AMARC ALC saluda la resolución constitucional de la LSCA audiovisual argentina

Después de treinta y tres años, la democracia Argentina logra derogar por completo el Decreto Ley que impuso la dictadura militar sobre la radiodifusión y los servicios de comunicación audiovisual. Uno de los últimos vestigios de los momentos más duros vividos en la historia de la República Argentina.

Ley de Radiodifusión 22.285[1] fue la expresión de una doctrina de seguridad nacional, que reducía y coactaba la libertad de expresión, permitiendo la mercantilización y concentración mediática de la comunicación. El artificio legal engendró la capitalización financiera de los medios, lo cual dio las bases para su centralización bajo un mismo grupo económico de poder.

Dado el hecho, cualquier normativa en el campo de la comunicación corría el riesgo de desvirtuarse y beneficiar directamente a los monopolios audiovisuales, por ello la urgencia en promulgar una ley en democracia. Tras años de intenso debate e intentos silenciados, la Coalición por una Radiodifusión Democrática, integrada por sindicatos de prensa, radios comunitarias y organizaciones de la sociedad civil -ONGs y universidades-, declaró los 21 puntos básicos por el derecho a la comunicación[2], los mismos que colaboraron con el origen a la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual[3], recientemente declarada constitucional.

En AMARC trabajamos por una sociedad qué, viviendo en democracia, tenga los cimientos para que todo individuo pueda recibir y difundir información, opinión e ideas a través de los medios de comunicación a su alcance, sin que estas sean censuradas o recortadas. En un marco de respeto al Estado, impulsamos la fundación de medios que promuevan la diversidad y el pluralismo, que convoquen a todos los sectores de la sociedad, y que no restrinjan el ejercicio del derecho a la libertad de expresión.

En concordancia con los Principios para garantizar la diversidad y el pluralismo en la radiodifusión y los servicios de comunicación audiovisual que propone la Asociación Mundial de Radios Comunitarias AMARC[4], saludamos la resolución constitucional de la Corte Suprema Argentina que permite a los argentinos disfrutar de herramientas democráticas en una vida en sociedad que ya no está atada de manos por la prepotencia de una dictadura. Además deja en claro su adhesión a la posición de la CIDH que señala que la existencia de prácticas monopólicas y oligopólicas en la propiedad de los medios de comunicación social afectan seriamente la libertad de expresión y el derecho de información de los ciudadanos y no son compatibles con el ejercicio del derecho a la libertad de expresión en una sociedad democrática.

Argentina para AMARC ALC es el ejemplo viviente de la voluntad de un gobierno por mantener informada a una sociedad, dónde la ciudadanía, incluso los mismos políticos, no serán más rehenes de los medios dominantes. Y también de una sociedad civil acostumbrada a los medios comunitarios que hicieron suya la demanda, masificando el apoyo a la ley de servicios de comunicación audiovisual. Reconocemos el gran esfuerzo de nuestros compañeros de AMARC Argentina que en todo momento discutieron, aportaron y apoyaron el esfuerzo de uno de los asesores y más prominentes expertos en derecho a la comunicación, Dr. Damián Loreti.

 

Consejo Regional de la Asociación Mundial de Radios Comunitarias para América Latina y Caribe

Oficina de Coordinación Regional, Lima – Perú

Programa de Legislaciones y Derecho a la Comunicación

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *