Amarc Chile afirma estrategias y renueva representación

Amarc Chile

AMARC Chile Renueva Mesa de Representantes y propone reforzar el rol de las radios comunitarias en la ampliación y defenza de la libertad de expresión en el país.

Con la presencia de 13 asociados/as se constituyó el sábado 10 de diciembre, la asamblea anual de AMARC Chile, que evaluó su labor durante un año y nombró una  nueva representación . En la reunión, se definieron estrategias de corto y largo plazo para avanzar en la democratización del sistema de medios en el país. Por unanimidad se eligió a Raúl Rodriguez de Radio Juan Gómez Millas, Vicky Quevedo de Foro Ciudadano, Kike Ortega de ECO y Rodrigo González de Radio Konciencia , como integrantes  de la mesa directiva de la asociación.

Uno de los objetivos inmediatos  propuestos por la asamblea  es la derogación del articulo 36B(a) que penaliza la radiodifusión sin autorización, cuya aplicación ha afectado en los últimos años a más de 9 radios comunitarias en el país,  a quienes se le han incautado equipos, se les ha obligado a dejar de transmitir y a firmar ante los juzgados locales,  ocasionando con esto, daños muchas veces irreparables a proyectos comunicacionales, en su mayoría con fuerte arraigo comunitario.

Para AMARC Chile la vigencia durante 18 años del citado artículo de la Ley General de Telecomunicaciones, significa criminalizar un acto de libertad de expresión que llevan adelante las radios comunitarias, hecho que lesiona la convivencia democrática. La asamblea definió formular en breve plazo una propuesta que dirigirá al Congreso Nacional , a las autoridades políticas para cambiar la legislación e iniciará una campaña de sensibilización hacia la sociedad civil, personalidades e instituciones de derechos humanos nacionales e internacionales para lograr adhesiones a este objetivo. Del mismo modo buscará establecer   estrategias  jurídicas que fortalezcan la propuesta y sirvan de defensa a las radios afectadas.

Al mismo tiempo las asociadas a AMARC en Chile ,definieron  una orientación de trabajo de mayor alcance para conseguir un cambio sustantivo en las legislaciones que rigen la radiodifusión formulada desde una óptica de derechos humanos y de ampliación del derecho a la expresión de la ciudadanía, toda vez que se considera que las expectativas de una mayor justicia en el acceso a frecuencias radiales por parte de la ciudadanía  no se verán realizadas con la Ley de radios Comunitarias (20.433)  formulada y aprobada durante el gobierno anterior.

Se reiteraron las limitaciones que esta ley impone en cuanto a disponibilidad de espectro, ya que  en la mayoría  de las áreas de cobertura las radios comunitarias con concesión, sólo podrán mantener su actual potencia de 1 watt o conseguir un leve aumento. La asamblea  insistió en la necesidad de iniciar acciones urgentes  para  reformar  esta ley antes de su entrada en vigencia, y llamó la atención, entre otros aspecto,  sobre la potestad que tendrán ahora los juzgados de policía  local, para revocar concesiones a las radios comunitarias que transgredan cualquiera de las restricciones impuestas en esta ley, especialmente en lo referido a la emisión de menciones publicitarias.

En cuanto a la forma en que se aprobó la Ley de radios comunitarias el año 2009, las asociadas de AMARC en Chile, mantienen la visión crítica al  contenido general de ésta y sostienen que tanto las autoridades como la mayoría de los/las  congresistas no atendieron los argumentos críticos expresados durante la tramitación del proyecto. Al mismo tiempo aclaran que AMARC no fue parte del acuerdo sellado  entre SUBTEL de la administración anterior, ARCHI y ANARCICH y denuncian las barreras que inhibieron que el relato político de AMARC estuviera más  presente y pesara durante  el debate.

Finalmente la Asamblea AMARC Chile, definió el fortalecimiento de su presencia y discurso  público, junto con  el establecimiento de articulaciones con otros sectores sociales  de las comunicaciones, como dos componentes básicos para la formulación colectiva y participativa de propuestas encaminadas a conseguir una nueva  ley que rija los servicios audiovisuales de cara a los procesos de convergencia tecnológica en marcha. Una legislación pensada con criterio país, que supere la visión gremial  de beneficiar sólo a los actuales actores y que abra el acceso a las frecuencias radiotelevisivas a la participación de nuevos actores de la sociedad civil, para conseguir una mayor diversidad y pluralidad en la radiodifusión y en el sistema de medios en Chile.

Ñuñoa, 10 diciembre 2011.

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *