Condenan a prisión a general en retiro de Carabineros por secuestro de 2 campesinos en Chillán

escrito por MEV (TBB)
supremacorteA la pena de 5 años y un día de presidio, sin beneficios, como autor de los delitos de secuestros calificados de Sergio Cádiz Cortés y Gilberto Pino Baeza, ocurridos a partir del 22 de octubre de 1973, en la ciudad de Chillán, fue condenado el general en retiro de Carabineros, Patricio Jeldres Rodríguez.

Así lo dictaminó la Segunda Sala de la Corte Suprema, en fallo dividido, al acoger un recurso de casación presentado en contra de la resolución de la Corte de Apelaciones de Chillán. Se pronunciaron a favor de acoger la casación, los ministros Milton Juica, Carlos Künsemüller, Haroldo Brito y  Ricardo Blanco, mientras que el ministro Hugo Dolmestch estuvo por mantener la resolución de la corte chillaneja.

Sergio Enrique Cádiz Cortés tenía 28 años, era obrero agrícola, Secretario de la Federación de Sindicatos Campesinos “Isabel Riquelme” y militante del Partido Socialista y Gilberto de la Cruz Pino Baeza,  tenía 32 años y era obrero agrícola.

El primero fue arrestado en su domicilio y el segundo en su lugar de trabajo. Sus aprehensores fueron carabineros pertenecientes a la 2da. Comisaría de Chillán. Ambos habían estado detenidos previamente en esa Comisaría y en el Regimiento de Chillán y quedaron en libertad con obligación de concurrir a firmar al Cuartel de Carabineros de Cato. El arresto del 22 de octubre fue reconocido oficialmente por Carabineros, pero se señaló que habían quedado en libertad al día siguiente. Sin embargo, desde esa fecha no se ha vuelto a tener noticias de ellos.

En sentencia de primera instancia, el ministro para causas de derechos humanos de la Corte de Apelaciones de Chillán, Claudio Arias había absuelto a Jeldres Rodríguez, que entonces era teniente y estaba a cargo de la patrulla de Carabineros de la Segunda Comisaría que realizó las detenciones.

Luego de la correspondiente apelación por la parte querellante, la Corte de Apelaciones de Chillán revocó dicho fallo y condenó a Patricio Jeldres a la pena única de 5 años de presidio en su grado máximo, concediéndosele el beneficio de la libertad vigilada.

La abogada del Programa de Derechos Humanos, Patricia Parra recurrió de casación ante la Corte Suprema, tribunal que finalmente revocó la resolución y condenó a Jeldres la pena única de 5 años y un día, sin beneficios, por tratarse de un delito de lesa humanidad, que no admite media prescripción.

En uno de los considerandos del fallo se señala:
“Que sin perjuicio de lo expuesto en la resolución reclamada, atendida la naturaleza de los sucesos pesquisados, es acertado concluir que se está en presencia de lo que la conciencia jurídica ha dado en denominar crímenes contra la humanidad. Efectivamente, el presente ilícito fue efectuado, como es de público conocimiento, en un contexto de violaciones a los derechos humanos graves, masivas y sistemáticas, verificadas por agentes del Estado, constituyendo las víctimas un instrumento dentro de una política a escala general de exclusión, hostigamiento, persecución o exterminio de un grupo de numerosos compatriotas integrado por políticos, trabajadores, estudiantes, profesionales, adolescentes, menores y todo aquel que, en la época inmediata y posterior al once de septiembre de mil novecientos setenta y tres, se les sindicó la calidad de pertenecer ideológicamente al régimen político depuesto o que por cualquier circunstancia fuera considerado sospechoso de oponerse o entorpecer la realización de la construcción social y política ideada por los detentadores del poder, garantizándoles la impunidad a los ejecutores de dicho programa mediante la no interferencia en sus métodos, tanto  con el ocultamiento de la realidad ante la solicitud de los tribunales ordinarios de justicia de informes atingentes, como por la utilización del poder estatal para persuadir a la opinión pública local y extranjera que las denuncias formuladas al efecto eran falsas y respondían a una campaña orquestada tendiente a desprestigiar al gobierno autoritario. Así, personas que se sirven de medios e instrumentos estatales para perpetrar tan graves crímenes contra los derechos y libertades fundamentales del individuo, se envuelven en un manto de impunidad tejido con recursos propios del Estado”.

Asimismo, el máximo tribunal de justicia consideró que en el aspecto civil, tampoco  existe prescripción y se determinó que el fisco debe pagar una indemnización de $50.000.000 (cincuenta millones de pesos) a cada uno de los 10 familiares demandante, por concepto de daño moral.

Otras causas

Pero no es la única causa por violación a los derechos humanos en la que aparece involucrado el general retirado, Patricio Jeldres Rodríguez, quien permaneció activo hasta 1999, llegando a ser Jefe de la Zona Metropolitana de Carabineros.

Es así como fue procesado por el delito de secuestro calificado del dirigente de los taxistas de Chillán y militante comunista, Cleofe Urrutia Acevedo, detenido el 3 de octubre de 1973.

Jeldres también condenado a la pena de 3 años y un día, con beneficio de libertad vigilada, por el caso de la ejecución del alcalde de Chillán en 1973, Ricardo Lagos Reyes. Sin embargo, en julio de 2010, la Corte Suprema lo absolvió.

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *