Congreso Privatizó el Mar Chileno

Por Ricardo Salazar (Radio Placeres)

La Cámara y el Senado en un solo día probaron un informe que permitió aprobar definitivamente la iniciativa, el texto quedó listo para ser ley y este permitirá la implementación de créditos para las salmoneras de parte de la banca.

El proyecto de ley de rescate salmonero, que estuvo casi un año en trámite en el Congreso Nacional, fue finalmente despachado para que se promulgue como ley de la república.

En el día de ayer se aprobó en comisión mixta de senadores y diputados el texto, que en lo fundamental modifica el régimen de las concesiones acuícolas, facilitando su traspaso en hipoteca, pero establecieron que las concesiones quedan fijadas al cumplimiento de normas ambientales y laborales.

En la Cámara el proyecto tuvo 51 votos a favor, 21 en contra y 3 abstenciones, el Diputado Udi Patricio Melero, dijo que la actual legislación efectivamente es un buen marco para la industria, “es una forma de regular las relaciones trabajador empleador y es un buen estándar ambiental para este rubro, muy necesario para el país”. Melero agregó que era necesaria la aprobación de las normas, para finalmente implementar los créditos para las industrias.

El proyecto establece una serie de regulaciones laborales, que incluso contemplan la no renovación de las concesiones acuícolas si es que una firma ha cometido tres faltas a las leyes laborales.

Mientras tanto, en el Senado, el proyecto tuvo 23 votos a favor, 6 en contra y 1 abstención, que contó con el rechazo del PPD Guido Girardi, “así como en dictadura se privatizó el agua, hoy el senado privatizó el mar, para que se pueda hipotecar a los bancos, después de todas las negligencias de las salmoneras”.

“Estamos de acuerdo con respaldar a la industria, pero con el compromiso de un cambio de sus políticas corporativas y productivas, para que se resguarden los recursos naturales de nuestro país, hay que llegar a los estándares de países como Noruega, esta ley es para las grandes empresas”.

El parlamentario señaló que recurrirá al Tribunal Constitucional a impugnar la norma, “no todas las industrias tiene la posibilidad de acceder a bienes nacionales de uso público cuando tiene problemas de producción y quiebra, este es un error y además vamos a ir a instancias internacionales, porque no hay ninguna experiencia de que un bien nacional de uso público sea privatizado”.

Mientras tanto, en la mesa del salmón, que lidera el ex subsecretario de pesca, Felipe Sandoval, señaló las aprehensiones del sector privado con la norma.

De hecho Sandoval, señaló que los artículos laborales de la ley, establecen sobre regulaciones, que podrían perjudicar involuntariamente a las firmas salmoneras, ya que hay una norma que podría desembocar en la no renovación, por práctica antisindical de un tercero, como un contratista. “Es algo ambiguo, ante lo cual nos opusimos, porque puede ser que se comentan acciones antisindicales de un tercero y no de la misma firma salmonera, pero el resto de las normas están bien”.

Sectores ambientalistas argumentan que las regulaciones laborales y sindicales que establece el proyecto de rescate de la industria son aplicadas después de conocerse todas las ilegalidades que cometen las salmoneras.

Además que el texto modifica la ley general de pesca y acuicultura, permitiendo entregar en hipoteca a los bancos las concesiones acuícolas, lo que para diversas organizaciones sociales es interpretado como una privatización del mar chileno.

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

  1 comment for “Congreso Privatizó el Mar Chileno

  1. ostanes
    17 Marzo 2010 at 9:01

    “”Vamos a ir a instancias internacionales, porque no hay ninguna experiencia de que un bien nacional de uso público sea privatizado”.

    Me parece muy bien, sacar a los bancos de la hipoteca del mar, por deficit de apoyo a los medianos, pobre insdustriales de la pesca…!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *