Cuando la información no tiene género

generoPor Sonia Santoro / Página12

La investigación, que fue presentada en un congreso en Montevideo, pone en números una realidad que excede ese país. Sólo en el 13 por ciento de las noticias aparecen mujeres políticas como fuente o actoras de la información. El papel de los medios y de las políticas.

Sólo en el 13 por ciento de las noticias uruguayas aparecen mujeres políticas como fuente o actoras de la información. El porcentaje se repite en las noticias acompañadas con imágenes (14 por ciento). Además, las políticas aparecen sólo en el 9 por ciento de las noticias de esa sección que llegan a las portadas o los titulares de los medios. El sentido común lleva a asociar estos números con la baja representación de las mujeres políticas en ese país. Sin embargo, las expertas señalan que los medios pueden promover cambios y no lo están haciendo. “¿Por qué preocuparnos por la imagen de las mujeres, por la perspectiva de género? Porque fundamentalmente las mujeres somos la mitad de la población, no somos una minoría”, planteó Lilián Celiberti, coordinadora de Cotidiano Mujer, la organización que llevó adelante el monitoreo.

“Hay que concebir este tema, el de nuestra participación en los medios de comunicación y la representación en los espacios políticos, como un déficit de la democracia”, dijo Mónica Xavier, presidenta del Frente Amplio, en el seminario “Las mujeres en el medio de los medios. Horizontes mediáticos de igualdad”, organizado en Montevideo por Cotidiano Mujer y la Comisión de Género de la Asociación de la Prensa de Uruguay (APU). “Democratizar los medios significa que a través de los medios se escuchen todas las voces, y si analizamos la agenda de las noticias día a día, nos damos cuenta de que el 80 por ciento de las cosas que suceden no están”, planteó Silvia Techera, vicepresidenta de la APU. Aunque también puso el foco en la responsabilidad de las propias políticas: “Tenemos que ver también cómo las mujeres políticas van a demandar a los medios”.

Allí se presentaron los datos preliminares del “Monitoreo de la presencia/ausencia de las mujeres políticas en los medios. Desafíos para el 2014”, realizado durante mayo en doce medios uruguayos (de TV, radio, diarios e internet), por un equipo liderado por la socióloga María Goñi. “Uruguay, a pesar de haber sido uno de los países que aprobó primero el voto universal de la mujer, es uno de los de menor representación actualmente”, dijo Goñi. “En el Parlamento somos un 14 por ciento y somos el 52 por ciento en la sociedad. Somos una cámara hemipléjica. Es una Cámara, la nuestra, que no representa a la sociedad”, coincidió Martha Montaner, secretaria general del Partido Colorado.

Recién en 2009, Uruguay aprobó una ley de cuotas –mecanismo de acción afirmativa que en Argentina fue aprobado en 1991– que se aplicará en las elecciones nacionales y departamentales del 2014, pero por única vez. “Hicimos cambios significativos en salud sexual y reproductiva, en interrupción voluntaria del embarazo, en matrimonio igualitario, pero sigue siendo una tragedia griega discutir por un período más la ley de cuotas, cuando nuestro país es signatario de la Cedaw, que avala de acciones positivas para acelerar los pasos para promover que se revierta la desigualdad”, dijo Xavier.

Observando los medios

El monitoreo abarcó el mes de mayo, de lunes a viernes, en un total de 23 días. Se recortó el universo de mujeres políticas que tienen roles en el gobierno y en partidos políticos y en parlamentos. Además de los medios tradicionales, también se hizo un relevamiento de Twitter.

Se relevaron 1495 noticias. El primer dato que se obtuvo es que en el 72 por ciento de los casos sólo aparecen varones políticos, ya sea como fuentes o actores de la información, mientras que en el 13 por ciento aparecen sólo mujeres. En el resto aparecen los dos.

El 72 por ciento de esas noticias no están en las portadas o titulares de los medios. Dentro del 28 por ciento que llega a las portadas o titulares de los medios se observa que los varones aparecen en un 60 por ciento de los casos mientras que las mujeres en el 9. En un 10 por ciento están ambos, y el resto de las notas no nombra a políticos.

Dijo Goñi: “El espacio de la participación política es escaso y en los medios se cierra aun más el circulo. Las que aparecen son Mónica Xavier, Lucía Topolansky, Daisy Tourne y, más atrás, Martha Montaner, Analía Piñeyrúa”. Siempre las mismas.

Del total de las noticias con fuentes políticas, dice el monitoreo, las mujeres son consultadas sólo en el 19 por ciento de los casos.

Monotemáticas

¿Y sobre qué temas son consultadas las mujeres? El monitoreo los dividió en temas programáticos (cualquier posicionamiento sobre una política pública) y no programáticos o coyunturales (por ejemplo, internas partidarias o disputas políticas).

Las mujeres son consultadas sobre temas programáticos: salud, derechos sexuales y reproductivos. En cambio, para los hombres la lista es más diversa: economía, seguridad, drogas, agenda internacional, comunicación.

Como actoras están involucradas en temas coyunturales. Los hombres, si bien también están en temas coyunturales, siguen hablando de los temas programáticos. Es decir, los hombres hablan de muchas más cosas y están representados de diversas formas. Inclusive ese mes también fueron más consultados los varones políticos sobre el aborto.

“Una a veces no sabe cómo manejar el limitarte a un tema. La necesidad de trabajar un tema te termina encasillando. Pero si no hablás, ¿quién habla? ¿Es un espacio perdido? No es fácil manejar esa tensión”, planteó Xavier.

En relación con Twitter, se observó que reproduce las tendencias. Si bien los medios están comenzando a desarrollar esta herramienta, el 27 por ciento de las noticias donde aparecen sólo varones son tuiteadas, mientras que el 17 por ciento de aquellas en las que aparecen sólo mujeres son tuiteadas.

Otro dato es que la mayoría de las noticias no desafía ni refuerza los estereotipos de género. Esa aparente neutralidad tiene también mucho que decir.

Desafíos

El monitoreo mostró evidencias sobre las continuas falta de equidad en la representación de las mujeres políticas en los medios, falta de representación que viene también de la baja participación de las mujeres. “A esto de que estamos subrepresentadas, porque somos pocas y generamos poca información e información sesgada por género, se suman las elecciones y jerarquizaciones que hacen los mismos medios”, reflexionó Xavier.

Entre los desafíos, tanto para la política como para los medios, se planteó que es necesario ampliar las fuentes de información y al mismo tiempo que las mujeres políticas tienen que producir más hechos noticiosos. Esto de la mano de promover la formación específica de las mujeres políticas en su relación con la prensa, para que puedan generar estrategias para moverse en ese espacio. Al mismo tiempo hay que trabajar con esa división sexual temática que existe. Así como estimular la real incorporación de la mirada de género en la producción y difusión de la información.

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *