Brasil :Organizaciones repudian la destrucción de equipos de las radios comunitarias

En la semana pasada, ocho toneladas de equipos y otros materiales pertenecientes a radios comunitarias de la región metropolitana de Sao Paulo fueron destruidas por la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) y por la Alcaldía de Sao Paulo. La actitud fue vehementemente rechazada por las organizaciones que integran la Coordinación Ejecutiva del Foro Nacional por la Democratización de la Comunicación (FNDC), que consideran la operación como un acto de ignorancia y prepotencia.

Para la FNDC, la actitud de Anatel, representa una acción deliberada contra la democratización de la comunicación y evidencia los temores de los sectores empresariales frente a la Conferencia Nacional de Comunicación, programada para diciembre del 2009. “Junto a sus atribuciones regulatorias generales, corresponde a Anatel trabajar también por el fomento de la Radiodifusión Comunitaria, considerando su reconocida importancia para la sociedad” afirma la nota firmada por las entidades.

Para José Luis Sóter, coordinador ejecutivo de la Asociación Brasilera de Radiodifusión Comunitaria (Abraço) y miembro de la Coordinación Ejecutiva del FNDC, esa actitud se da en un contexto de reacción de determinados sectores contrarios a la realización de la 1ª Conferencia Nacional de Comunicación: “La actitud de Anatel, sea ella ingenua o comprometida, termina fortaleciendo el interés de los sectores comerciales que están contra la realización de la Conferencia Nacional de Comunicación”.

El material, que estaba distribuido en cinco camiones, fue destruido en el hangar de la desaparecida compañía aérea Vasp, en el aeropuerto de Congonhas, en São Paulo. “Esa operación mediática procura endosar el equívoco o la mentira que afirma que las radios comunitarias derriban aviones. Es una actitud orquestada por los sectores enemigos de las radios comunitarias que tratan de cooptar a la opinión pública para lograr la criminalización de dichas radios”, denuncia Sóter.

Según la Alcaldía paulista, en medio del material aprehendido estaban 17 mil CDs, 750 trasmisores, 70 antenas y 400 receptores. Anatel informó que los materiales corresponden a las operaciones de clausura de radios clandestinas en el período de los últimos cinco años, involucrando a dos mil emisoras. En 2008, fueron cerradas 400 emisoras de radio en la región metropolitana de São Paulo y 1.252 emisoras en el resto de Brasil.

Las organizaciones defensoras de la democratización de la comunicación reclaman de la burocracia para la concesión para autorización del funcionamiento de las radios comunitarias, impidiendo su reglamentación. Gran parte de los equipos destruidos estaba vinculada a procesos de regularización de las emisoras aún en tramitación, en la espera del parecer de las autoridades responsables.

En la búsqueda de espacios para la comunicación, los instrumentos utilizados por las entidades defensoras se fundamentan en el concepto de radiodifusión pública, en el cual la comunicación no tiene solamente objetivos de entretenimiento y lucro. “Con eso ganamos el apoyo de las comunidades”. Subraya Sóter. Además, considera como un importante instrumento de lucha el amplio debate realizado junto a la sociedad, convirtiendo en pública la cuestión de la violación del derecho a la comunicación.

Sóter afirma que la política de radiodifusión del gobierno Lula no presentó grandes avances en relación al gobierno anterior. “La cuestión de la complementariedad no fue implementada. Continuamos con casi la totalidad de las radios siendo monopolizadas por los grupos comerciales. Además no conseguimos avanzar en la regionalización de la producción cultural”, destaca.

Fuente: ADITAL

Foto:  Tovinho Regis

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *