Con rogativas y rituales se realizó nueva jornada en defensa de la Bahía de Lirquén

Una emotiva y espiritual jornada se vivió en la playa de Penco la tarde del domingo. Hermanos mapuches y krishna alzaron su voz en un sólo canto para, a través de rogativas y rituales, declarar la defensa de la bahía de Lirquén que se vería afectada con la instalación del terminal GNL Penco-Lirquén de Biobiogenera.

El día nublado con lluvias matinales fue la antesala de una tarde que de a poco se fue llenando en la playa. Y es que tal como planteaba Leonidas Arancibia, vocero de la Coordinadora Penco-Lirquén, la lluvia no fue impedimento, sino complemento de “nuestro deber de proteger la madre tierra”.

Fue así como el nguillatún, que en mapudungun significa ‘acto de petición’, fue la ceremonia ancestral a través de la que se agradeció por los bienes recibidos así como se pidió que la protección de la bahía.

La agrupación lafkenche, Loñintu Lafquen Mapu, estuvo a cargo de la rogativa que se hizo en mapudungun y español, círculo al que de a poco se sumaban más adherentes.

Una vez que se dio el chaltumay (gracias, en mapudungun) a todo lo bueno que entrega la Lafquen Mapu (mar y tierra, en mapudungun), la ceremonia culminó compartiendo sopaipillas, muday , carne de caballo y catutos con miel. Durante ese tiempo hubo un espacio para descansar y conversar hasta que se dio paso a la jornada musical folclórica.

Ésta comenzó con una mezcla de integrantes de la Coordinadora Penco-Lirquén con músicos de otras partes, que acompañaron las coplas al viento que regaba Arnoldo Cárcamo. Luego le correspondió su turno al dúo Los Agüiteños, de la emblemática población La Agüita de la Perdiz y que interpretó canciones folclóricas. Finalmente, Camila Arriagada y Jonathan Astete hicieron aplaudir al público, con su chuecas.

Así terminaba el folclore y así se daba la palabra a un profesor de historia, integrante de la organización Protección del Medio Ambiente y la Cultura (Promac) de Lirquén, quien planteó que a pesar de que fueran organizaciones distintas estaba claro “que el objetivo es el mismo”, que es derrocar el proyecto que quiere destruir la bahía de Penco, en un gesto de unidad y respaldo de la actividad por parte de la organización.

Después, integrantes de la Conciencia de Krishna tenían todo listo para comenzar el Agni Yatra (‘ofrenda de fuego vivo’), en un semicírculo formado en la playa donde en el centro se encontraba la fogata llena de ofrendas que consistían en frutas y verduras. El rito estuvo a cargo de Ashram Maharaj, líder espiritual en Concepción, quien mientras predicaba en defensa de la bahía, y por tanto, en contra del gasoducto y terminal de Octopus, iba explicando en qué consistía el ritual “‘Agni’ significa fuego y ‘yatra’ sacrificio. De a poco las energías iban encendiendo el fuego en el centro, al que el devoto iba poniendo de a poco palos con ghee (mantequilla sin sal derretida).

De a poco los participantes en este novedosa actividad se fueron soltando y tomándose de las manos para formar una gran ronda que abarcó gran parte de la playa. A medida que la música aumentaba su velocidad, la alegría de las personas fluía y se manifestaba en saltos y cantos.

La ceremonia terminó en una fiesta de felicidad que estrechó los lazos de la comunidad con la naturaleza, que a esas alturas regalaba una puesta de sol resplandeciente en lo que había sido una tarde casi completamente nublada.

Finalmente, Pablo Oliva, vocero de la Coordinadora Tomecina, tomó la palabra para comentar que la oposición “es un compromiso moral con nuestra tierra y dignidad, con nuestros pescadores y gastronomía, con nuestro pueblo. Por el derecho y la defensa de nuestra tierra y mar, a ejercer soberanía popular”.

Importante fue la labor que cumplieron integrantes de La Revolución de la Cuchara, que estuvieron durante la tarde recogiendo bolsas y bolsas de basura . De esta forma oriente y occidente se unieron para proteger la tierra desde donde nace al sol hasta donde se oculta.

Texto y fotos: Rodrigo Dresdner

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *