CMPC ataca de nuevo

plantilla-panalesPor Katterine Muñoz.- En octubre del año 2015 nos despertábamos espantados con el bullado caso de colusión del papel Tissue, nos indignaba la idea de que el descaro de las grandes empresas no perdonara ni siquiera algo tan básico como nuestro papel higiénico y nos “vieran la cara” todos los días como diciendo: “fue sin querer queriendo”. Después de ese hecho se organizaron movimientos ciudadanos donde muchos de nosotros dejamos de acudir a los supermercados un fin de semana y no compramos los productos de las empresas coludidas. En esa ocasión nos preguntamos, ¿Cuál será el real impacto de estas iniciativas? ¿Realmente los castigamos con esos domingos sin compras?

 Hoy, a poco más de un año del destape de esta colusión, CMPC nos vuelve a sorprender con una nueva “confesión”: ¡AHORA SON LOS PAÑALES!  No sé si a usted le pasa lo mismo con esta noticia, pero a nosotros hasta nos da un poco de risa la falta de vergüenza de esta gente que viene a contarnos (como si fuera un gran favor) que nos han “estado viendo la cara” para acogerse a la famosa delación compensada que, a fin de cuentas, es un porotito que no les hace ni cosquillas y que no impacta realmente en la opinión pública. 

 Este tipo de “desafortunados eventos” parece ser cada vez más común y nos hace pensar (otra vez) si este mercado autoregulado nos está funcionando. Sin entrar en debates ideológicos parece ser que los únicos que no estamos disfrutando del libre mercado y la libre competencia somos los consumidores y consumidoras; ¿y como no? No tenemos mucha idea de que significa una colusión para la economía y menos que implica una delación compensada. A nosotros nos cuentan el chiste cuando ya no es chistoso, nos piden disculpas como si eso reparara la confianza y esperan que sigamos comprando sus productos porque, seamos honestos, vamos a volver a comprarles a los mismos y vamos a seguir financiando con nuestro dinero sus almuerzos y reuniones elegantes, organizadas con el único fin de ganas más a costa nuestra.

 Entonces ¿Qué podemos hacer? No hay forma de que CMPC y los demás coludidos nos devuelvan lo que perdimos gracias a sus acuerdos: la compensación económica a los consumidores en estos casos además de ser de difícil determinación termina en tickets de compra para los mismos productos, devoluciones en dinero que no representan ni un castigo para el empresario ni un beneficio para los consumidores y nada que prevenga que vuelva a suceder lo mismo.

 Lo único que realmente castiga a la empresa infractora es una actitud empoderada de parte de los consumidores, el acceso a la información y la educación para el consumo responsable. Tenemos que saber de economía, tenemos que entender nuestro rol en el mercado y exigir que se cumplan las garantías mínimas para que este funcione. Se requiere que dejemos de esperar a que se destapen los escándalos para horrorizarnos y quejarnos, que nuestras actitudes partan de la prevención de los abusos y no la sola reacción. Se requiere que el Estado y la ciudadanía trabajen en pos de la regulación de la libre competencia y entender que NO BASTA con patrocinar causas, destapar escándalos y llevar investigaciones.

 Finalmente nos preguntamos “¿Y ahora quien podrá defendernos?” No, no será la FNE con sus antenitas de vinil detectando colusiones, ni CMPC u otras empresas infractoras que en su infinita bondad nos confiesen sus faltas, ni ningún otro organismo iluminado con amplias potestades; SEREMOS NOSOTROS MISMOS cuando tomemos en serio nuestro rol como agentes activos del mercado, nos informemos, eduquemos y tomemos conciencia de las reglas del juego y las herramientas que tenemos para dirigir el rumbo de la sociedad. El llamado es el de siempre: que no nos sigan viendo la cara ¡¡ATENTO, REFLEXIONA Y ACTÚA!!

Katterine Muñoz Beltrán

Jefa de Programa y Campañas

FOJUCC A.C

programa@fojucc.cl

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *