Carta Ciudadana de trabajadores de ADN Radio

El Sindicato de travajadores IARC, informó este miércoles que el Sindicato de Trabajadores de ADN Radio Chile aprobó la huelga legal, con 40 votos a favor y tan solo uno en contra, el que se haría efectivo este viernes 19 de abril, al cual se sumarían los trabajadores de prensa, deportes, controles y postproducción de la radio. A continuación una carta de uno de ellos que detalla las razones de esta medida. Estimadas y estimados, amigas y amigos, conocidas y conocidos, familia: Ayer en la tarde del martes 16 de abril un grupo de trabajadores de Radio ADN (que representan entre el 70% u 80% del personal) y donde no se cuentan conductores y grandes rostros o jefes periodísticos, tomaron la valiente decisión de votar la Huelga Legal al rechazar con un 95% de sufragios la última oferta de la empresa Iberoamerican Radio Chile (IARC), como parte del proceso de negociación colectiva. ¿Qué tiene de particular el caso, diría alguien en medio de otras huelgas o paros?.

La verdad es que es simple de explicar, porque se trata de un grupo de personas que en sus actuales 40 peticiones, en un 90% solamente busca el respeto a la ley y de los derechos de esos trabajadores. Solamente un punto busca reajustes salariales en tramos por menos de un 3% del gasto salarial mensual de la radio. No se trata de una pyme de la que estamos hablando, no. Nos referimos a IARC el mayor consorcio radiofónico del país con 11 radios (ADN, Futuro, Pudahuel, Concierto, Corazón, Uno, FM Dos, Activa, Imagina, Rock&Pop y 40 principales) y 212 emisoras a lo largo del país, incluyendo Isla de Pascua. Y este operador en Chile es parte de una transnacional de medios y cultura, el Grupo Prisa, que abarca radios, revistas, periódicos, canales y editoriales en España, Portugal, Estados Unidos, México, Colombia, Costa Rica, Panamá, Argentina, Bolivia, entre otros. Pues esas 44 personas hoy son la única voz de los 350 trabajadores de IARC (20% de ellos laborando a honorarios por años y en horarios idénticos al resto), ya que la compañía dispone de 17 RUT para diversificar su sistema contable, dividir las operaciones de sus trabajadores y así evadir una serie de leyes a las que los obliga una operación comercial de este tipo.

Y ese grupo de trabajadores finalmente se aburrió de remuneraciones bajo el salario mínimo, la ausencia de contratos para todos, la inexistente política de capacitación, el abuso de los sistemas de trabajo con un promedio de unas 55 horas semanales y sin pago de horas extras, los cambios de turno que impiden el desarrollo de la vida privada, el amiguismo que impide ascensos justos, la ausencia de evaluaciones que permiten despidos por simple gusto, o la desigualdad que establecen diferencias salariales entre un 300% (entre mismas labores) y hasta un 9.000% o 12.000% entre el trabajador peor pagado y la gerencia. Hoy, cuando la empresa exporta divisas a su casa matriz en España por millones de dólares, se le solicita que reinvierta en sus recursos humanos y en el respeto a las leyes de Chile un mínimo de 0,01% de sus utilidades. Con ese gesto bien pueden ayudar a disminuir las desigualdades y ofrecerles a 44 familias inicialmente y a 350 en el futuro próximo, una mejor calidad de vida. Porque al final se trata de trabajadores, no tuercas o perillas.

Si te interesa nuestra pelea y todo lo que eso implica, apóyanos en @SindicatoIARC. Te lo agradeceremos porque independiente en qué estemos o en qué ámbito nos desempeñemos, todos somos trabajadores y #Somos1.

Fuente: El Ciudadano

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *