Corte rechaza recurso que buscaba dejar sin efecto censura a directiva de Sindicato Huachipato

escrito por TBB  
logohuachiFue rechazado el recurso de protección que buscaba dejar sin efecto la censura a la directiva del Sindicato N°1 de Trabajadores de Huachipato, que se tradujo en el cambio del directorio de dicha organización y la salida de gran parte de sus integrantes.

En fallo de fecha 8 del presente, la Tercera Sala de la Corte de Apelaciones de Concepción, integrada por los ministros Leonor Sanhueza y Diego Simpértigue y el abogado integrante Carlos Álvarez,  señalan que lo planteado por los recurrentes “no es posible discutirlo en un procedimiento de estas características, atendido que se han denunciado como infringidas una serie de normas legales y reglamentarias, así como también se han detallado hechos, discutibles por cierto, propios de la actividad gremial, lo que es de competencia del Juzgado de Letras del Trabajo…”

Tampoco se denuncian con precisión infracciones constitucionales, salvo el Derecho de Propiedad, en lo que dice relación con la propiedad de los cargos directivos.

El mencionado recurso fue interpuesto el 18 de julio de 2013, por Oscar Gómez Quiroz, Juan Carlos Mora Rodríguez, Héctor Medina Alegría, Luis Rivera Silva y Jaime Concha Mora, Secretario, Tesorero y Directores, respectivamente, del sindicato N° 1 de Trabajadores de la Empresa Compañía Siderúrgica Huachipato S.A.,  en contra de Mónica Aguilera Ortíz,  Presidenta del Sindicato de dicha organización sindical.

Fundaron su presentación en que el 5 de julio de 2012 se celebró reunión general de socios del Sindicato, con la finalidad de dar antecedentes a los socios sobre un proceso de reestructuración anunciada por la Compañía Siderúrgica Huachipato, que se temía afectará a gran número de socios, y  sobre los resultados de una negociación colectiva anticipada, para lo cual la asamblea los mandató previamente. Sin embargo, dicen los recurrentes,  “la Presidenta transformó esa reunión informativa en una Asamblea General Extraordinaria para recolectar firmas para presentar una petición de censura en contra de toda la directiva sindical compuesta por siete directores“. Agrega que posteriormente citó a Asamblea Extraordinaria para el 18 de julio para la elección de la Comisión Electoral, con motivo del proceso eleccionario de la nueva directiva sindical, antes de que siquiera se efectúe la votación de censura, y citó para los días viernes 19,  lunes 22 y martes 23 para realizar la votación de censura de la directiva sindical.

Consideran los recurrentes que la actuación de Mónica Aguilera trasgredía normas legales y estatutarias con el fin de  “obtener la censura de la directiva sindical y la elección de una nueva directiva, todo con el propósito de privarlos de sus calidades de dirigentes sindicales”.

En su descargo, la recurrida explica que en directorio se había acordado convocar a una asamblea extraordinaria los primeros días de julio para explicar los términos en que se estaba produciendo la negociación colectiva con la empresa, y luego de haberse citado mediante carteles pegados en distintos lugares de la empresa.

Agrega que esta asamblea se pudo realizar ya que se enviaron las citaciones mediante correos electrónicos, pues los carteles fueron retirados por algunos miembros del directorio y personal de la empresa, lo cual generó gran malestar en muchos socios, asistiendo cerca de 900.

En esa oportunidad, los mismos socios levantaron la idea de pedir la censura de la mesa directiva, aspecto que se trató al término de la asamblea extraordinaria, donde unos 300 socios adoptaron el acuerdo. Para tales efectos y ante un ministro de fe, se recogieron 314 firmas de apoyo, superando el 20% exigido por la ley para estos efectos.

En ese mismo acto se constituyó la Comisión de Censura y se acordó sostener una siguiente reunión para fundar el voto de censura, lo que se hizo llegar el 9 de julio, remitiéndose a los 7 directores, y la Comisión las remitió a la Inspección del Trabajo. Explica también que los socios pidieron reserva de sus nombres por temor a represalias, y, por otro lado, la empresa no dio ninguna facilidad, por lo que se optó por realizar la votación en tres días sucesivos para permitir la participación de socios que trabajan, en su mayoría, en sistema de turnos rotativos.

Del mismo modo, aclara que la censura afectó a la totalidad de la directiva, incluida la presidenta que era la recurrida en esta acción legal.

Al revisar los antecedentes, la Tercera Sala estimó que el recurso pues no existía garantía constitucional vulnerada y que lo planteado por los recurrentes no correspondía  abordarlo a través de este procedimiento, sino en los Tribunales del Trabajo.

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *