CIDH presenta Informe sobre El derecho del niño y la niña a la familia

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, presentó este miércoles el informe  “El derecho del niño y la niña a la familia. Cuidado alternativo. Poniendo fin a la institucionalización en las Américas”. El informe profundiza en la comprensión del contenido del derecho del niño y la niña a la familia, así como en la obligación de los Estados de fortalecer las capacidades de la familia para cuidar adecuadamente a los niños y las niñas y en prevenir situaciones de vulneración de derechos o de desprotección.

En las Américas, la institucionalización de niños y niñas es todavía una práctica objeto de preocupación debido a su frecuente utilización y a las condiciones en las que operan las instituciones residenciales. Las cifras muestran que en los países de la región existe un elevado número de niños y niñas innecesariamente institucionalizados que, con el apoyo adecuado, podrían ser criados por sus familias.

El informe establece los principios y las garantías que deben regir en los casos en que deba adoptarse una medida especial de protección, en el interés superior del niño, consistente en la separación del niño de su familia. El informe destaca además una serie de situaciones problemáticas que deben ser atendidas con urgencia en los países de la región.

En el prólogo del Informe se expresa que “Una de las obligaciones de los Estados que es imperativo reflejar en los Sistemas Nacionales de Promoción y Protección de Derechos del Niño, es garantizar el derecho del niño a ser criado en su ámbito familiar y comunitario, y dar adecuada atención a los niños que no cuentan con los cuidados de sus familias, o bien que se encuentran en riesgo de perderlos.

Sin embargo, la realidad difiere de los estándares fijados por el derecho internacional de los derechos humanos. En primer lugar, preocupa que no pueda establecerse con exactitud cuántos niños y niñas en la región se encuentran en cuidado alternativo en un centro o institución, y cómo están siendo atendidos.

Un segundo aspecto observado se refiere a la ausencia o déficits en la regulación del funcionamiento de los centros e instituciones que acogen a los niños que requieren de protección especial.

Y en tercer lugar, y vinculado a lo anterior, la estructura de funcionamiento de las instituciones residenciales, de especial manera aquellas de grandes dimensiones que no pueden prestar una atención personalizada de calidad, exponen a los niños y las niñas a otras vulneraciones graves a sus derechos, como es el caso de la violencia, el abuso y los tratos negligentes que impactan en su desarrollo.

El informe completo se puede acceder en este enlace

relatorianinez@oas.org

Fuente: Signis

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *