Corte condena a 15 años de prisión a ex carabinero por homicidio de 2 estudiantes ecuatorianos el 73

En fallo unánime, la Corte de Apelaciones de Concepción revocó el fallo de primera instancia en la parte que absuelve al mayor de carabineros en retiro, Fernando Pinares Carrasco de los homicidios calificados de dos estudiantes ecuatorianos el 19 de septiembre de 1973, condenándolo a la pena de 15 años y un día por estas muertes.

El 21 de octubre de 2013, el ministro en visita extraordinaria para causas de derechos humanos, Carlos Aldana, había dictado sentencia en la causa por el homicidio calificado de los jóvenes Felipe Porfirio Campos Carrillo y Freddy Jimmy Torres Villalba. En dicha resolución, Aldana, absolvió a Pinares de toda responsabilidad y condenó a la pena de 15 años y un día de presidio, al ex coronel Sergio Arévalo Cid, quien estaba a cargo del Servicio de Inteligencia de Carabineros, SICAR, en la Cuarta Comisaría de Carabineros de Concepción.

En la etapa de investigación, el ministro Carlos Aldana logró establecer que, entre el 16 y el 19 de septiembre de 1973, Felipe Porfirio Campos Carrillo y Freddy Jimmy Torres Villalba, de nacionalidad ecuatoriana y que se encontraban estudiando en la Universidad de Concepción, fueron detenidos, sin orden judicial ni administrativa competente, por funcionarios de Carabineros que los condujeron hasta dependencias de la Cuarta Comisaría de la ciudad, lugar desde donde fueron sacados -el 19 de septiembre- por personal de Carabineros y trasladados al sector de la desembocadura sur del río Bío Bío, donde fueron encontrados muertos al día siguiente, presentando varios impactos de balas en sus cuerpos

Antecedentes que se señalan en el fallo de la Cuarta de Sala de la Corte de Apelaciones indican que es posible establecer participación de Fernando Pinares Carrasco como autor de los homicidios calificados de Felipe Campos Carrillo y Freddy Torres Villalba, “toda vez, que a la época en que ostentaba el mando del lugar en que se encontraban los dos estudiantes, concertado para su ejecución, facilitó los medios con que se llevó a efecto la muerte de los dos jóvenes estudiantes ecuatorianos, lo cual queda demostrado por el hecho que era la autoridad máxima o Comisario de la Cuarta Comisaría de Carabineros de Concepción, a la cual llegaron las dos víctimas, eludiéndose el registro de su detención a fin de no dejar constancia de dicho hecho, dejándolos en manos de funcionarios policiales de rango menor que procedieron a someterlos a apremios físicos para luego en un operativo en la cual participaron oficiales, subalternos de carabineros, tanto de civil como uniformados, en un gran despliegue de personal y vehículos, fueron llevados hasta la ribera Sur del río Bio-Bio, lugar en que fueron ejecutados a balazos. Estos hechos constituyen una detención y privación de libertad ilegítima de los dos ciudadanos ecuatorianos Felipe Campos Carrillo y Freddy Torres Villalba, que desde su detención y hasta su muerte estuvieron a disposición de sus captores, cuyo responsable máximo es el encartado Pinares Carrasco, manteniendo éste siempre el dominio de los actos y su reprochable desenlace, esto es, la ejecución de dos jóvenes cuya investigación es el objeto de este proceso”.

El fallo unánime fue dictado por la Cuarta Sala de la Corte de Apelaciones, integrada por los ministros Juan Villa, Camilo Álvarez y el abogado (i) Patricio Mella.

escrito por TBB

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *