Chile: El discípulo aventajado

por José Robredo H

www.mediapinta.cl

Obama viene a poner orden en su patio trasero, su gira por Brasil, Chile y El Salvador apunta a apretar las tuercas en un continente que lentamente comienza a llevar a cabo un proceso de integración y cooperación entre naciones inducidas por años a la división.

A 50 años de la impuesta “Alianza para el Progreso”, que terminó dejando un reguero de conspiraciones, dictaduras militares, sangre y subdesarrollo económico en el continente; Obama viene a renovar el pacto mesiánico para el subcontinente utilizando a Chile como referente.

Pero muchos podrían preguntarse por qué se eligió a Chile para entregar tan magnánimo mensaje. La respuesta está a la vista de cada uno de nosotros.

Nuestra “democracia binominal”, representativa del sentir ciudadano, baluarte del respeto de los derechos de todos sus habitantes – aun más de sus pueblos originarios -, debe ser el ejemplo para los procesos totalitarios que se dan en el continente. Venezuela, Ecuador y Bolivia deberían tomar en consideración que el modelo chileno es respetuoso de la soberanía popular, como bien se ve en la resolución de casos como la elección de un alcalde en las comunas de La Florida o Carahue o en las transparentes negociaciones en los pasillos del Parlamento.

Qué más decir de nuestra Constitución, desarrollada en los años más duros de la dictadura, aprobada en un ejemplar proceso electoral y, finalmente, refrendada con algunos matices en 2005 bajo el mandato de Ricardo I.  De Asamblea Constituyente, nada, recordemos que las instituciones funcionan.

El modelo económico, “economía social de mercado”, es otra muestra de la brillantez del plan de desarrollo nacional. Mientras los más ricos de nuestra sociedad siguen aumentando sus ingresos, los sectores más desposeídos aprietan cada vez más su presupuesto. A esto debe sumarse el actuar de los grandes grupos económicos, que copan todas las áreas, aplastan al micro y mediano empresario, elevando los precios de los bienes de primera necesidad.

Como todo país que respeta el libre mercado, se permite el ingreso sin obligaciones a las trasnacionales para desarrollar su tarea en minera, energética y farmacéutica. Junto con eso les da vía libre para la transformación o destrucción del ecosistema que circunda a sus faenas y llevar a cabo injerencia sin restricciones en los asuntos de política interna.

Así de forma permanente se encuentran las condiciones disponibles para la concreción de acuerdos comerciales, donde el más pequeño debe asumir y cumplir con todas las condiciones.

El desarrollo de la denominada “Prensa Libre” en el país es otro punto admirable. En el país el pluralismo está a la vista, 4 diarios de alcance nacional, más de 40 diarios regionales, semanarios, es un lujo… Que sean parte del duopolio compuesto por El Mercurio SAP y COPESA y que se lleven un poco más del 90% de la torta publicitaria del Estado termina importando muy poco.

El mínimo apoyo para el surgimiento de medios alternativos escritos, audiovisuales o radiales no debe entenderse como una limitante a la libertad de expresión. Tampoco la constante persecución a la que se ven afectadas emisoras comunitarias en diferentes zonas del país con el fin de favorecer a los principales conglomerados mediáticos del país.

Como vemos el país tiene todas las condiciones, gracias al minucioso cumplimiento del manual impuesto en el país a partir del golpe de 1973, para ser escenario de la principal escala de la gira del representante imperial y su mensaje al continente.

Es el premio por ser el discípulo aventajado del patio trasero.

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *