Cruz Verde: La farmacia que prefiere pagar demandas laborales, que subir el sueldo de sus trabajadores

Vivian González

En huelga indefinida se encuentran alrededor de 844 trabajadores/as de Cruz Verde, movilizados por primera vez a lo largo de todo Chile. ¿La razón? Piden un aumento salarial, y terminar con el sistema de comisiones que no les permite tener un sueldo estable.

La mesa de diálogo y los intentos de negociación superaron el mes, y sus trabajadores siguen en pie, en las calles, en huelga, pues como dice Liliana Ramírez y Oscar Cabello, funcionarios de Cruz Verde hace más de 16 años,  esta vez cuentan con un Sindicato, el único que no ha sido disuelto por los altos mandos, tras 4 intentos anteriores de agruparse.

En los medios de comunicación masiva poco y nada ha aparecido sobre la huelga. Óscar comenta que algunos compañeros fueron entrevistados por “el canal de todos los chilenos”, sin embargo la nota nunca apareció en la prensa. El porqué es claro, la publicidad de Cruz Verde está en la mayoría de los canales de televisión, radios, y periódicos, por ende han silenciado absolutamente las prácticas antisindicales, ilegales y siniestras de la farmacia contra sus trabajadores.

¿Cuáles son estas prácticas? Liliana y Óscar lo explican. “El sueldo base de las personas que llevan más años desempeñándose en la farmacia es de 20 mil a 75 mil base; para aumentarlo la empresa te exige vender una cantidad de productos que están en el mesón a $990, tienes que vender 35 productos, y esa cantidad tiene que generar una venta de $40.000. Si tu vendes eso al día, ganas $2.000 pesos imponibles, o sea $1600 pesos. Y si llegó a vender la cantidad pero no el monto perdí, y si me falta un producto por vender, perdí”.  

La comisión es una práctica ilegal, según la Ley de Fármacos que entró en vigencia este año, y es además una fuerte presión que afecta la salud de los trabajadores, que son obligados a engañar a la gente al vender medicamentos que no quieren y son más caros, ya que sólo de esta forma logran aumentar su sueldo a fin de mes.

Uno se siente pésimo haciéndolo, pero la necesidad tiene cara de hereje, y si yo no lo hago no voy a ganar plata”.

Los ejemplos de prácticas siniestras y engañosas suman y siguen. Óscar cuenta que “el paracetamol es un genérico que tiene un valor de $390 pesos; dentro del mix de medicamentos que tú debes vender para aumentar tu sueldo ponen uno a $990 que puede ser Geniol o Tapsin. Tú entras a la farmacia y pides un paracetamol, ¿cuál te van a vender a ti? el de $990 y la gente que no sabe lo compra. De mala gana muchos venden genéricos, porque no ganas ni un peso, no sirve ni para la venta diaria, incluso algunos dan recetas cambiadas para vender medicamentos que dejen un poco de dinero. Ofreces uno que es igual pero con otro nombre, la persona gana, gano yo, y gana la empresa”.

Por esta y otras prácticas Cruz Verde es la farmacia N° 1 en demandas laborales en Chile, pagando a la fecha más de 200 millones por multas derivadas de infracciones a la normativa del trabajo. Como dice Liliana y Óscar “ellos prefieren pagar las multas y seguir jodiendo a los trabajadores”. Pero ¿quién está detrás de Cruz Verde? Se trata de Guillermo Harding Alvarado, ligado a las empresas Socofarm, Maicao, Munich, SN empresa constructora, Chile Valores, Tarjetas de Crédito Solventa, GMO y Club Everton.

No es una persona a la que vayamos a dejar en la quiebra por aumentar nuestros sueldos” dice Liliana, agregando que además posee farmacias en Colombia y Costa Rica, y que en esta última se encuentra en juicio por fraude, tras ser denunciado por sus socios. Están luchando contra un gigante y lo saben, sin embargo se niegan a dejar de movilizarse.

Chile es de los pocos países donde existe la Ley de reemplazo. Hoy las y los trabajadores en huelga están siendo reemplazados y las denuncias por ello alcanzan las 260 en todo Chile. La gente que los reemplaza, en su mayoría, no tienen carnet para vender y no cuentan con cursos que los capaciten, por eso Liliana y Óscar llaman a no comprar en Cruz Verde, porque no hay personas capacitadas para despachar medicamentos, ya que el personal con experiencia está en las calles luchando por un sueldo fijo.

Chile es un país solidario, o al menos eso nos hacen creer, por eso Liliana Ramírez y Oscar Cabello, quienes llevan más de 35 días movilizados piden que solidaricemos con los trabajadores en huelga y no compremos en Cruz Verde. Es lo mínimo que podemos hacer por ellos, y por tantos y tantas trabajadoras que siguen luchando y soñando con el “Chile, la alegría ya viene”. 

Fuente: La Radioneta

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *