Carta abierta respecto al incendio del Mercado de Concepción.

En relación al incendio que afectó al Mercado de Concepción el día 28 de abril de 2013, la Facultad de Arquitectura, Construcción y Diseño de la Universidad del Bío-Bío manifiesta lo siguiente:

1.- Estimamos que el primer patrimonio dañado en el referido incendio es el patrimonio inmaterial, representado por sus locatarios y trabajadores, una forma ancestral de comercio, una vida urbana arraigada en la historia y la cultura de la ciudad de Concepción.

2.- Este patrimonio tiene expresión en un edificio también de enorme valor arquitectónico, representante de una de las épocas más intensas del desarrollo de la ciudad de Concepción. Recordemos que el edificio fue construido en 1941, con posterioridad al terremoto de 1939, como una de las obras públicas que recuperan la ciudad. Fue diseñado por los arquitectos Ricardo Müller y Tibor Weiner, éste último formado por una de las escuelas de diseño más importantes del siglo XX, cual fue la Bauhaus. Su nave es uno de los ejemplos mejor logrados de la arquitectura moderna en Chile que albergaba un acontecer urbano de intensa civilidad.

3.- Una de las lecciones que nos dejó el terremoto del 27 de febrero de 2010 es la necesidad de la mesura ante cualquier decisión de demolición. En esa oportunidad, mucho patrimonio arquitectónico pudo haberse salvado si no se hubieran tomado decisiones apresuradas. El caso del Mercado es hoy día idéntico. Cualquier determinación sobre su estado estructural pasa necesariamente por estudios técnicos calificados y no la mera apreciación visual del estado de las estructuras soportantes.

4.- Advertimos la necesidad de una gestión estatal gubernamental con capacidad de resolución y financiamiento que ni la municipalidad ni los locatarios están en condiciones de asumir. Ejemplo reciente de ello en Chile fue la gestión estatal frente al incendio del edifico de la Unctad en Santiago, hoy convertido en el Centro Cultural Gabriela Mistral, un magnífico espacio abierto a la comunidad.

5.- Consideramos imprescindible que cualquier decisión sobre el futuro del mercado debe ser informada, razonada y conocida por la ciudadanía oportunamente.

6.- Lo que el incendio ha hecho es poner en alerta que el mercado y su vida es un bien ciudadano, propio de Concepción, y no un mero sitio sujeto a la especulación inmobiliaria.

7.- La Faculta de Arquitectura, Construcción y Diseño de la Universidad del Bío-Bío pone a disposición de la comunidad sus laboratorios y capacidad humana con el objeto de analizar científicamente las estructuras soportantes, para evaluar el estado real del edificio.
Finalmente, esta facultad respalda cualquier gestión conducente a recuperar el mercado que garantice un resultado idóneo, informado y transparente frente al país, como por ejemplo mediante un concurso público de arquitectura. Creemos que el mercado, su actividad y su comunidad pueden recuperar su lugar en la memoria y en la vida contemporánea de Concepción.

FACULTAD DE ARQUITECTURA, CONSTRUCCIÓN Y DISEÑO
UNIVERSIDAD DEL BÍO-BÍO

Concepción, 29 de abril de 2013

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

  2 comments for “Carta abierta respecto al incendio del Mercado de Concepción.

  1. Jeannette Rojas P.
    1 Mayo 2013 at 1:08

    Me siento plenamente identificada con lo mencionado, Les felicito por la iniciativa.

  2. Maria Cristina meneses Zenteno
    5 Mayo 2013 at 21:26

    Yo soy una de las accionistas de este mercado Mi abuelo y mi abuela educaron a mi madre y mi madre nos educo a nosotros gracias a el local de leche con plátano que antes fue panadería y lecheria. Quien más que nosotros sentimos profundamente esta desgracia, pero lamentablemente como ustedes dicen solo hay promesas ya que para todo se necesita recursos los que no hay en estos momentos y lo más triste es que en unas semanas más la gente se va olvidar y todo quedara en nada, esto es más que un incendio es una tragedia social ya que son 3.500 personas más menos que viven del mercado entre accionistas, arrendatarios, proveedores y dependientes y detrás de cada uno de estos hay una familia. Juzguen ustedes y hagan conciencia de la catástrofe que esto significa. El mercado tiene toda una historia social y sentimental de sacrificio, solidaridad y esfuerzo, que solo entendemos los que crecimos ahí viendo la impotencia de los malos días y la alegría de los buenos. Ojala hicieran algo que valga la pena, dejando los intereses creados de lado contribuyendo como acción social no esperando sacar provecho de la desgracia y desesperación de estos momentos de infortunio.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *