Argentina: “La Pulseada es un medio que resiste su archivo”

Por Martina Dominella

En su duodécimo aniversario en la calle, la revista que fundó Carlos Cajade lanzó una antología con algunas de las mejores notas publicadas. El libro se presentó el sábado 26 de abril en el centro cultural Azul un Ala y estuvieron presentes “pulseadores de todos los tiempos”.

El libro es una buena excusa para pensar en el camino recorrido y festejar estos primeros 12 años de la revista, que en realidad empezó 30 años atrás, en la Navidad de 1984, y es la historia de un cura que pasó la Nochebuena con un grupo de chicos en un baldío de Berisso mientras su familia lo esperaba en casa, esa historia tantas veces contada que Carlos Fanjul retrató en la revista y forma parte de la selección del libro.

Días antes de la presentación, Carlos Gassmann, su compilador, dijo que “la revista La Pulseada nos ha permitido ejercer en libertad el periodismo, que es el oficio que amamos”. Una afirmación que da orgullo y que no se escucha en cualquier redacción. En la tarea de releer centenares de notas y de elaborar un criterio de selección, Gassman transformó en certeza algo que sospechaba: La Pulseada resiste su archivo. “Es una revista con una coherencia majestuosa”, agregaría después Miguel Croceri, quien participó en esos primeros momentos cuando la revista era, apenas, una idea.

Como parte de esta jornada, los colectivos artísticos Laboratorio de ideas, Mostro y Libélula realizaron una instalación compuesta por ejemplares de La Pulseada. Algo así como un paseo azaroso por el archivo donde se veían la sonrisa de la Negri, la edición especial por los 10 años, la tapa después de la inundación, la denuncia por las casitas cerradas, la foto de las chicas de Baruyo participando de Jóvenes y Memoria o la noticia de la recuperación de Mailén que nos puso contentos a todos. Claro: La Pulseada tiene que seguir saliendo para hablar de los temas que provocan que la Obra de Cajade exista y para hablar de todos los pibes y las pibas.

Transcurrió la tarde, en compañía de hip hop de VGH (estuvieron Mariano, Samuel, Néstor, Brian y Daniel) y canciones de la mano de La Modernidad. Daniel Badenes, actual director de la revista, empezó a nombrar a “los pulseadores de todos los tiempos” que se acercaban a Azul un Ala y también a leer adhesiones y saludos de los que no pudieron ir, como Emilce Moler -entrevistada de una de los notas publicadas en el libro- y los hacedores de “La Garganta Poderosa”. Otra sospecha se volvía certeza: La Pulseada tiene la Redacción más grande del planeta. Incontables fotógrafos, colaboradores, periodistas, diseñadores, vendedores han participado de la publicación en estos 12 años. Y también son incontables los fieles lectores, que “también son pulseadores y son parte de estos 12 años de historia”.

Cuando Cajade empezó a soñar con la revista, dijo que tenía que ser una producción periodística de calidad, tener una agenda distinta a la de los grandes medios comerciales, tener muchos colores e imágenes, estar bien escrita, contar con investigación. Hoy, con el objetivo de dar la pulseada por una comunicación popular, alternativa, comunitaria, “por un país con infancia” la apuesta se amplió. Además de la revista mensual –que ya suma 117 ediciones- La Pulseada es también un sitio web y un programa semanal de radio. Y ahora, un libro. Páginas, colores, fotos, sonidos, palabras para remar contra la corriente, para generar un lugar donde se escuche la voz de los pibes; para contar la historia de Omar Cigarán, de Marcelo Santillán, de A.D , de los desalojados de Gorina, de los chicos de plaza San Martín y tantos otros; para hablar de las mujeres (y hombres, y chicos/as) maravilla como Adelina de Alaye, que asistió a la presentación en primera fila.

Este mes se cumplieron 12 años de la revista de la Obra del Padre Cajade, esa revista que nació con osadía y locura en diciembre de 2001 “porque las cacerolas no alcanzan para reinventar la política”, esa revista que, de alguna manera, empezó a escribirse la Nochebuena de 1984 y que fue y es un lugar de encuentro para distintas luchas.

La celebración dejó las ganas de seguir leyendo más notas  como esas 12 rescatadas en el libro. Y, como dijo alguien por ahí, tuvo una dedicatoria especial: “para Carlitos, que hoy no pudo venir, pero que anda por acá”.

Fuente: La pulseada

Audios relacionados:  http://radioestacionsur.org/wp-content/uploads/2014/04/Gassman_antologia.mp3

http://radioestacionsur.org/wp-content/uploads/2014/04/Gassman_presentacion-LP.mp3

http://radioestacionsur.org/wp-content/uploads/2014/04/PabloGonzalez_pixel.mp3

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *