Turismo y Prof. de Historia y Cs. Sociales.

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *