Con masiva marcha, pesca artesanal del Biobío pide fin de la Ley de Pesca

marcha-contra-leyPescadores de caletas de Tomé, Talcahuano, Coronel, Lota, Lebu y Tirúa se sumaron a la masiva marcha con que este miércoles llegaron a la sede del Gobierno Regional para demandar al gobierno la derogación de la Ley de Pesca.

 La actividad se desarrolló en  forma totalmente pacífica y luego que las columnas convergieron en la Intendencia, 30  dirigentes de sindicatos, A.G., federaciones, confederaciones y otras organizaciones participantes, se reunieron con el intendente, Rodrigo Díaz.

 Mientras,  el resto de los manifestantes esperó en la Plaza España, hasta que sus dirigentes salieron a explicarle los que habían conversado. Tras ello, regresaron a sus puntos de origen.  A la autoridad los pescadores le solicitaron hacer llegar su petición a la Presidenta Michelle Bachelet.

 En la sede del Gobierno Regional les recibió el jefe de gobierno regional, el seremi de Economía, Iván Valenzuela y la directora Zonal de Pesca, Lilian Troncoso, pero los pescadores sólo aceptaron diálogo con la primera autoridad regional. Le pidieron, básicamente, que transmita la petición de fin de la Ley de Pesca al gobierno central y que comprenda la situación por la que atraviesan, con dificultades para operar. Más de una docena de presidentes hicieron uso de la palabra en la reunión con el intendente y le advirtieron que si bien se habían manifestado en forma pacífica no soportarán ser desoídos mucho tiempo y pueden utilizar otras estrategias.

 Visión de gobierno

 Respecto de las movilizaciones realizadas por los pescadores artesanales en la región del Bío Bío  el Seremi de Economía, Iván Valenzuela, aseguró que el Gobierno es crítico de esta ley. “Estamos cumpliendo con el compromiso de evaluar la legislación pesquera vigente, por lo mismo, durante el último trimestre del año se llevará adelante una agenda de cambios que la perfeccionen y corrijan. La agenda del Gobierno compromete estos cambios, pero no compartimos la idea de derogación”, dijo.

 Es así como recordó que está en curso el proceso de evaluación técnica desarrollado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la cual está en su etapa final, y, además, la conformación de una mesa política en donde en conjunto con parlamentarios de la Nueva Mayoría se avanza para alcanzar importantes acuerdos.

 En ese sentido, dijo, que se espera que durante septiembre la FAO entregue su informe final con conclusiones y recomendaciones, para así alinear la legislación nacional con las mejores prácticas internacionales para la gestión sustentable del sector. El ejecutivo está trabajando también en la redacción de un articulado que reúne los principales acuerdos con parlamentarios representantes de todas las bancadas de la Nueva Mayoría y en donde se pretende corregir tres pilares de la actual legislación.

 En tanto, la Directora de Subpesca, Lilian Troncoso, reiteró que el gobierno se ha comprometido a hacer las modificaciones y a perfeccionar la actual ley. “Estamos buscando todos aquellos aspectos a trabajar. Quedarnos sin cuerpo legal significaría volver a la ley anterior, lo cual va en desmedro principalmente de la pesca artesanal. También tenemos una mirada crítica respecto a la pesca industrial y es lo que hay que revisar también”, concluyó.

 La voz de los dirigentes

 Luego de conversar con la autoridad regional, Rosendo Arroyo, dirigente de Fedepesca Biobío,  dijo que se logró el objetivo planteado a nivel nacional de entregar al intendente una carta en que se pide al gobierno anular la Ley de Pesca, no revisarla ni arreglarla.

 El dirigente hizo presente la indignación de los pescadores por la génesis viciada de la ley e indicó que el gobierno debe disponer los fondos necesarios para elaborar una nueva ley, ocupando el tiempo que se necesite y disponiendo los fondos estatales necesarios. La ley tiene atrapados a los pescadores, ni siquiera les deja pescar, argumentó y por eso debe ser cambiada.

 Sara Garrido, presidente de las algueras de Coliumo valoró que las bases acataran el llamado a manifestación pacífica: “nuestra evaluación es positiva a pesar de que hubo un dirigente de la propia pesca artesanal que trató de boicotear la actividad.  Es insólito cuando hay crisis social y económica en la pesca artesanal, eso nos duele a todos, a mamás, a niños, jefes y jefas de familia,  abuelos y abuelas, guaguas, a toda la familia de la pesca artesanal. Eso queremos que el gobierno entienda, sólo en la Región del BioBío somos miles ¿cuántos serán lo afectados en todo el país?”.

Escrito por TBB

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *