Brasil: ya son 50 los ataques políticos de bandas fascistas seguidoras de Bolsonaro

En el marco de la primera vuelta de las elecciones en Brasil y las vísperas de la segunda vuelta entre Jair Bolsonaro, del Partido Social Liberal (PSL) y Fernando Haddad, del Partido de los Trabajadores (PT), ha recrudecido en las últimas semanas los ataques políticos a militantes de izquierda, feministas, estudiantes y profesores universitarios, personas negras, de la comunidad LGBT y votantes de Haddah. Ya se han registrado 50 ataques de bandas fascistas que apoyan al candidato fascista, según un mapeo del investigador y periodista Haroldo Ceravolo. El asesinato con 12 puñaladas en un bar de Romualdo Rosario da Costa, artista y votante de Haddad, en Salvador de Bahía, y el asesinato a tiros del dirigente sin tierra Aluisio Sampaio, los casos más extremos. Por ANRed.

En Latinoamérica y el resto del mundo se vuelve a encender la alarma por las fuertes posibilidades que tiene Jair Bolsonaro, del Partido Social Liberal (PSL), de ser elegido presidente para la segunda vuelta de las elecciones en Brasil, la cuarta democracia más grande del mundo después de India, Estados Unidos e Indonesia, primer economía de América Latina, integrante del G20 y del grupo BRICS.

En ese contexto, el clima de violencia política va en aumento: se registraronal menos 50 ataques políticos de bandas fascistas que apoyan al candidato ultraderechista contra personas LGTB, militantes de izquierda, feministas y simpatizantes de Haddad. Y siguen en aumento loss casos.

Todos ataques que el candidato legitima con su discurso fascista, intolerante, machista, xenófobo y confrontativo, y que se vienen recopilando en un link se Google Maps, un mapeo hecho por el investigador y periodista Haroldo Ceravolo, muestra más de 50 casos de violencia cometidos desde principios de octubre por defensores del candidato a la presidencia Jair Bolsonaro, y el número aumenta cada día.

La organización Open Knowledge Brasil también lanzó una herramienta para monitorear los crímenes y ataques motivados por intolerancia política. La plataforma #VíctimasDaIntolerancia reúne también casos de agresiones físicas sufridas durante el período electoral y pide la colaboración de la sociedad en la denuncia de nuevos sucesos.

Si bien el denominador común son las amenazas, los insultos y golpes, los ataques son de diverso tipo: denuncias anónimas macartistas contra profesores universitarios, estudiantes y centros culturales; amenazas en las redes sociales; insultos y golpes en las calles y negocios a militantes de izquierda, simpatizantes de Haddad e integrantes de la comunidad LGBT; amenazas de revueltas en las calles si Bolsonaro pierde.

La mayoría de los ataques se concentraron en San Pablo, Río de Janeiro y las demás ciudades costeras, pero también se extendieron a diferentes puntos del país.

Entre los casos más resosnantes, está el de una estudiante de la Universidad Federal de Piauí (UFPI) fue víctima de amenazas y discriminación racial en su perfil en una red social: “cuando tenga porte de arma y te encuentre en la UFPI, ten cuidado, nadie va a extrañar una negra burra”, dice el mensaje amenazador.

O el de una joven de Santo André, localidad de San Pablo, que relató, de manera anónima: “Solicité la parada del autobús público (situación normal, levantar la mano en el punto para que el transporte parara y así subir). El conductor paró el transporte y me miró con la puerta aún cerrada. Después de tener que casi implorar, abrió la puerta, y comenzó a gritar de manera extremadamente violenta que no podía tomar el autobús porque tenía ‘cara de comunista“, relató.

En una de las unidades del curso Anglo, en el barrio de la Libertad, en Sao Paulo, aparecieron una serie de pintadas que piden la muerte de negros, lesbianas y gays.

En São João de MeritiRío de Janeiro, electores de Bolsonaro se fotografiaron con armas frente a la urna y luego viralizaron las imágenes en las redes sociales.

Julioanna Barbosa, mujer trans de 41 años, fue atacada con una barra de hierro por partidarios de Bolsonaro en Río de Janeiro. Fue golpeada en la cabeza y el cuello, y también recibió patadas y golpes por el cuerpo. Fue socorrida por personas que pasaban en el lugar y llevó diez puntos en la cabeza. 

Hubo casos más extremos, como el del asesinato de 12 puñaladas de Romualdo Rosario da Costa, conocido por su seudónimo “Moa do Katendé”, reconocido artista de la ciudad brasileña de Salvador de Bahía, quien fue asesinado por un seguidor de Bolsonaro en un bar luego de una discusión política en la que criticó al candidato presidencial ultraderechista.

Moa do Katendé tenía 63 años, era conocido en Brasil por su esfuerzo para rescatar las tradiciones africanas en la cultura local. Estaba en un bar tranquilo hasta que comenzó a discutir sobre política con un hombre que ingresó gritando el nombre de Bolsonaro, que luego desencadenó en el ataque del simpatizante fascista, que luego quedó preso.

El maestro Romualdo Rosario da Costa, conocido por su seudónimo “Moa do Katendé” durante una entrevista a un canal local / Youtube TV Web Cultura

Otro hecho destacado fue el asesinato del líder sin tierra Aluisio Sampaio, conocido como “Alenquer”, quien recibió varios disparos en la cabeza el 11 de octubre en Castelo de los Sueños, Pará, a orillas de la BR-163. Según el diario Folha do Progresso, uno de los asesinos habría sido arrestado, y el otro, conseguido huir.

En una rueda de prensa realizada ayerel ex alcalde de Sao Pablo Fernando Haddad advirtió que “los casos de violencia se han multiplicado” en las calles y que hay “una ola de invasiones” en las redes sociales, donde seguidores de Bolsonaro realizan amenazas. Es por eso que las personas “están con miedo de manifestarse”, denunció, y alertó sobre que la candidatura del ultraderechista “pone en riesgo la democracia de Brasil”.

Fuente : ANRed.org

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *