Comunidades Atacameñas en riesgo por Extracción de Litio

La extracción del litio en San Pedro de Atacama se encuentra fuera de control. La llegada de la industria ha obligado a las comunidades Atacameñas a desplazarse de su territorio histórico y también ha amenazado a los ríos y salares de la zona.

El litio es un mineral que se utiliza principalmente para la elaboración de baterías, y la industria extractiva de este mineral se concentra principalmente en Sudamérica, ya que aquí existe más del 85% de todo el litio que hay en el mundo.

El pasado 21 de octubre finalizó el encuentro de la Red por los Ríos Libres, donde la extracción de litio en San Pedro de Atacama fue el tema principal. El evento se realizó en Antofagasta y congregó a más de 60 representantes de territorios en conflicto.

El impacto de la extracción, tanto del litio como de otros minerales en la zona, ha generado alerta en las comunidades, ya que además de la baja de caudales en el río San Pedro y Loa, debido al desconsiderado uso de agua dulce que ejecutan las empresas mineras, se suma el aumento de la sequía, el daño ecosistémico y el despoblamiento. Antecedentes que son grandes factores de cambio en la región.

El vocero de la Red por los Ríos Libres, Bernardo Reyes, afirma que la minería está usando mucha agua en zonas donde la agricultura se ha desarrollado hace más de seis mil años. Además, el vocero afirma que el lito pese a presentarse como una alternativa sustentable en el mundo, tiene consecuencias desastrosas para nuestros territorios.

Durante el encuentro de la Red, diversas agrupaciones atacameñas expusieron la preocupación acerca del proceso de desertificación  que está viviendo la zona, el cual está provocando un desplazamiento de las mismas comunidades, al no poder sobrevivir sin agua, ni poder desarrollar la pequeña agricultura.

Las comunidades atacameñas se acogieron al Convenio 169 de la OIT, el cual busca proteger a los pueblos indígenas, y presentaron un recurso de protección en contra Corfo y SQM, apelando a que Corfo tiene un acuerdo con la minera SQM, pasando por alto el derecho a consulta indígena y avalando los incumplimientos ambientales de la minera.

La también integrante de la Red de los Ríos Libres y vocera de No Alto Maipo, Marcela Mella, asegura que la minera SQM es una de las más importantes de la zona y también de las más invasivas, y que deja un impacto enorme e irreversible.

La integrante de la Red por los Ríos Libres, señaló que hay estrategias legales en curso en contra de SQM para poder proteger los lugares sacrificados y las poblaciones a su alrededor, ya que es un patrimonio ancestral el que se está explotando, y según el convenio de la OIT sobre los pueblos indígenas y tribales, estas zonas no debiesen ser explotadas.

Al principal conflicto que hay en San Pedro de Atacama, con la excesiva explotación de recursos mineros por parte de la empresa SQM, se le suma otra grave situación que está cambiando el panorama de la región en términos demográficos, como lo es el turismo.

El director de la Fundación Tantí, Ramón Morales,  indica que hay que considerar la cuenca en todos los procesos extractivos y además comentó el problema del turismo masivo que ha propiciado una expansión demográfica.

En conjunto, todas las mineras están usando una capacidad de carga de agua dulce mayor que la capacidad de recarga de esta misma, de forma natural. Los únicos estudios que se tienen acerca del agua, son hechos por las mismas empresas, por lo que no hay seguridad  si los datos entregados son reales y tampoco hay datos para contrastar.

En el sentido de la no capacidad de auto recarga que tienen los ríos, se han declarado agotadas las cuencas San Pedro y el río Vilama dos de los principales afluentes de la cuenca del salar y que además proveen de agua para riegos de la pequeña agricultura de la zona.

 

Por Amaranta Llanos, Radio JGM

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *