Cloc y Vía Campesina manifiestan solidaridad con campesinos e indígenas chilenos

Karol Assunção / Periodista de Adital

La cuestión de los transgénicos y de las patentes de semillas no pasó desapercibida la Semana de la Semilla Paraguaya. En ocasión del evento, que terminó hoy (1°), la coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo (Cloc) y Vía Campesina divulgaron un comunicado a la sociedad nacional e internacional en solidaridad con los movimientos y organizaciones indígenas y campesinas de Chile.

“La aprobación en Chile, días pasados, de la Ley de Obtentores de Semillas, a través de la cual se patentarán no solo las semillas, sino que afectará a todo tipo de vegetales, permitiendo, a la vez, ingresar al mercado los productos transgénicos, legitima el despojo a las comunidades campesinas e indígenas y violenta la soberanía alimentaria con un golpe fatal”, consideran.

Para las organizaciones, tal norma, además de no beneficiar a la población, también ocasiona delitos contra la biodiversidad. “Esta ley aprobada en el Congreso chileno favorece solamente a las corporaciones multinacionales como la Monsanto y otras, que lucran con el patrimonio y la riqueza genética de los pueblos. Con la privatización de las semillas, se crean condiciones en el país andino para extender los cultivos transgénicos y el uso indiscriminado de agrotóxicos, con todos los efectos que esto entraña: más violación de derechos campesinos, más daño irreversible contra la Madre Tierra”, afirman.

La cuestión se refiere al Convenio Internacional de Protección de Obtentores (UPOV 91), aprobado a comienzos de mayo por el Senado chileno y que representa un gran paso para la aprobación de la Ley de Obtentores de Semillas, que todavía está en trámite en la Cámara de Diputados.

De acuerdo con informaciones de radio Bío-Bío, el Convenio fue aprobado el 11 de mayo en el Senado con 13 votos a favor, cinco en contra y seis abstenciones. El documento protege los derechos de las empresas que crean o descubren una nueva variedad vegetal, o sea, garantiza la patente de la semilla, obligando a los agricultores a pagar por el uso. Para los activistas sociales, tal Convenio beneficiará a las transnacionales en detrimento de los campesinos, que se verán obligados a comprar las semillas todos los años.

Además, UPOV 91 facilita el camino para la aprobación de la Ley de Obtentores de Semillas, que según informaciones de la agencia Pulsar, establece la propiedad intelectual por medio de patente para las semillas transgénicas. La Ley permitirá además la utilización de semillas transgénicas, rechazadas por campesinos e indígenas debido a los impactos sociales y ambientales.

Semana de la Semilla Paraguaya

La Semana de la Semilla Paraguaya llegó, hoy (1°), a su fin. Organizada por pequeños agricultores e indígenas, la semana que comenzó el lunes (30), tuvo el objetivo de llamar la atención sobre la práctica de la agricultura sustentable y ecológica y sobre la necesidad de incentivar la utilización y la multiplicación de las semillas nativas del país.

Con informaciones de agencias.

Traducción: Daniel Barrantes – barrantes.daniel@gmail.com
Foto  VRAM!

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *