Argentina: Se constituyó la Coordinadora de Organizaciones y Movimientos Populares

30/11/2009  Lanús, Buenos Aires

Con la presencia de más de quinientos delegados de organizaciones populares, reunidos en el espacio recuperado Roca Negra en Lanus los días 28 y 29 de noviembre, se constituyó la Coordinadora de Organizaciones y Movimientos Populares. De este primer encuentro, aún con diversos niveles de definición, participaron militantes de las provincias de Tucumán, Santa Fe, La Rioja, Córdoba, San Luis, San Juan, Buenos Aires, Mendoza, Catamarca, Rio Negro, Neuquén, Misiones, Formosa y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Tambien se recibió adhesiones de organizaciones sociales de Jujuy, Salta, Chubut y La Pampa. Finalmente, aún respetando a quienes debían trasladar los debates a sus ámbitos de base y no tenían mandatos explícitos para acompañar las decisiones generales, el grueso de las organizaciones decidieron dar forma a la Coordinadora de Movimientos con un carácter federativo y multisectorial, en base a principios anticapitalistas, antiimperialistas y antipatriarcales.

La Coordinadora que nuclea a agrupaciones, territoriales, sindicales, culturales, ambientales y estudiantiles, se define como una articulación de movimientos y organizaciones populares que intentaran canalizar a través de esta herramienta su voluntad de intervención política.

Define como ejes de intervención politica a la lucha contra el hambre y la precarizacion de la vida ; la lucha contra el modelo de saqueo y contaminación y por un proyecto de país soberano y solidario, asentado en el control estatal y popular de las empresas y recursos estratégicos; la lucha contra los despidos y la precarización laboral; la defensa de la soberanía popular y la lucha contra el imperialismo y contra toda forma de opresión y fragmentacion de los pueblos latinoamericanos.

Los promotores de esta propuesta destacaron que la constitución de la Coordinadora culmina un largo proceso de experiencias comunes, acumulación de confianzas, y construcción de acuerdos a partir de la busqueda permanente de consensos y síntesis superadoras, que han venido transitando estas organizaciones desde lo sectorial o desde compartir cercanías geograficas, y rescataron experiencias puntuales como ha sido la constiticion del Encuentro Naconal Estudiantil de Organizaciones de Base -ENEOB-, El Encuentro Territorial realizado en La Plata el 29 de Agosto, o la Reunión de Intelectuales realizada en Buenos Aires el 1 de setiembre.

Desde lo politico estas organizaciones afirman que las posibilidades de cambio abiertas a partir del alza de luchas populares que tuvo como epicentro el 19 y 20 de diciembre de 2001, no están atadas a la suerte del kirchnerismo, y se asumen como una parte de nuestro pueblo que no se resigna a volver a los 90, buscando nuevas alternativas políticas, sustentadas en la maduracion de las construcciones sociales y políticas.

En lo ideológico se afirman en la necesidad de un cambio social como única alternativa posible para acabar con la explotación y garantizar la supervivencia del planeta, cambio social que entienden debe vivenciarse desde la prácticas de nuevos valores y acciones que prefiguren una sociedad solidaria.

Finalmente califican a esta Coordinadora como un aporte a la unidad popular, y a la necesaria vinculacion con los movimientos sociales y politicos latinoamericanos.

A continuación reproducimos la convocatoria de constitución de esta Coordinadora.

Convocatoria para la constitución de una
Coordinadora de Organizaciones y Movimientos Populares

En las jornadas del 19 y 20 de diciembre de 2001 se desarrolló en nuestro país una rebelión popular que expuso la crisis de representatividad política de la clase dirigente y el hartazgo popular por las políticas de ajuste neoliberal.

La rebelión popular no fue un hecho aislado sino el pico más alto de un alza de las luchas populares que se prolongó hasta mediados de 2002, que fue capaz de voltear a un gobierno pero incapaz de plantear una alternativa propia a la crisis política. Esta crisis fue timoneada por el Partido Justicialista que provocó una devaluación y llevó a la presidencia a Néstor Kirchner, que pudo atemperar la movilización popular confundiéndola con gestos progresistas y, al mismo tiempo, impulsando políticas de fragmentación y/o cooptación de los sectores populares.

Después de 4 años de gobiernos de crecimiento económico donde no se avanzó en la distribución del ingreso, pero se registraron avances en la disminución de la pobreza y el desempleo, el gobierno vio debilitarse su capital político, golpeado por los efectos de la crisis internacional, por sus decisiones políticas, y por la propaganda de la derecha tradicional. Este debilitamiento quedó expresado en la derrota electoral sufrida por el kirchnerismo en distritos claves como son Provincia de Buenos Aires, Capital, Córdoba, Santa Fe y Mendoza, en las elecciones de junio de 2009.

El kirchnerismo ha demostrado su decisión de resistir su ocaso político apelando a gestos contradictorios. Por un lado, impulsando medidas de carácter progresista como la ley de medios o la asignación familiar a hijos de desocupados y precarizados, y por otro haciendo concesiones a los grandes grupos económicos que garanticen “la gobernabilidad”: tarifazos, concesiones a las patronales agropecuarias, garantías a las trasnacionales mineras. En ese mismo rumbo trata de asegurarse el funcionamiento de la máquina clientelar del conurbano y respondiendo a las luchas por el legítimo reclamo de trabajo, se promueven “cooperativas”, que intentan que no sean más que cuadrillas donde el intendente es patrón y sus punteros capataces.

Es indiscutible que hay un avance de sectores del gran capital que habían sido desplazados por los sectores exportadores vinculados al kirchnerismo, que existe una feroz ofensiva ideológica de los grandes medios tratando de borrar todo vestigio progresista y que, a partir de diciembre tendremos un parlamento más conservador. Pero esto no significa, como pretenden hacer creer los grandes desinformadores mediáticos de oposición u oficialistas, que en el destino de los Kirchner se juegan las posibilidades de cambios abiertas en el 2001.

Hay una parte de nuestro pueblo que no se resigna a volver a los 90 y que busca nuevas alternativas como se expresó en las últimas elecciones de distintas iniciativas o a través de distintas formas de reagrupamiento. Haciendo la salvedad que no confundimos emergentes políticos que confirman la voluntad de resistencia de nuestro pueblo, con apuestas sólidas que den perspectiva a esas expectativas. Al mismo tiempo, resulta importante señalar el altísimo nivel de abstención electoral de las últimas elecciones donde casi el 28% de la población no participó, siendo este el índice más alto de abstencionismo desde 1983, lo cual también reafirma la crisis de legitimidad de la clase política tradicional, crisis de la cual los procesos de 2001 y 2002 fueron su expresión más visible pero que creemos que se mantiene latente en gran parte de los sectores populares de nuestro país.

También es cierto que el gobierno fue incapaz de deslegitimar o destruir al conjunto de las organizaciones populares. Entre las sobrevivientes a la cooptación podemos advertir avances en su maduración política y un número importante de pequeñas organizaciones extendidas en todo el país, con lazos de confianza, que en su conjunto permiten contar con experiencias sectoriales de avanzada, procesos originales de organización, militancia para cimentar una sólida formación política y relación con los procesos más avanzados de América Latina.

Algunas de estas organizaciones hemos venido realizando en los últimos tiempos procesos de acercamiento, actividades comunes, encuentros, que han ido fortaleciendo la decisión de constituir una Coordinadora de Organizaciones y Movimientos Populares que contribuya a poner en común acuerdos, experiencias y saberes, y a pensar y ejecutar formas de intervención política conjunta, sintiéndonos parte del espacio de resistencia popular que sigue creyendo que tenemos alternativas a las que nos van a ofrecer los politiqueros del sistema.

Advirtiendo que nuestro mejor aporte a ese espacio de resistencia será no renunciar a lo que mejor hacemos que es construir poder popular desde las bases, intentando articular políticamente nuestras luchas y nuestras demandas. Tomando en cuenta los mismos ejes de intervención que venimos desarrollando desde las distintas organizaciones como son:

– La lucha contra el hambre y la precarización de la vida, que afecta el empleo, la salud, la educación y la vivienda. Por un proyecto de país asentado en políticas que garanticen el buen vivir de todos sus habitantes, con hambre cero, sin despidos ni trabajo precario, con soberanía alimentaria y acceso a la tierra para los que la trabajan, a partir de una Reforma Agraria Integral para los/as campesinos/as, poblaciones indígenas y pequeños/as agricultores/as.

– La defensa de la educación pública y la lucha por una educación pública y popular, impulsada por los movimientos sociales y organizaciones populares para construir una educación crítica y emancipatoria.

– La lucha contra los despidos, la subocupación, la desocupación, la precarización laboral y la decisión de hacer pagar a los/as trabajadores/as los costos de la crisis mundial y local. Por salarios y condiciones de trabajo dignas. Por convenios colectivos que recuperen conquistas históricas de las y los trabajadores (el mismo Estado que homologa convenios lesivos, subsidia con exenciones y otros beneficios impositivos a las multinacionales. La mayor parte de los sindicatos nacionales “madres” han suscripto nuevos convenios “flexibilizados” y se adaptan a las condiciones más desfavorables para el sector del trabajo previstas por la “Reforma Laboral”).

– Fortalecer y coordinar las experiencias de las Fábricas Recuperadas por sus trabajadores, como expresiones concretas del control obrero o control de clase de los medios de producción. El control obrero debe construirse desde la lucha en torno a cada puesto de trabajo -lo que implica la no aceptación de los despidos y la lucha por la reducción de la jornada de trabajo sin reducción salarial-, y de allí a la organización general del trabajo en la empresa y en la sociedad.

– La lucha contra el modelo de saqueo y la contaminación y por un proyecto de país soberano y solidario, asentado en el control estatal y popular de las empresas y recursos estratégicos a partir de la gestión y autodeterminación de los recursos naturales por parte de las poblaciones que habitan esos territorios en pos del bien común del conjunto de la sociedad y no para intereses corporativos y/o empresarios.

– La defensa de la soberanía popular, alentando mecanismos de democracia directa y participativa como única forma de garantizar la defensa de los intereses y los deseos del pueblo, combatiendo los privilegios y la impunidad de los poderosos.

– La lucha por los derechos de las mujeres y la igualdad de Géneros, cuestionando los estereotipos y mandatos patriarcales e impulsando iniciativas que denuncien claramente la violencia sufrida en todas sus formas, así como el secuestro y la desaparición para el negocio de las redes de prostitución y trata. Porque lo privado es político luchamos por el derecho a decidir sobre nuestros propios cuerpos: por educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir.

– La lucha de los pueblos originarios en defensa de sus territorios y culturas.

– La lucha contra el imperialismo y toda forma de opresión o fragmentación de nuestros pueblos latinoamericanos. Promoviendo con la unidad de los pueblos, más allá de las fronteras de los Estados, la Patria grande Latinoamericana que se forja en las gestas de Túpac Amaru, Túpac Katari, Bartolina Sisa, San Martín, Artigas, Bolívar, Sandino y el Che Guevara, entre otros.

Por último, esta convocatoria a la conformación de una Coordinación de Organizaciones y Movimientos Populares es una continuidad de otras iniciativas realizadas como el Encuentro Nacional de Estudiantes de Organizaciones de Base -ENEOB- que reúne más de 50 agrupaciones estudiantiles, el Encuentro de Movimientos Populares y Agrupaciones Sociales, realizado en La Plata el 29 de agosto, y que reunió a más de 40 agrupaciones territoriales y colectivos barriales de todo el país (adjuntamos informe), y el Encuentro de Investigadores e Intelectuales Críticos, realizado en Capital Federal el 3 de octubre, y que reunió a 65 intelectuales. Todas estas iniciativas toman para sí los criterios de participación por invitación, desarrollo asambleario, y las decisiones asumidas en estos encuentros de superar el corporativismo y luchar por un autentico Cambio Social. Precisando que cuando decimos Cambio Social decimos cambio de sistema y nueva sociedad como proyecto de largo plazo, pero también cambio que empezamos a vivenciar ahora, desde nuestras relaciones cotidianas. Cambio Social como opción ante la injusticia de todas las formas de explotación, pero también como elección por la vida, ante la incapacidad demostrada por el capitalismo de garantizar la supervivencia del planeta.

Los esperamos el sábado 28 y el domingo 29 de noviembre a partir de las 9 horas.

Centro Comunitario Roca Negra, Lanús.
Dirección: Méndez y Camino Gral. Belgrano. Se garantiza traslado desde Capital Federal.

Organizan:

Asamblea de Beccar – San Isidro
Asamblea de Wilde – Avellaneda
Casa de la Cultura Compadres del Horizonte – Capital Federal
Colectivo La Trifulca-Frente Cultural y Territorial -Capital Federal
Convocatoria para la Liberación Nacional y Social – Capital Federal, F. Varela, Mar del Plata, Cipoletti, Rosario, Córdoba
Cooperativa de Educadores e Investigadores Populares (CEIP) -Capital Federal y zona norte de Gran Buenos Aires
Corriente Julio Antonio Mella – Universidad de Buenos Aires
Frente Popular Darío Santillán (FPDS) – Capital Federal, Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, San Luis, Tucumán, Jujuy, Formosa, Río Negro-Neuquén.
La Galpona – Vicente López
Organización Estudiantil Lobo Suelto – Capital Federal
Organización Popular Fogoneros – Tigre
Socialismo Libertario – Capital Federal, La Matanza, Rosario

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *