Carta abierta del Colectivo Acción Directa

CARTA ABIERTA A LAS COMPAÑERAS Y COMPAÑEROS QUE BUSCAN SER PARTE DE LA RECONSTRUCCIÓN DEL MOVIMIENTO POPULAR. / Acción directa

“No es esclavo el Hombre y la Mujer que luchan, por unir a la clase social, que destruya el poder de los ricos, que nos roba a diario el pan”

Hace exactamente 41 años atrás, en el fragor previo de la contienda electoral de 1970, el candidato que representaba a la Derecha, Jorge Alessandri, anunció su visita de tres días a la Provincia de Concepción.  De inmediato, la CUT Provincial, la UP y los sectores de izquierda fuera de ese conglomerado político, declararon esos tres días como jornadas de movilización, agitación, rechazo y descontento, ante la visita de tan conspicuo representante de la patronal criolla.  Era otro tiempo, claramente.  Era un tiempo en donde existía el Movimiento Popular y no sólo como referente en el arco político nacional, sino que como manifestación de una fuerza que apuntaba a la generación, incluso, de embriones de Poder Popular.

El Chile actual nos describe parámetros bastante distintos a lo expresado.  A pocos días de la visita del Representante Político de una las principales potencias imperialistas, podríamos esperar masivas manifestaciones de repudio ante su presencia.  Nadie olvida que el golpe militar del 11 de septiembre de 1973 tiene el sello de la acción criminal de EEUU.  No podemos olvidar, que la segunda fase del imperialismo, esa que concentra, monopoliza, centraliza, excluye y margina, se debe, en gran medida, a las políticas económicas y militares de quienes dirigen el país del norte.

Y decimos que debieran ser masivas manifestaciones de repudio, pues el pasado 11 de marzo, día de la Protesta Popular, convocada por el Comando por los Derechos Sociales y Populares, no contó con el apoyo masivo que se esperaba, en la medida y en relación con las condiciones miserables de vida a la que somos sometidos.  ¿Qué nos puede explicar que los que sufren el sistema de dominación capitalista no se sumen a la necesaria movilización social, a la reconstrucción del Movimiento Popular?

Pensamos que para dicha respuesta existen múltiples y crecientes explicaciones.  Eso quiere decir, que cualquier explicación o respuesta siempre será sesgada y parcial.  La respuesta global, necesariamente, debe surgir de un proceso colectivo, comunitario, socializado.  Por ejemplo, para el Colectivo Acción Directa, uno de los elementos fundamentales en este proceso fue la implementación de lo que hemos denominado la Refundación Social Capitalista, iniciada en 1975 y que cristaliza en 1990.  Luego, entre 1990 hasta hoy, la prolija y potente despolitización, implementada por la concertación.  Sumando a ello, el accionar de los medios de comunicación que dirigen la opinión pública.

Agregar, como posible explicación, la segunda derrota del Movimiento Popular, infligida por el sistema de dominación, en 1986, que apuntó no sólo a una derrota política, sino que se dirigió a la componente ideológica de los que luchaban en contra de la dictadura militar en pos de un recambio popular: gana la guerra no quien aniquila más enemigos, sino quien le arrebata al enemigo las ganas de seguir luchando.

Como corolario y expresión de lo anterior, la monstruosa fragmentación a la que nos vimos sometidos por más de 20 años y a la que muchos y muchas se acostumbraron, sintiéndose cómodos en esa situación.  Pese a todo, ya desde fines de 2010 se comenzaron a dar los primeros pasos para remontar esa penosa situación y es que ya los niveles de vida se han vuelto intolerables y nuestra actitud de trabajar aisladamente se volvió absurda e inconducente.  En este plano, saludamos la realización del Encuentro Sindical Independiente el 26 de marzo en Valparaíso.  Y así, debieran unirse los estudiantes secundarios y universitarios, los pobladores, los cesantes y todas las fuerzas sociales afectadas por el capitalismo y no usamos un eufemismo o palabreja para señalar a nuestro enemigo.  Ya no es el momento de seguir quejándonos en contra de aquellas centrales sindicales o partidos políticos que debiesen estar en este proceso de movilización social.  Es la hora de confiar en nuestras fuerzas y avanzar.

Lo del 11 de marzo fue el puntapié inicial de un proceso que ha de ser extenso, que debe bregar en contra de una corriente que cuenta con todo el peso del Estado capitalista.  Es un proceso lento, en donde debe existir generosidad de parte de los ya organizados, en donde todos y todas quienes componen organizaciones, de distinto ámbito y envergadura, deben convertirse en agitadores, activistas y propagandistas.  Ha de ser un proceso lento, en donde cada quien debe entregar su máxima capacidad de trabajo, en forma incansable, construyendo en todos los lugares la necesidad y la posibilidad de la unidad.

Por eso, hacemos un llamado a incorporarse al Comando por los Derechos Sociales y Populares, que nació desde la base y para la base, que surgió del esfuerzo y la necesidad imperiosamente humana de resistir la mala calidad de vida a la que nos doblega la patronal de todos los pelajes.  Este Comando debe ser el instrumento privilegiado en donde potenciemos nuestras fuerzas y energías.  Con la unidad podemos desplegar con mayor facilidad nuestras posiciones y generar la fuerza social con efectos pertinentes que nos permita reconstruir un Movimiento Popular rebelde, autónomo, rupturista.  Debemos construir una oposición popular al sistema de dominación y hacia sus expresiones políticas.  Una oposición popular que no sólo esgrima el paradigma del Poder Popular, sino que lo vaya haciendo una práctica habitual.  Un Comando que no es ni será furgón de cola de ninguno de los bloques políticos electorales agónicos.  Que tampoco será plataforma electoral de quienes terminan negociando con quienes prosiguieron, sin ninguna vacilación, la entrega de nuestro país a los dictámenes del imperialismo.  Un Comando que sólo ofrezca trabajo y que impida la figuración.  Un Comando compuesto de iguales y fraternos, en donde recuperemos las confianzas, donde nos miremos a los ojos y sintamos la alegría de ser participes de una lucha que no hace más que recomenzar.  Un Comando inclusivo, dialogante, convocatorio, democrático por antonomasia, en donde todos y todas se sientan parte de un proyecto compartido.  En definitiva, un esfuerzo federativo en donde la diferencia no pese más que el aspecto unitario; un espacio en donde nos despojemos de nuestras taras.

Se torna ineludible asistir este LUNES 21 DE MARZO A LAS 19 HORAS, en AHUMADA CON ALAMEDA, para participar en la marcha de repudio a la presencia del principal representante político gringo en Chile.  Sea esa actividad otra instancia en donde nos hemos de reconocer aquellos y aquellas que debemos ser actores protagonistas en este gran proyecto de crear un vasto movimiento democrático popular que nos permita alcanzar nuestros objetivos históricos.

Además, extendemos la invitación para el VIERNES 18 DE MARZO, a las 19 HORAS, EN BRASIL 658, ENTRE SANTO DOMINGO Y ROZAS, para realizar un balance del 11 de marzo y ver las perspectivas de la movilización social.

No podemos dejar pasar este instante en que sectores de diversas posiciones, doctrinas, filosofías, políticas, se han unido tras una Convocatoria de marcado carácter anticapitalista.  Pensamos que ese es el camino.  La defensa del nivel de vida de los Pueblos, los Trabajadores, los Explotados, debe ser nuestra coordenada de unidad.  Y una vez que extendamos este movimiento podremos luchar por otras demandas mayores.

¡SÓLO LA LUCHA NOS HARÁ LIBRES!
Fraternalmente,
COLECTIVO ACCIÓN DIRECTA.  Organización que pertenece al Comando por los Derechos Sociales y Populares.

MARZO 15 DE 2011.
¡AÑO DE LA MOVILIZACIÓN SOCIAL!

Imagen americamorenarap

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

  1 comment for “Carta abierta del Colectivo Acción Directa

  1. 23 Abril 2011 at 13:37

    Muchas Gracias Compañeros y Compañeras, por publicar el Documento del Colectivo Acción Directa. Ahora, los llamamos a difundir lo de la Protesta Popular del 11 de julio de 2011, cuando se cumplen 40 años de la ley que permitió nacionalizar el cobre.
    Fraternalmente, Ronny Nebott.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *