Cristian Flores: “Me han ofrecido Plata para que Deje la Dirigencia”

El Desconcierto

Cristián Flores, Presidente Comité de Defensa Personal de Caimanes: “Me han ofrecido Plata para que Deje la Dirigencia de la Comunidad”

Apenas apareció por la redacción de El Desconcierto fue evidente que Cristián Flores forma parte de esa potencia propia de los movimientos sociales que ha encantado a amplios sectores de nuestra sociedad en estos años. No tiene ni el modo de hablar ni la biografía de los jóvenes universitarios que hoy captan las cámaras con más frecuencia, pero tiene el brillo, la locuacidad y la inteligencia de los dirigentes de hoy.

Por Rodrigo Ruiz-Fotografía Freddy Briones Parra

Llegó a Santiago por pocos días a difundir la lucha de la comunidad de Caimanes y a participar en la Marcha por el Agua del pasado 22 de abril. Vino, como se decía antes, “de provincia”, de la comunidad de Caimanes, una pequeña localidad nortina situada en el sector cordillerano de la comuna de Los Vilos que tiene aproximadamente 2.000 habitantes, y que desde hace más de 10 años está atravesada por un conflicto con Minera Los Pelambres, uno de los 10 yacimientos cupríferos más grandes del planeta, propiedad del Grupo Luksic, el más rico de Chile y el 35 del mundo según el ranking Forbes 2013.

En 2010, once comuneros mantuvieron una huelga de hambre por 81 días para demandar el cierre del tranque de relave minero El Mauro, el más grande de América Latina. Un tranque de relave es, sencillamente, un gran contenedor de material de desecho de la extracción de cobre, compuesto por material molido y agua con reactivos. En este caso, Minera Los Pelambres construyó el tranque justo sobre las vertientes que dan origen al Estero de Pupío, obstruyendo y aislando las fuentes de agua al inyectar concreto y otras sustancias.

Cuéntanos en qué situación está el conflicto en este momento.

Después de 10, 12 años de lucha esta no es una etapa final, hay varios juicios que son parte importante de la lucha y que se están viendo en diferentes Cortes del país. Meses después de no aceptar una oferta de la empresa me tiraron una querella por asociación ilícita, y otra por unos desórdenes públicos que yo ya había pagado. Estuvimos 60 días en juicio oral, pero el fallo del Tribunal Oral de Ovalle fue espectacular, imagínate que estaban acusando a nuestros abogados y a mí me estaban pidiendo más de 20 años de cárcel. Y salimos todos libres, ninguno de los delitos que nos imputaron fueron verídicos. Fueron derrotados por nuestros abogados y por la comunidad. A mí me hicieron escuchas telefónicas ilegales, porque el juez dio la orden por 60 días y ellos se pasaron en 6 días y las aportaron al juicio igual. Ahí uno ve lo complejo que debe ser en otras comunidades donde no tienen abogados ni medios para defenderse.

Cuando la minera nos demandó y nos llegó esta tremenda querella, para nosotros fue terrible. En una oportunidad los fiscales nos dijeron que asumiéramos la asociación ilícita y los delitos y no nos comiéramos el juicio de 60 días, y nosotros le dijimos no, ¡vamos a juicio! Ellos buscaban que ningún abogado, que ningún dirigente se atreviera a ser oposición a estas grandes empresas, porque ellos violan todas las leyes, ellos cambian los informes, y para nosotros saber cómo funcionan ellos ha sido súper difícil, imagínate cuanta plata ha tenido que gastarse la comunidad.

¿Cómo pagan a los abogados?

Entre todos. Los abogados que tuvimos que contratar para nuestras defensas cobraron 40 millones de pesos para el juicio de Ovalle. Nosotros tuvimos que contratar un staff de abogados, de los cuales me siento muy orgulloso por la garra y el empeño que le pusieron. Alex Caroca, un gran abogado, un gran alegador, un maestro del derecho, y también la defensoría penal pública. Vimos estudios que cobraban 140 millones de pesos y cuando se les presentó el caso y supieron que era contra los Luksic se tiraron para atrás.

Mientras estos juicios ocurrían, ¿la minera seguía trabajando?

Lo que pasa es que el juicio donde nos acusan penalmente a los abogados y a mí, estratégicamente era bueno. Nosotros le tenemos cinco demandas a la minera, por Obra Nueva, Obra Ruidosa, por Nulidad de Avenimiento y varias cosas más. Pero como ellos tienen 100, 200 abogados, y nosotros solo teníamos a los abogados que estaban acusados más los otros, la idea de ellos eran tenernos 60 días en Ovalle para que no pudiéramos asistir a las Cortes o a los juicios en primera instancia, y que en esos días los otros juicios avanzaran. Estratégicamente nos han dado por todos lados.

¿Y cómo resiste todo eso la organización social?

Eso ha sido muy complejo porque la minera ha intentado que gente que está en el movimiento se descuelgue. Les dicen “te doy un proyecto de 5 millones para que arregles tu casa, te doy otro proyecto para que hagas una panadería, para que coloques una librería, te vamos a hacer cursos de soldador al arco, maestro enfierrador”, cursos que duran un mes. La Minera le paga esos cursos a la gente, de 300 o 400 lucas.

¿Y les ha hado resultado?

Muy poca gente se ha descolgado, yo diría un 1 por ciento.

El agua

¿En qué está el problema del agua hoy?

No hay agua en el río y hay contaminación. Necesitamos hacer un estudio para demostrar que efectivamente el agua está contaminada, pero los que hacen los estudios están del lado de las mineras. Te voy a poner un ejemplo. Hace varios meses atrás se mandaron a hacer estudios de agua del río para saber si hay metales pesados o no. Hizo estudios el Colegio Médico, la Policía de Investigaciones y el Gobierno. La PDI fue la primera que emitió un informe impactante para la comunidad, donde dicen que el agua no es apta para consumo humano ni animal, ni para riego, por las altas concentraciones de material pesado; el Colegio Médico, lo mismo. Y resulta que el Gobierno dice que en los estudios de ellos el agua es apta para la vida humana.

Entonces ¿cómo se abastece de agua el pueblo ahora, en abril de 2013?

Con camiones aljibe, para bañarse, para tomar, para todo. La agricultura murió toda, y la ganadería también. Allá se hacían 20 mil o 30 mil kilos de queso de cabra, se cosechaban porotos, papas, era un potencial económico importante. La cuarta región tiene muy marcada sus 4 estaciones, entonces producto que se tiraba a la tierra, salía. Ahora no se da nada.

¿Por qué hay contaminación?

Ese tranque debería haber tenido una carpeta negra de cemento dentro de la cubeta, una impermeabilización. No pusieron nada. En la maqueta que ellos hicieron para que les aprobaran el proyecto está, pero en la realidad ese tranque nunca va a dejar de filtrar.

La dimensión política

Te propongo pasar a otro tema, ¿cuál es tu opinión sobre las candidaturas parlamentarias de los dirigentes sociales que se vienen perfilando desde las movilizaciones del 2011? ¿Podrán impactar el mundo político con una fuerza reformadora?

Yo soy dirigente hace cinco años en la comunidad de Caimanes. Fui elegido por el Comité de Defensa de la Comunidad, y nos hemos ido dando cuenta de que en gran parte de las problemáticas los dirigentes políticos son parte del problema. Y claro, más de una vez la gente de la asamblea nos ha propuesto que pudiéramos llegar a ser el alcalde, o ser concejal, o llegar al Parlamento, pero uno se va dando cuenta que si vas solo y llegas allá sin tener mucho apoyo, va a ser complicado.

En los políticos hemos notado mucha traición, son demasiado cómplices de las empresas, son gente que las colocó allí una minera, una forestal. Al menos en el caso de nosotros, sabemos que la Concertación es financiada por los Luksic.

Pero aun aceptando ese hecho, podemos preguntarnos por la posibilidad de que otro tipo de dirigentes llegaran a esos cargos no de la mano de los intereses económicos, y que pudieran hacer por tanto una gestión del lado de la gente.

Muchas veces me lo han propuesto, y muchas veces me han criticado que lo rechace. Yo creo que si no vamos a llegar con una amplia mayoría al Parlamento o a una municipalidad, si son muy pocos, se tendrán que adaptar al sistema que tienen ya los diputados y los senadores. Y si no te adaptas, te aíslan. Y quizás después esta misma gente lo va a ver como una posibilidad de trabajo. Porque no son malas las lucas, hay que decirlo.Como yo lo veo, para que el cambio venga en una solución para el país tiene que haber un cambio profundo a nivel social más que parlamentario.

Entonces le das mucha más relevancia a un movimiento social fuerte que al trabajo en el Parlamento.

Si, absolutamente. De otra manera lo veo difícil. Muchas veces hemos apoyado candidatos en nuestras comunas y han ganado. Y después fuimos traicionados por ellos mismos, por los mismos que nos dijeron que iban a ser la solución para nosotros. Y resulta que llegaron a su puesto y luego su discurso cambió totalmente.

Que vayamos dos o tres dirigentes sociales a un Parlamento cuando sabemos de las presiones políticas y de los grandes empresarios, no creo que sea la opción. En Caimanes muchas veces me han tentado, me han ofrecido plata para que deje la dirigencia de la comunidad.

¿Fueron a tu casa? ¿Cómo fue?

Una vez nos encontramos acá en Santiago con un ejecutivo de Minera Los Pelambres con el que teníamos contacto en la zona y me dijo “mira, Cristián, nosotros creemos que ustedes no van a llegar a puerto con estas demandas. Pon tú las condiciones para salirte de este conflicto, porque en realidad ustedes no van a llegar a ningún lado, los abogados que ustedes tienen no son de pelea larga, los vamos a agotar económicamente. Tú debieras proponernos la formula para que te puedas salir de esto. Aquí esta el papel, pon tú las condiciones, y nosotros firmamos lo que quieras, pero tienes que dejar la dirigencia y formar parte de nuestras filas en la compañía, nosotros consideramos que eres un activista importantísimo y nos gustaría contar contigo”. Yo le dije aquí no tenemos nada más que conversar, yo no quiero ser ningún vendido como hay en muchos lugares de nuestro país, yo quiero ver el final de la lucha con ustedes, llenos de honor o llenos de piojos, pero vamos a llegar al final.

Entonces no me pueden proponer plata, no me pueden proponer sacarme diputado, cuando en realidad yo no quiero ser eso, yo quiero ser un dirigente social, no un personaje público. Yo simplemente soy la voz de las necesidades del pueblo y no voy a tomar decisiones.

¿Has participado en algún partido?

No. A mí me desilusionó ver cómo trabajan ellos, cómo mienten, cómo operan en los procesos, yo creo que uno de los problemas más graves en algunas partes del conflicto fue haber dejado entrar a algunos políticos en algunas escenas.

¿Por ejemplo?

En una oportunidad fuimos invitados a la Cámara de Diputados y yo llené un bus con gente de Caimanes porque les dije que quería que fueran testigos de lo que se hablaría en el Congreso. Estábamos en la Cámara en una mesa con 24 diputados y por atrás estaban las 80 personas que habían ido conmigo, en la misma sala, los metimos a todos, si ellos no entraban yo no entraba. Los que no alcanzaron a entrar tenían una pantalla. En esa oportunidad nos ofrecieron ir a conocer el conflicto a la comunidad, y fuimos. Llegó la presidenta de la Cámara, que en ese tiempo era Alejandra Sepúlveda, llego también el doctor Accorsi, Marcelo Díaz, Lemus, del distrito de nosotros. Adriana Muñoz, que también es de nuestro distrito, no fue porque sabía que no podía llegar ahí, ya estaba manchada con el conflicto, sabía que la íbamos a dejar muy mal. La presidenta fue con la asamblea, en ese tiempo estábamos con la huelga de hambre. Entramos a Portones para poder entrar al tranque, y ahí estaban todos. La gente de la Minera ya se había dado el dato que estaba la presidenta de la Cámara y le dijeron que no había problema con que ella entrara, pero que yo no podría entrar, porque tenían conflictos conmigo. Entonces ella frente a todo el mundo se comprometió a que habría una comisión investigadora en la Cámara de Diputados y que el primer tranque en ser fiscalizado iba a ser el de Pelambres. En dos semanas más la Comisión va a estar aquí, dijo ella. Han pasado dos o tres años y nunca más se supo nada, nunca más emitieron ninguna opinión, la gente en Caimanes quedó con una ilusión tremenda. Ahí te das cuenta que no son honorables, son unos pelafustanes nomás.

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *