Ataques a la libertad de Prensa en aumento en Colombia

Según un reciente informe de la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP), los casos de ataques a la libertad de prensa en Colombia se incrementaron a 31 en el periodo comprendido entre marzo 18 y 31 de mayo. El registro de la FLIP establece que los ataques afectaron a 42 periodistas y 5 medios de comunicación.  El reporte especifica que 27 de los casos son agresiones directas y 4 casos de censura indirecta. Además se denunciaron 7 amenazas y 7 estigmatizaciones.

La alerta señala que los agresores principales fueron particulares y funcionarios públicos, que serían los autores de 17 ataques a la libertad de prensa.

De manera especial preocupa el secuestro de Juan Diego Restrepo, editor de Verdad Abierta, a manos de la guerrilla del EPL; el robo de información a Laura Ardila, editora de La Silla Vacía en el contexto de una serie de presiones y dificultades que el proyecto La Silla Caribe ha afrontado; y la amenaza que llevó a Natalia Cabrera, corresponsal de Caracol Noticias, y su camarógrafo, a abandonar la ciudad de Tumaco, Nariño, después de haber publicado grabaciones de una situación de orden público.

Casos destacados

La FLIP destaca las novedades que se han presentado en los casos de Gonzalo Guillén y Ademir Luna en los últimos meses.

Gonzalo Guillén lleva varios años investigando, publicando y denunciando los nexos criminales del exgobernador de La Guajira, Kiko Gómez. Debido a estas investigaciones, Gonzalo ha recibido varias amenazas que lo llevaron al exilio en 2013 y 2014. En abril de 2015, Guillén estaba citado para declarar como testigo en contra de Kiko Gómez. Por esos días, el periodista alertó de un plan para asesinarlo liderado por el exgobernador de La Guajira. Gonzalo reportó que después de la audiencia en la que atestiguó fue perseguido por varios vehículos. Estos antecedentes y el hecho que el periodista esté colaborando con la justicia colombiana derivan en un aumento del riesgo de Guillén, situación que debe ser tenida en cuenta por parte de las autoridades.

Ademir Luna es investigador y periodista del Observatorio de Paz Integral (OPI), organización que monitorea y analiza las problemáticas del Magdalena Medio relacionadas con la construcción de una cultura de paz en esa región. En enero, el OPI publicó el informe “Barrancabermeja: las estructuras paramilitares fortalecen su poder”, en el que se denunciaba el fortalecimiento de Los Urabeños en la región. Desde entonces, Ademir ha sido víctima de amenazas por parte de esta banda paramilitar. El último hecho que reportó el periodista describía que había recibido una llamada anónima informándole que habían dado la orden de matarlo.

Tanto Gonzalo como Ademir han reportado a la Unidad Nacional de Protección (UNP) las novedades en sus casos con miras a que se reevalúe su situación de riesgo. La FLIP considera que estas solicitudes son pertinentes e insta a la UNP para que estos casos sean reevaluados con prontitud.

Resolución 2222 de la ONU, un avance para la protección de periodistas en zonas de conflicto

El 27 de mayo de 2015, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) emitió esta resolución en la que exhorta a los Estados Miembros a que “(…) creen y mantengan, en la legislación y en la práctica, un entorno seguro y propicio para que los periodistas, los profesionales de los medios de comunicación y el personal asociado puedan realizar su trabajo de forma independiente y sin injerencias indebidas en situaciones de conflicto armado”. La FLIP celebra esta promulgación, especialmente, porque tiene carácter vinculante para los Estados, quienes deberán tomar acciones para contrarrestar la violencia contra periodistas en el marco del conflicto.

No olvide descargar el archivo adjunto, donde encontrará información sobre los casos de restricción a la libertad de prensa que se presentaron durante este periodo de 2015.

Fuente: FLIP

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *