Advierten peligro de extinción de la Araucaria araucana y piden decretar veda para el piñón

araucaria-araucana2Incendios destruyen sus ecosistemas que luego se pueblan por otro tipo de especies. La venta del piñon además, dicen los científicos ha aumentado, pero dicen que una veda puede elevar el precio del producto y traer más beneficios a las comunidades que los recolectan.

 Un llamado a la comunidad científica del país a declarar a la Araucaria araucana en vías de extinción y forzar a las autoridades a emitir la veda para la comercialización de su semilla (piñón), realizó un grupo de investigadores del Convenio de Desempeño UNETE de la Universidad de La Frontera, quienes denunciaron la peligrosa situación en que se encuentra esta especie milenaria, afectada por la acción del hombre, la comercialización indiscriminada del piñón y la insuficiente legislación para protegerla, en el entendido que se considera a esta especie patrimonio histórico, social y cultural del pueblo mapuche y de la nación toda.

Araucaria araucana debe ser considerada una especie en peligro de extinción”, así de tajante fue Rubén Carrillo, investigador del UNETE y director del Departamento de Ciencias Agronómicas y Recursos Naturales de la Facultad de Ciencias Agropecuarias y Forestales de la Universidad de La Frontera.

El académico lanzó esta alerta a la autoridad dada la actual situación en que se encuentra esta especie milenaria, única en el mundo, la cual ha sido afectada por numerosos incendios forestales cada año, como el ocurrido en 2015 en la Reserva Nacional China Muerta, en La Araucanía, donde las llamas consumieron sobre 6 mil hectáreas, destruyendo aproximadamente a más de 500.000 árboles de araucaria.

Carrillo dijo que, “en cuanto a su distribución, la especie Araucaria araucana, la cual se caracteriza por ser una gimnosperma primitiva, que tiene un lento desarrollo y crecimiento, está en un franco retroceso, no se recupera de la acción del hombre y existen claros registros de que después de cada incendio esas superficies quemadas son irrecuperables para este árbol, porque son colonizadas por especies vegetales más evolucionadas, capaces de establecerse rápidamente en comparación a araucaria, desplazándola de su distribución original”, señaló.

El investigador se encuentra trabajando en una investigación para rescatar la variabilidad genética de la especie en la comuna de Carahue denominada “Modelo de restauración ecológica en poblaciones deAraucaria araucana (Molina) K. Koch presentes en la Cordillera de la Costa de la región de La Araucanía. Una alternativa para la sustentabilidad ambiental”. Es en este contexto,  dijo, que “como especie primitiva no tiene la capacidad de respuesta frente a drásticas alteraciones ambientales provocadas por el hombre, como sí la tienen especies de angiospermas, o incluso otras similares a las de su misma categoría”, advirtió.

Cabe señalar que se trata de un árbol cuyo grupo originario es de aproximadamente 260 millones de años, correspondiente a la Era Mesozoica, grupo vegetal que tuvo un gran desarrollo en el Periodo Jurásico y que se ha mantenido en el planeta durante millones de años con una distribución gondwanica.

VEDA DEL PIÑÓN

El investigador del UNETE advirtió que cada temporada se comercializan toneladas de piñones, incluso lo que antes era hecho sólo por comunidades pehuenche de las zonas cordilleranas, se ha vuelto una práctica extendida a los grandes supermercados. Una producción en temporada óptima considera 260 semillas por kilo, estimándose la generación de 83 kilos por hectárea. Un saco tiene un promedio de 70 kilos.

“La única manera de disminuir el avance hacia su franca desaparición es declarando a Araucaria araucana como una especie en peligro y colocando en veda la comercialización de su semilla, esta especie no genera frutos, lo que nosotros estamos comercializando y consumiendo, son toneladas de semillas”, dijo Carrillo.

Según el investigador del UNETE-UFRO estas semillas son la base de la regeneración de estos ecosistemas y de la variabilidad genética de sus poblaciones.  “Se sospecha  de una reducción de al menos el 30% de su área de ocupación en los últimos 360 años, sin embargo, en este último tiempo se ha visto una aceleración de este proceso”, dijo.

“No podemos pensar en restaurar araucaria generando plantas por esqueje, porque eso sería algo similar a lo que hace la industria forestal para obtener individuos con características maderables, esos son clones”, añadió Carrillo.

Respecto de la comercialización del piñón y la veda del producto, Ismael Toloza, doctor en Economía del UNETE, dijo que “el declarar un periodo de veda a la comercialización del piñón conlleva disminuir la oferta del producto, restringiendo su disponibilidad, lo que implicaría un aumento en el precio del producto. Esto podría aumentar los ingresos de comunidades pehuenche y regular el comercio indiscriminado de esta semilla”.

Toloza señaló que la disposición legal debiera resguardar sólo a las comunidades Mapuche–Pehuenche, dado que esta actividad de la recolección del piñón es tradicional en su cultura.

En este sentido, el Dr. Nelson Ojeda, co investigador del UNETE, dijo que la actual legislación no protege la semilla de la araucaria por lo que no está prohibida su extracción ni comercialización.

LEGISLACIÓN ACTUAL

Araucaria araucana tuvo el status de Monumento Natural en 1976 el cual fue revocado en 1987 y reinstaurado el 19 de marzo 1990 por el Ministerio de Agricultura. Lo anterior implica que está prohibida la corta o explotación de esta especie. Actualmente se encuentra clasificada en la categoría de especie vulnerable a su extinción de acuerdo a los criterios de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza).

Fuente: Radio del Mar

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *