Colombia: la voz del Pueblo Nasa sigue en riesgo


El Tejido de Comunicación de la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca -ACIN- alerta que Radio Pa’yumat, “la voz del Pueblo Nasa” continúa en riesgo no sólo por las acciones indiscriminadas de los actores armados legales e ilegales, sino también por la presión del gobierno, que desde el Ministerio de Comunicaciones ha congelado algunas cuentas de la ACIN por falta de pago del espectro electromagnético. Presión que además afecta a casi todas las emisoras de carácter público en el Cauca.

Radio Pa’yumat, emisora del Tejido de Comunicación cuenta, comparte, escucha y visibiliza la realidad que se vive en estos territorios, contribuyendo a través de diversas voces, mensajes y opiniones a entender las causas y consecuencias de lo que está pasando en el país y el mundo. Por eso se acompaña a la comunidad, para que a partir del entendimiento de la realidad que los medios de comunicación masivos tergiversan y ocultan, se tomen decisiones en defensa de la vida y el territorio. Seguramente por esta labor de la radio, además de sufrir daños a los equipos, compañeros como Manuel Rozental y Gustavo Ulcué han tenido que abandonar la zona, y otros como Emilio Basto y Hugo Dagua, han sido perseguidos.

Ayer 14 de diciembre, se cumplió un año del sabotaje realizado contra Radio Pa’yumat, en el que manos malintencionadas le cobraron al Tejido de Comunicación la motivación, la concienciación, la movilización y la denuncia permanente desde la Minga de Resistencia Social y Comunitaria en el 2008. Ocurrió justamente 2 días antes del atentando contra Aida Quilcué, en el que asesinaron a su compañero Edwin Legarda. “Cabe aclarar que este episodio hace parte de un plan integral que busca desestabilizar el proceso de comunicación que se ha convertido en una estrategia clave para la resistencia de la comunidad”, ratifican las y los comunicadores de la ACIN, precisamente porque no sólo ellos han sido víctimas de amenazas. También la emisora Uswal Nasayuwe Stereo de Caldono, ha denunciado recientes y reiteradas amenazas de los actores armados.

Después del sabotaje, tan sólo en agosto Radio Pa´yumat logró volver con mínimas condiciones al aire, gracias al apoyo de la comunidad interna y externa, pero sólo hubo pocos meses de tranquilidad, porque desde octubre se intensificaron las acciones militares tanto del ejército como de la guerrilla, quiénes hacen presencia y protagonizan enfrentamientos en el Resguardo de Munchique los Tigres, precisamente en el lugar donde se reubicó la torre de transmisión. Acciones que colocan en riesgo permanente a la comunidad en general, al transmisorista que habita cerca de la torre y a los equipos que se lograron arreglar con tanto esfuerzo. “Este lugar, por ser un sitio estratégico, está siendo utilizado por los grupos armados como campo de refugio para realizar actividades de inteligencia militar. Esto representa un inminente peligro para todos los habitantes del sector, pues cuando la guerrilla se retira llega el ejército indagando por la ubicación de los guerrilleros y cuando se va el ejército, la guerrilla hace lo mismo”, manifestaron con preocupación comuneros y comuneras de este resguardo.

Sumado a esto, el Ministerio de Comunicaciones congeló la cuenta bancaria de la emisora y otras de la ACIN, a causa del no pago del espectro electromagnético. Además es posible que Radio Pa’yumat salga nuevamente del aire, porque en febrero se vence la licencia de funcionamiento y esto llevaría al cierre obligatorio de la emisora. Situación que no sólo afecta al Pueblo Nasa y a la ACIN, sino a todas las organizaciones sociales y populares que cuentan con emisoras de interés público como herramientas claves en momentos de emergencia. Esto muestra cómo la comunicación desde los pueblos indígenas y desde los sectores sociales y populares es vista como una amenaza para el régimen y por eso busca acallar estas voces de la conciencia. “No se está amenazando a unos comunicadores indígenas que por temor se van del territorio, se está amenazando la palabra y la vida de un pueblo que resiste con dignidad”, ratifican las y los comunicadores desde el norte del Cauca.

“Los convocamos para que rechacen a todos los grupos armados, sean de izquierda o de derecha que están invadiendo nuestra casa. Ningún grupo que ingresa a nuestro territorio portando armas, nos protege o nos defiende, todos están sembrando dolor y por eso exigimos su retiro”, puntualizaron desde el Pueblo Nasa en el norte del Cauca en Colombia. Leer comunicado completo: http://www.nasaacin.org/noticias.htm?x=10847

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *