Aclarando un Mito

por José Robredo / Mediapinta

12 años completa el proceso que lidera Hugo Chávez en Venezuela, tiempo en donde las profundas transformaciones que se han llevado a cabo han sido tergiversadas, desinformadas, ocultadas y convertidas en un mito  por quienes le adversan, en su país y fuera de él, a través de una brutal campaña internacional encabezada por los grandes consorcios de la prensa.

Muchos hablan en Venezuela y el mundo de que en el país existe una dictadura, que la democracia se encuentra secuestrada, que el país se encuentra estancado, que no existe respeto por los derechos humanos, que se persigue a los opositores, que no hay pluralismo ni libertad de expresión son algunos de los argumentos que se escuchan o leen permanentemente.

Para aclarar lo que pasa en Venezuela hemos de retroceder a 1999 cuando  Chávez asume la Presidencia. Un par de horas después de tomar posesión de su cargo, el 2 de febrero,  llama a una consulta al país para convocar una Asamblea Constituyente que refundaría la República a partir de una nueva Constitución, la que nació al alero del parlementarismo de calle. Su aprobación en diciembre de dicho año fue el punto culminante de este proceso inédito de participación popular en el país.

La democracia participativa y protagónica comenzaba a asentarse en Venezuela dejando en el olvido 40 años de democracia representativa.

Un claro ejemplo de este proceso de inclusión y la participación popular en la toma de decisiones es la creación de los Consejos Comunales, que son instancias de organización popular donde la comunidad genera, desarrolla y gestiona proyectos de infraestructura o de producción que apunten a satisfacer las necesidades de su entorno y cuya evaluación le corresponde a la Contraloría Social.

Las políticas sociales desarrolladas por el gobierno bolivariano también ayudan a entender el proceso venezolano y los resquemores que genera. La inversión social ha aumentado considerablemente a medida que el ingreso fiscal creció.

Entre 1988 y 1998 ingresaron al Fisco venezolano US$ 190.504 millones destinando a la inversión social US$ 69.732 millones (36,6%); en tanto durante el período 1999 – 2009 el Fisco venezolano recibió US$ 545.741 millones invirtiendo en programas sociales US$ 330.582 millones (60,6%) apuntando a ir eliminando las inmensas desigualdades que se verificaban en Venezuela. Esto tiene su reflejo en los datos que entrega el Coeficiente Gini, indicador de la desigualdad, durante los últimos 10 años y que pone a Venezuela entre los 11 países mejores evaluados en esta variable con un 0.389 (Fuente: Cepal 2010).

La reducción de los índices de pobreza son otro de los avances del gobierno de Hugo Chávez. Se redujo el porcentaje de hogares en situación de extrema pobreza de 21% en 1998 a 7,1% en 2010 y en el caso de hogares en situación de pobreza se redujo de 42,8% en 1998 a 26,8% en 2010 (Fuente: INE).

La reforma de la política petrolera en 2002 dio un giro a la función de PDVSA (la estatal petrolera)  dentro del Estado venezolano, ya que hasta esa fecha la empresa era dirigida con políticas comerciales que apuntaban al beneficio de sus ejecutivos y de las trasnacionales con las que existían negocios. Al mismo tiempo, la nacionalización de la Faja del Orinoco – fuente del petróleo venezolano – permitió poder tener el control del principal recurso natural.

El cambió permitió que los recursos que se generaran de la producción de petróleo fueran distribuidos entre el pueblo venezolano a través de diferentes programas sociales como las Misiones, que son concebidos para paliar la deuda social del Estado, donde se puede destacar las Misiones Barrio Adentro (que amplió la cobertura de salud a todo el país); Milagro (que trata gratuitamente enfermedades oftalmológicas a millones de venezolanos y extranjeros);  Mercal (que instaló una red de pequeños mercados y supermercados para enfrentar el acaparamiento y especulación de precios de alimentos y artículos básicos); Robinson (que desarrolla planes de nivelación educacional).

Debe señalarse que los logros de estos programas han sido certificados por organismos internacionales como la ONU, UNESCO o CEPAL.

En materia de libertad de expresión, situación que tanto se le critica al gobierno de Chávez, se puede decir que en sus 12 años se han incrementado de 331 (1998) a 466 (2010) las frecuencias de radioemisoras privadas y las comunitarias pasaron de 0 en 1998 a 243 en 2010. Lo mismo pasa para las frecuencias de TV ya que en 1998 eran 32 las frecuencias asignadas a medios privados y en lo que va de 2011 son 61 los operadores; mientras las TV comunitarias que eran inexistentes en 1998 hoy suman 37.

Respecto de los medios escritos basta revisar en Internet diarios  de circulación nacional como El Universal, El Nacional, Tal Cual, Últimas Noticias o 2001 operan normalmente como voceros de la oposición venezolana.

Cabe recordar que el único canal que ha sido cerrado en el último tiempo fue Venezolana de Televisión, el canal estatal, durante el golpe de Estado que sufrió Chávez en 2002.

Todos sabemos que durante el proceso que se vive en Venezuela se han cometido errores o que puede tener deficiencias pero los datos están ahí, lo demás es mito.

Foto Carola Ponce

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *