Archivo de la CNI muestra extensa red de vigilancia a la ciudadanía y organizaciones en dictadura

Detalles de la detención de Lisandro Sandoval Torres, militante del MIR y de otro cuatro personas mientras participaban en una manifestación pública en la Plaza de Armas de Concepción, en mayo de 1980, aparecen en los antecedente contenidos en un dossier de 429 telex que formaban parte del Archivo de la CNI que este miércoles fueron publicados por la organización Londres 38 y la Fundación Salvador Allende, en Santiago.

Lo que queda claro tras una rápida revisión de los textos es que se había establecido una extensa red de vigilancia a la ciudadanía, las organizaciones sociales y políticas, así como a quienes se oponían a la dictadura, por parte de los organismos represivos del régimen.

Respecto del hecho que involucra a Lisandro Sandoval, quien vivía en Tomé y militaba en el MIR, en el documento de la CNI se indica que “en noviembre de 1979, en el momento de su detención, opuso resistencia armada y posteriormente se dio a la fuga. Los cargos que se mantienen sobre este “S” son los que dicen relación a que es el actual jefe del GPM del MIR que opera en Tomé”.

En otro párrafo se lee: “Cabe hacer presente que en el día de hoy, participó en un grupo de desafectos al gobierno que gritaban consignas políticas entre otras “El pueblo unido jamás será vencido” y “Abajo la dictadura”.

Las otras personas detenidas en la oportunidad fueron su cónyuge Aída Cerro Saavedra, Juvenal Vera Sáez, Saúl Elgueta Matamala y Gumercindo Fuentes Fuentealba.

Contenido de los mensajes

Gran parte de los documentos disponible están fechados en Arica, Antofagasta, La Serena, Viña del Mar, Santiago, Temuco, Coyhaique y Punta Arenas. Algunos, aunque los menos, corresponden a Concepción y corresponden al periodo enero-julio de 1980.

Los contenidos de estas comunicaciones pueden clasificarse en tres grandes temas:

– Seguimiento a la actividad de numerosos sindicatos de trabajadores, donde destaca un detallado análisis técnico-político y la documentación del proceso de negociación colectiva de los sindicatos asociados a la División El Teniente de Codelco. En la misma línea aparecen referenciados procesos de huelga, realización de ampliados nacionales y asambleas de trabajadores de Empresa Nacional del Petroleo (ENAP), bancos (chilenos y extranjeros), la Minera Mantos Blancos, y la Federación de trabajadores portuarios, entre otros.

– Control de la reorganización, manifestación y elaboración de propaganda de los movimientos y partidos políticos de oposición, que por esos días tenían como hitos la conmemoración de un nuevo aniversario del Partido Comunista y el Día de la Mujer. Se registran, asimismo, los hallazgos de propaganda anti-dictatorial, manifestaciones, allanamientos, detenciones a militantes, condenas a personas procesadas por ley de seguridad interior del estado, rayado de consignas, múltiples avisos de bombas y la vigilancia específica, a través de la construcción de detallados perfiles, a los dirigentes de partidos que entonces operaban en la clandestinidad.

– Rastreo de la política interna de Perú (“país amarillo”) y Bolivia (“país verde”), a través del uso de fuentes abiertas (prensa) y de análisis propios de la CNI. Las comunicaciones enviadas entregan información actualizada de las tensiones internas en los países vecinos, las modificaciones en los cargos de representación de sus gobiernos centrales, y los estados de situación referidos a política exterior y gasto e implementación militar.

El hallazgo de una parte de los Archivos de la CNI

A fines de septiembre de 2005, trabajadores que realizaban labores de recuperación arquitectónica del inmueble de República 475 descubrieron un conjunto de documentos que forman parte de los Archivos de la Central Nacional de Informaciones (CNI), el organismo represivo de la dictadura cívico militar que sucedió a la DINA y que funcionó hasta 1990. Desde el 2004, la casa donde se produjo el hallazgo está a cargo de la Fundación Salvador Allende y allí funciona el Museo de la Solidaridad Salvador Allende.

El inmueble de República 475 fue ocupado por la DINA en 1974 y luego, tras su disolución, traspasado a la CNI en 1978. La casona funcionó como el cuartel central del organismo represivo, donde estaban las oficinas de su director, así como los departamentos auxiliares bajo su mando, entre ellos los de Finanzas, Comunicaciones y otros.

Al momento en que fueron transmitidos los 429 télex que componen esta porción del Archivo de la CNI, el organismo era dirigido por el general Humberto Gordon, quien posteriormente integró la Junta Militar, en representación del Ejército.

escrito por TBB

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *