Atentados a la libertad de expresión en Chile y territorio Mapuche

LIBERTAD EXPRESIONCada cierto tiempo en Chile, ocurren atentados a los DDHH de libertad de expresión y/o al derecho a la comunicación. Recientemente salió a la palestra mediática del País la situación ocurrida con el fotógrafo Felipe Durán, con cerca de un año en prisión preventiva y objeto de un montaje de municiones y armamento desde sectores turbios de las fuerzas represivas y al parecer, también, desde ciertos operadores de la justicia en contubernio con poderes fácticos.  Por su parte, un corresponsal del canal internacional HispanTV,Leonel Retamal, fue violentamente detenido en el marco de una manifestación, dejado en prisión 24 horas y con intentos de criminalización en su contra.

Sin embargo, no son hechos aislados, más aún en lo que respecta a causas relacionadas con los derechos del Pueblo Mapuche, los conflictos con el estado chileno y ciertos poderes económicos (empresas forestales y sectores del latifundio conservador y colonial) y más aún, cuando se trata de coberturas informativas desde el mismo territorio ancestral (Ngulumapu – Wallmapu).

Durante los años 2002 y 2005, se realizaron una seguidillas de robos informáticos a organizaciones Mapuche o aliados, en el marco de lo que fue el “Plan de operación paciencia”. Organizaciones como el Consejo de Todas Las Tierras, Mapuexpress informativo, Lonko Kilapan, Consejería Indígena Urbana, Observatorio Ciudadano, entre otros, fueron objeto del robo de computadores y materiales de información.

Por otro lado, el acoso y las pesquisas judiciales también han sido frecuentes. Richard Curinao, del medio informativo werken.cl en febrero del año 2010 fue objeto de allanamientos a su hogar y lugar de trabajo, requisándole computadores y disco duro. Asimismo, en julio de este 2016, fue citado a declarar a la Policía de Investigaciones de Angol para obtener información sobre sus fuentes informativas.

Por su parte, documentalistas de origen chileno o extranjeros que han abordado diversos antecedentes relacionados con los conflictos territoriales, han sido objeto también de la persecución, entre ella Elena Varela en el marco del documental “Newen Mapuche”, cuyo base se relacionaba al conflicto de las empresas forestales y latifundio colonialista, hecho ocurrido durante los años 2009 y 2010. Por su parte, varios realizadores audiovisuales y fotógrafos extranjeros han sido arbitrariamente deportados. Lo ocurrido durante el 2009 con la detención de dos franceses, Christopher Cyril Harrison y Joffrey Paul; y la expulsión del País de dosdocumentalistas italianos: Giuseppe Gabriele y Dario Ioseffi, han sido parte de esta lógica abusiva.

Otros casos en esa línea ha sido lo ocurrido contra el escritor vasco Asel Luzurraga, objeto de una abierta persecución y montaje, siendo deportado luego de una judicialización en el año 2010. De la misma forma, la detención y abuso policial contra el fotógrafo italiano  Massimo Falqui, perseguido mientras visitaba una comunidad mapuche en Ercilla; o las incautaciones, durante el mismo año, al fotógrafo y escrito chileno ya fallecido, Alejandro Stuart.

Otro caso no menor, es lo que ha sucedido con radios Mapuche, con contenidos de pertenencia cultural, varias de las cuales han sido objeto de allanamientos, cierres e incautación de equipos como ocurrió con radio Kimche Mapu de Lanco (2013); Radio La Voz Nueva  Braunau de Puerto Varas (2015); o La Voz de Carahue (2015), entre otras, hechos similares ocurridos a otros medios aliados que han dado amplia cobertura a las luchas territoriales del Pueblo Mapuche, como Radio Manque de Rancagua, cerrada violentamente en octubre del 2015, siendo estos casos documentados e ingresados por organizaciones como AMARC ante instancias internacionales de Derechos Humanos como las Relatorías de Libertad de Expresión de la ONU y la CIDH, existiendo preocupación por estos organismos ante estos atropellos.

Varios hechos de hostigamiento han debido enfrentar comunicadores en el marco de los conflictos territoriales. Uno de los últimos, en marzo de este 2016, fue el ocurrido con el periodista Mauricio Durán junto a dirigentes Mapuche y que fue denunciado por el Parlamento de Koz Koz en la Región de Los Ríos: ““Denunciamos e informamos a la opinión pública la situación vivida el lunes 21 de marzo alrededor de las 16 horas por elperiodista Mauricio Duran y personas mapuche del territorio, quienes se dirigían a la Escuela de Purulon con el fin de entrevistar a la encargada del Colegio Santa Elisa para confirmar la presencia de efectivos policiales en el establecimiento educacional. Pasado el puente de acceso al sector de Purolón, fueron emboscados por dos patrullas de carabineros desde las cuales descendieron funcionarios armados con escopeta y una ametralladora uzi conminado a detener el vehículo en el cual viajaban en total cuatro personas. Esta acción por parte de efectivos policiales buscó realizar una fiscalización, un control de identidad y el registro del automóvil bajo el pretexto de una denuncia anónima de que el periodista Mauricio Duran portaba un arma.”, situación parecida y casi paralela,  se vivía en la zona del Alto Bio Bio, con integrantes del Colectivo Mapuexpress y la Red por la Defensa de los Territorios, objeto de retenciones irregulares y controles de identidad.

 El Colegio de Periodistas a inicios de abril del 2016 emitía un comunicado por hechos ocurridos en la Araucanía, señalando en una nota: “La organización se refirió así a las múltiples ocasiones en que han recibido antecedentes donde profesionales de la prensa han visto obstaculizada su labor e, incluso, se les ha impedido ésta a través de requisamiento de equipos y material periodístico, entorpecimiento de acceso a lugares públicos, agresiones, y detenciones y retenciones irregulares”. Agrega en otro punto: “La última situación conocida afectó al fotógrafo Camilo Tapia durante un procedimiento policial que se desarrolló en la comuna de Ercilla el lunes 28 de marzo, en un colegio en Pailahueque.  Según relatara el profesional, en la ocasión fue objeto de destrucción de su material de trabajo, agredido verbalmente y amenazado”.

En este contexto, el Colegio de Periodistas hizo un llamado “a la Presidenta Michelle Bachelet, a las autoridades y legisladores, a ver mecanismos para revertir lo que está ocurriendo, donde Chile pareciera avanzar más hacia un Estado policial que hacia uno verdaderamente democrático”.

Tema aparte es el tratamiento informativo que el Pueblo Mapuche y sus causas por derechos recibe por parte de la mayoría de los medios comerciales masivos en Chile, donde montajes comunicacionales y acciones racistas y discriminatorias, son parte activa de las pautas y líneas editoriales.

El caso de Felipe Durán

Quizás el más grave ocurrido en los últimos años, es la situación con el fotógrafo Felipe Durán. Hace más de 11 meses,  Felipe se encontraba durmiendo en su casa ubicada en Chomío, sector rural de la comuna de Padre Las Casas.El periodista del Desconcierto.cl, Juan Pablo Rioseco, describía los hechos:  “En la sala principal estaba también su amigo Cristian Levinao, quien lo había visitado para pedir alojamiento debido a su condición de “clandestino”. A las 8.15 de la mañana, un grupo de 150 funcionarios armados de Carabineros ingresa de golpe al inmueble y se los lleva a ambos detenidos. Una hora y media después, la Jueza del Tribunal, Caroline Guzmán, recibe una llamada de parte de un funcionario del GOPE para darle a conocer que habían encontrado armamento de guerra, granadas, municiones, cartuchos de dinamita, material para fabricar explosivos, propaganda anarquista, plantas y paquetes con marihuana en la casa del fotógrafo. Tras una extensa audiencia, la Fiscalía de Temuco imputó a ambos por infracción a la Ley de Control de Armas y Explosivos”.

Llama la atención que nuevamente aparece en descripciones de este tipo, agentes del GOPE (sector comando de carabineros), misma instancia desde donde se han asesinado por la espalda a dos jóvenes Mapuche(Matías Catrileo y Jaime Mendoza Collio); o cuyos agentes balearon a una mujer Mapuche a 10 metros de distancia en presencia de sus hijos, en mayo de este 2016 en la comuna de Tirúa; y numerosos otros casos de violencia y montajes para inculpar a comuneros Mapuche.

Fuente: Mapuexpress

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *