Central Neltume de Endesa suma nuevas trabas en tramitación ambiental por Convenio 169

Terram

Comunidad indígena se oponen al proyecto hidroeléctrico y presentaron informe de antropólogos de la Universidad Austral fundamentando el rechazo. La Segunda, 16 de enero 2012.

La tramitación de la central hidroeléctrica Neltume de Endesa no ha sido fácil. Ingresada por segunda oportunidad en 2010, ahora suma nuevos antecedentes de comunidades mapuches detractoras a la iniciativa fundamentadas en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), referida a la consulta a pueblos originarios.

La central de pasada busca emplazarse en la comuna de Panguipulli, Región de Los Ríos, y requeriría una inversión de US$ 781 millones para alcanzar una capacidad instalada de 490 MW, lo que la transforma en la hidroeléctrica más grande que tramita en solitario Endesa en Chile.

Si bien autoridades criticaron durante el proceso la ubicación de la central, argumentando que sería incompatible territorialmente con una zona de interés turístico, representantes mapuches sumaron antecedentes que buscan evitar su construcción: un informe ingresado en diciembre al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) elaborado por los antropólogos la Universidad Austral, Pablo Rojas y María Mellado, en representación de la comunidad Inalafken.

El documento, de 34 páginas, critica los acuerdos alcanzados por la generadora y la comunidad Juan Quintumán, entre ellos el traslado del Rewe —especie de tótem sagrado para los mapuches— del lugar donde se ubicaría la central.

“Rechazamos la propuesta de traslado de Rewe (…) así como nuestra negativa rotunda a la realización del proyecto en nuestro territorio ancestral, ya que no se ha observado ni respetado el Convenio 169 de la OIT”, dice una misiva firmada por la presidenta de la comunidad Inalafken, Rosa Punolaf, al intendente de la XIV Región.

En el informe de Rojas y Mellado detallan que el cambio de lugar del Rewe puede afectar rituales arraigados en la cosmovisión mapuche. “Si le pasa algo al lago no vamos a estar bien, si es molestado no vamos a poder vivir bien, vamos a terminar, porque el lago ya no recibirá los sacrificios, nos vamos a enfermar y ya no vamos a formar una familia, una comunidad”, dice Remigio Quintomán, citado en el estudio.

Desde Endesa Chile comentaron que desde 2007 comenzaron a relacionarse con las comunidades indígenas que viven en la zona en la que se emplazarían las obras del proyecto, en donde han dialogado de forma temprana con las comunidades, realizando un conjunto de actividades consistentes “con las principales orientaciones que entrega el Convenio 169 de la OIT: abierta, permanente y de buena fe”.

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *