Alianza Ciudadana por la Defensa del Mar y en contra de la Ley de Pesca

por Radio del Mar/Revista Marejada

La Ley de Pesca, también llamada “Ley Longueira” que se discute en el Senado está generando la oposición generalizada de diferentes sectores de la ciudadanía chilena y los pueblos originarios. Organizaciones y comunidades rechazan esta imposición de lo que consideran una privatización del patrimonio nacional de las actuales y futuras generaciones de ciudadanos, dieron vida a una Alianza Ciudadana por la Defensa del Mar.
Pescadores artesanales, pequeñas y medianas empresas pesqueras, estudiantes, sindicatos, organizaciones de medioambiente, de consumidores, y pueblos originarios conformaron este lunes 20 de agosto la Alianza Ciudadana por la Defensa del Mar y contra la Ley Longueira la cual, señalaron, intenta privatizar las pesquerías chilenas y entregarlas en propiedad a siete familias de industriales pesqueros.
Esta Alianza Ciudadana rechaza que el proyecto de Ley de Pesca, que se tramita en el Senado, “entregue cuotas individuales de pesca, de carácter gratuito, indefinido y plenamente transables a un puñado de grandes industriales, los que a su vez podrán venderlas en el mercado a inversionistas extranjeros, amenazando la soberanía marítima y alimentaria del país”.
En el lanzamiento de la Alianza Ciudadana por la Defensa del Mar, realizada este lunes en el Archivo Nacional en Santiago, se planteó como principal exigencia el reconocimiento de la propiedad del Estado sobre los recursos hidrobiológicos. “El Estado debe reconocer su dominio absoluto, exclusivo, inalienable e imprescriptible de los recursos hidrobiológicos existentes en los espacios marítimos sometidos a su jurisdicción”, señala la declaración pública.
El director del Centro Ecoceanos, Juan Carlos Cárdenas, afirmó que “no podemos seguir luchando aisladamente. Nuestra sociedad necesita de la más amplia alianza de los sectores sociales para avanzar en los cambios que implican profundas reformas. El intento gubernamental, altamente ideologizado, liderado por el Ministro de Economía, Pablo Longueira, de entregar de manera gratuita y a perpetuidad de la propiedad de los peces, a siete de las familias más ricas del país, las cuales controlan a través de 4 de los conglomerados industriales el 92% de las cuotas de pesca, significará la apropiación monopólica de la renta de 743 millones de dólares que generan anualmente las pesquerías chilenas”.
“Este nuevo subsidio al gran empresariado y al segmento mas rico del país, constituye una burla a las demandas de aumento del salario mínimo, las exigencia de educación gratuita y de calidad, de salud pública decente, el derecho a la vivienda digna o mejoramiento de las jubilaciones”, señaló el director de Ecoceanos.
Estudiantes se suman
En tanto, Federico Ramírez, secretario general de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECH), dijo que “estamos aquí porque entendemos como FECH que es una prioridad poder generar una alianza a partir del trabajo concreto con distintos sectores sociales que hoy día se encuentran movilizados. Entendemos que es la unidad y el trabajo concreto a largo plazo las únicas herramientas que nos van a permitir realizar las transformaciones sociales en contra del modelo”.
“Como Federación ponemos a disposición de esta alianza el trabajo de la Secretaría de Medioambiente de la FECH, porque entendemos que los conocimientos generados en la Universidad tienen que estar al servicio de estas causas, las causas de nuestros hermanos de clase. La Ley Longueira profundiza el modelo de la misma forma en que las propuesta de reforma del ministro Harold Beyer profundiza el modelo en la educación.
Por su parte, Pablo Chamorro Ramírez, presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica de Valparaíso y miembro de la Unión Nacional Estudiantil, aseguró que “formamos parte de esta alianza porque somos ciudadanos de este país y nos damos cuenta como se están saqueando los recursos naturales”.
“Soy de San Antonio y la gente vive y siente el saqueo, lo que permite que la mayoría de los chilenos tenga la voluntad de una lucha distinta, la voluntad de querer salir a las calles, la voluntad de querer transformar su realidad”.
El dirigente estudiantil agregó que “tenemos que apostar hacia el sentido común de la gente. La lucha por los recursos naturales es al mismo tiempo una lucha contra el modelo neoliberal. Esta lucha tiene un horizonte estratégico, que permite unirnos y atacar al modelo que nos afecta y es la matriz de todas las problemáticas”.
Potenciar la alimentación sana
La Alianza Ciudadana por la Defensa del Mar también está integrada por las Pequeñas y Medianas empresas pesqueras que serían expulsadas del sector pesquero si se aprueban las cuotas individuales transferibles de pesca.
Frente a esto, Alfredo Irarrázaval, gerente de PyMepes, y vocero de Chilepesca, afirmó que “la Ley Longueira favorece a un pequeño grupo de empresarios que se han hecho millonarios a costa de los recursos que nos pertenecen a todos los chilenos. Somos parte de esta alianza por la defensa del mar, porque atomizándonos vamos a hacerle fácil el trabajo a este ministro empresarial, que pregona un discurso, pero que hace un lobby feroz en el Congreso para entregar a pequeños grupos las riquezas naturales de todos los chilenos”.
Irarrázaval agregó además que “tenemos en el mar la proteína más barata del mundo, la sardina y la anchoa, con gran cantidad de ácido graso omega 3, pero el 99% de estos recursos en Chile se convierten en harina de pescado”.
“Demandamos un porcentaje de pesca para las pequeñas y medianas empresas a través de la licitación de cuotas. Un proceso que consideramos legítimo y justo, el cual generaría recaudación económica para país. Nuestro objetivo es apoyar a los pescadores que hoy tienen la menor cantidad de cuotas de pesca, potenciar el consumo humano a nivel nacional”.

Despojo al pueblo mapuche

Ana Nahuelpan, del Movimiento de Defensa del Mar de Mehuin, afirmó que “el pueblo mapuche está quedando despojado de su derecho de acceso al mar y uso de los recursos marinos. Rechazamos esta Ley porque no se nos ha consultado tal como lo obliga el convenio 169 de la OIT”.

“Llamamos a los senadores a respetar su obligación de realizar una consulta tal como lo obliga el derecho internacional. Si se aprueba esta Ley y entrega en propiedad los recursos del mar a siete familias industriales, todos los mapuche no podremos nunca más pescar, mariscar o recolectar algas, por eso también llamo a las comunidades, a todo el pueblo Mapuche a participar, informarse y movilizarse contra este nuevo atropello a nuestras comunidades”.

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *