Carta abierta sobre el futuro de las radios comunitarias en tiempos digitales

82AMARC Brasil

En primer lugar, Amarc Brasil denuncia al gobierno ilegítimo de Michel Temer que, ya en sus primeros días, atacó frontalmente la comunicación pública, iniciando el desmonte de la Empresa Brasil de Comunicación – EBC, por medio de medida provisoria/decreto. Tal actitud evidencia el escenario más adverso para posibles avances y conquistas de derechos en el campo de la comunicación.

Las radios comunitarias, aún en un ambiente de democracia, ya sufrían persecuciones y criminalización, funcionando bajo una ley restrictiva, sin ningún avance regulatorio significativo. Ahora, con un ambiente político bastante desfavorable, son impuestas barreras para la concreción del potencial democratizador de la radio digital.

En este escenario, son esenciales la rearticulación, diálogo y acciones concretas de fortalecimiento de las radios comunitarias desde sus orígenes; así como las alianzas con grupos que luchan por el derecho humano a la comunicación y la libertad de expresión, universidades, movimiento sindical y social.

En el campo de la defensa de la comunicación como derecho humano, destacamos la aproximación con el Movimiento Nacional de Radios Comunitarias (MNRC), Forum Nacional de Democratización de la Comunicación (FNDC), Colectivo Intervozes, Artículo 19, Reporteros Sin Fronteras y colectivos de radios libres, pues tienen, como nosotrxs, la perspectiva de la defensa de la radio como medio estratégico para la consolidación de la democracia brasileña.

A lo largo de cien años, la radio fue amenazada de extinción. En la década de 1950, el advenimiento de la TV trajo previsiones alarmistas sobre su permanencia como vehículo de masa. Los años 2000 trajeron la internet y la convergencia tecnológica como elementos que podrían “superar” la capacidad comunicativa de la radio, en términos de interactividad. Mientras tanto la radio continúa reinventándose. Mantiene la credibilidad de su contenido y alcance incuestionable, está en más del 80% de los hogares brasileños (IBGE, 2013), siendo tantas veces el único medio de comunicación en las regiones del llamado “Brasil profundo”. Es, por lo tanto, responsable de llevar contenidos diversos a los grandes bolsones de desinformación, abandonados por los medios comerciales.

A pesar de la gran incidencia social de la radio, las radios comunitarias sufren los mismos desafíos de construcción de políticas públicas para el amplio acceso de la sociedad a las concesiones y modos de producción. Pero este mismo movimiento guarda, en si, la capacidad de ser protagonista de la disputa por el espectro libre, por el derecho a antena y por la inserción de nuevos actores comunitarios y populares en la lucha por la democracia de la comunicación brasileña.

En el contexto de la digitalización de la radio en Brasil, Amarc Brasil propone los siguientes principios para el sistema a ser adoptado:

Los Estados deben asegurar que la migración para las nuevas tecnologías de transmisión sea una oportunidad para el incremento de la pluralidad y la diversidad y no para mantener o fortalecer la concentración de servicios de comunicación audiovisual. (Principio 39 de la publicación de AMARC “Principios para garantizar la diversidad y el pluralismo en la radiodifusión y los servicios de comunicación audiovisual”).

En la planificación de la transición de la radiodifusión analógica a la digital debe ser considerado el impacto en el acceso a los medios de comunicación y en los diferentes tipos de medios. Los Estados deben adoptar medidas para asegurar que el costo de la transición digital no limite la capacidad de funcionamento de los medios públicos y comunitarios. Los medios no deberán sufrir discriminaciones y serán respetadas las previsiones necesarias para garantizar la continuidad de las emisiones realizadas sobre soporte analógico simultáneamente hasta agotar los procesos de transición en condiciones razonables. (Principio 40 de la publicación de AMARC “Principios para garantizar la diversidad y el pluralismo en la radiodifusión y los servicios de comunicación audiovisual”).

– Que los desafíos de la convergencia de los medios y la digitalización de los soportes analógicos sean enfrentados en um contexto de adaptabilidad tecnológica y regulatoria, transparencia y equidad.

– Que el proceso de investigación, debate y definiciones de la tecnología digital de la radio sea realizado con la participación y deliberación de las organizaciones de radiodifusión comunitaria y de todos los sectores de la sociedade brasilera en todo el país.

– Que la elección del sistema para la digitalización de la radio en Brasil considere las diferencias regionales del país, usando tecnología abierta, adaptable y amigable para innovaciones que aumenten el potencial de inclusión por medio de las herramientas ofrecidas por la radio digital, proporcionando mayor igualdad social.

– Que la transición de la tecnología analógica hacia la digital considere la necesidad de apoyo económico, social y político, exigiendo la construcción de políticas públicas que garanticen derechos de acceso y accesibilidad.

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *