Caso Luchsinger: el silencio del presidente de la DC Fuad Chahín

Luchsinger-Mackay3

Según la defensa de Luis Tralcal, el presidente de la DC tuvo un encuentro casual con el condenado la noche en que éste supuestamente preparaba el ataque incendiario. El ex diputado nunca fue a declarar al tribunal sobre el hecho que pudo haber cambiado el destino del juicio.

El 16 de agosto de 2017, el entonces diputado Fuad Chaín se excusaba públicamente para no asistir a declarar al Tribunal Oral en lo Penal de Temuco. A solicitud de la defensa de Luis Tralcal, uno de los ahora condenados en el caso Luchsinger-Mackay, el ex congresista fue citado para entregar un testimonio que podría haber cambiado el destino del mediático juicio, pero nunca concurrió.

Pese a perder la elección para llegar al Senado y quedar sin cupo en el parlamento, Fuad Chaín se mantiene en la primera línea de la política, ahora como presidente de la Democracia Cristiana, donde el desafío es sacar a flote al histórico pero disminuido partido.

La vitrina que le aporta su cargo actual es fundamental en caso de que quiera volver a ser parlamentario, lo que seguramente siga siendo en representación de la Región de La Araucanía, de donde es originario. Aunque es posible que su actitud frente al caso Luchsinger-Mackay sea una herida en su relación con las comunidades mapuches, de hecho, Lisette Melillán, esposa de Luis Tralcal, sostuvo ante nuestro medio que es probable que esto haya sido un factor decisivo en su derrota frente a Francisco Huenchumilla en la senatorial, puesto que el apoyo de las comunidades mapuches lo arrastró el ex intendente.

celestino1642623395-l0x0_132828

El Ministerio Público acusó a once personas, aparte del anteriormente condenado Celestino Córdova, de haberse reunido en la vivienda de la machi Francisca Linconao el 3 de enero para planificar el ataque incendiario que ocurrió a las 1 de la mañana del 4 de enero de 2013. ¿Qué tiene que ver Chahín? La noche del 3 de enero, pocas horas antes de ocurrir el siniestro que terminó con las vidas de Werner Luchsinger y Vivian Mackay, el dirigente de la falange tuvo un encuentro casual con Luis Tralcal en la ciudad de Temuco, según señala Lisette Melillán.

La coincidencia se habría dado aquella jornada a eso de las 22:12 horas en el cajero automático del Banco Estado ubicado en la Plaza de Armas de Temuco. Por este motivo la defensa de Luis Tralcal siempre insistió en que Chahín testificara en el juicio, puesto que de acreditarse el encuentro casual esto habría sido prueba científica para descartar la tesis de que el hoy condenado se encontraba preparando el atentado en ese momento.

maria_tralcal2

Lisette Melillán dice que acompañaba a su esposo aquella noche. Relata que Chahín al verlos los saludó de manera cordial. Ellos se conocían desde 2010, cuando Luis fue uno de los tantos mapuches que durante ese año mantuvieron una extensa huelga de hambre en distintos puntos del país, momento en que las autoridades políticas de la zona se acercaban con frecuencia para negociar el cese de la protesta.

Podría haber sido un saludo cualquiera, pero tres años después cobró relevancia. En marzo de 2016 Luis Tralcal fue detenido junto a los otros 10 acusados. Tras esto Lisette hizo todo lo posible por contactar al entonces diputado. Lo consiguió cerca de dos meses después de la captura de su esposo y la primera reunión, cuenta Melillán, fue en una calle del sector de Cajón en las cercanías de Vilcún. La mujer relata que en esa ocasión Chahín le dijo “ya sé por qué me buscaban” y le confirmó que recordaba que se toparon en el cajero automático. Incluso el hoy presidente de la DC habría manifestado como anécdota que el día del incendio llegó hasta el fundo atacado, en donde se encontró con el entonces intendente y hoy diputado Andrés Molina, quien le habría dicho que “Luis Tralcal está detrás de esto”, lo que el mismo Chahín rebatió puesto que recordaba el encuentro de horas antes.

Cerca de dos meses después, en el hotel Frontera de Temuco, se realizó la segunda reunión, en la que además de los dos anteriores participantes estuvo el abogado de Luis Tralcal, Sebastián Saavedra, oportunidad en la que Chahín habría manifestado que la situación le complicaba porque su esposa tenía un grado de cercanía con la familia Mackay, por lo que pidió que lo citaran como “testigo hostil” para no ir como voluntario, algo que según explicó el defensor a nuestro medio no es posible, puesto que es una figura del derecho estadounidense.

En esta cita además la esposa de Tralcal llevó los documentos bancarios que acreditaban que ella realizó un giro en el mencionado cajero a las 22:12 del 3 de enero de 2013, por lo que le solicitó a Chahín que consiguiera los mismos antecedentes de su cuenta.

Fue tras esta junta que Melillán percibió que el dirigente comenzó a titubear en su decisión de ir al juicio a presentar su testimonio. Por lo mismo, después se concertó un tercer encuentro, esta vez entre Lisette y Chahín, el que se realizó en la sede parlamentaria de este último. La conversación fue principalmente sobre los documentos bancarios, puesto que Chahín sólo había conseguido una cartola que indicaba el día y lugar, pero no la hora del giro que realizó.

Tiempo después la defensa de Luis Tralcal solicitó oficialmente que el ex diputado declarara y la reacción de este fue distinta a su actitud en las reuniones. El 13 de mayo de 2017 dijo a Radio Bío Bío: “Todavía no sé para qué le puede servir a la defensa, creo que más bien es una operación política. A mí me llama ahora la atención que esa abogada es hija de un alcalde del PPD, obviamente en este período hay como un afán de politizar esta situación. Mi pregunta es por qué nadie me llamó ni siquiera para ver si yo podía ser testigo”.

Chahín aludió a la abogada Karina Riquelme, directora de Cidsur, oficina en la que trabaja el defensor de Luis Tralcal. Ella es hija del alcalde de Teodoro Schmidt, Alfredo Riquelme (PPD), pero no se conoce ningún conflicto en particular entre ambos políticos, que en aquel entonces compartían coalición.

En sus palabras a Radio Bío Bío el demócrata cristiano además sostiene que nadie lo contactó para atestiguar, desmintiendo con eso las tres reuniones. Sin embargo, contactado por nuestro medio para este artículo, reconoció que hubo una junta con la mujer.

fuad-chahin

Finalmente Chahín no concurrió pese a ser citado, excusándose en que tenía obligaciones parlamentarias.

Para el abogado Sebastián Saavedra esto afectó el destino del juicio: “Significó una merma en las posibilidades de la defensa, era un testigo presencial con connotación parlamentaria. Habría sido favorable para la defensa. Nosotros presentamos testigos presenciales de los hechos, pero fueron rechazados por el tribunal aduciendo que no fueron citados durante la investigación, bajo esto el ex diputado Chahín hubiera dado mayor peso a la prueba”.

Consultado por Radio Universidad de Chile, el presidente de la Democracia Cristiana desmintió paradójicamente el encuentro, pero además cuestionó la hora a la que se habría dado:

“Es efectivo que yo me reuní con Lisette y le dije que no tenía cómo recordar si me había juntado con ella o no a eso de las 20 horas, no a eso de las 22 horas como ella señaló. No tenía cómo saberlo, porque después de tanto tiempo nadie recuerda si estuvo un día en específico en un cajero automático o no. Le expliqué que menos recuerdo a quién vi, porque incluso nos saludamos así de mirada, no conversamos ni nos detuvimos como ella sostiene. También le dije que para mí era imposible recordarlo, yo saludo a todo el mundo, es probable que si me crucé con ellos los habría saludado, pero no tengo cómo recordarlo”, dijo.

Respecto de los documentos bancarios aseguró que “pedí información bancaria para determinar si efectivamente hice un giro en el cajero automático ese día a la hora señalada, pero el banco me respondió que era imposible porque ese registro se guardaba sólo por tres años y había pasado más tiempo”.

Sobre por qué solicitó ser citado como “testigo hostil”, Chaín manifestó que fue porque no podía ofrecerse voluntariamente a declarar algo que no le constaba, pero que si lo citaba con esa figura habría estado obligado a ir.

Finalmente descartó que su esposa tenga algún parentesco con la familia Luchsinger-Mackay y respecto de la condena de 20 años de cárcel que pesa sobre Luis Tralcal, dijo que él nunca comenta los fallos judiciales.

Fuente: Radio Universidad de Chile

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *