A pesar de la captura “Emilio será siempre libre”

emilio“Emilio siempre será libre” es la frase que ha utilizado en las redes sociales, Elisa Jerez, madre de Emilio Berkhoff, quien permanecía no habido desde el 7 de julio del 2015, cuando la Corte Suprema confirmó el fallo que lo condenaba a cinco años de presidio por los delitos de porte ilegal de armas y municiones.

Al momento de declararse en rebeldía, Berkhoff había señalado a través de una carta: ““Mi proceso judicial siempre estuvo plagado de irregularidades y vicios, desde testigos protegidos hasta testigos de oída, el debido proceso jamás existió y menos aún un juicio justo. Sus acusaciones sin ninguna prueba concreta no se pudieron sostener”.

Durante la madrugada de este lunes, el activista de la causa mapuche, Emilio Berkhoff, quien se encontraba prófugo tras ser condenado a 5 años de presidio por porte ilegal de armas, fue detenido por la Brigada de Investigaciones Policiales Especiales de la PDI en el sector de Puerto Choque de la comuna de Tirúa.

Luego de horas angustiosas para su familia -en un comienzo se desconocía su paradero de detención- el estudiante de Antropología estuvo en la audiencia de control de detención en el Juzgado de Garantía de Cañete y se ordenó su traslado hasta el centro penitenciario de Lebu, donde tendrá que cumplir su condena.

Berkhoff, apuntado como uno de los líderes de la Coordinadora Arauco-Malleco (CAM) se mantuvo prófugo por más de un año, por lo que su arresto fue calificado como un logro por parte de la PDI: “Sacamos de circulación a alguien que sin duda estaba detrás de todos los incidentes”, recalcó el prefecto inspector Christian Alfaro.

Durante la audiencia de control de detención, el fiscal Juan Yáñez aclaró que el hecho de haber permanecido prófugo “no tiene ningún efecto dentro de lo que dice relación con el cumplimiento de la condena”. Debido a que Berkhoff pasó cerca de un año y tres meses en prisión preventiva, ese plazo será acortado de su condena total.

El activista fue enviado a un módulo especial de la cárcel de Lebu, donde cumplirá la sentencia judicial junto a otros comuneros mapuche encarcelados. Berkhoff fue absuelto de cargos de robo con intimidación y seis delitos de incendio, por los que se pedían cerca de 30 años de condena. Además, el joven denunció que su proceso judicial estuvo plagado de irregularidades y vicios, como la utilización de testigos protegidos.

Desde su detención, la madre de Berkhoff, Elisa Jerez, entregó datos sobre su estado a través de redes sociales y agradeció la compañía de las comunidades mapuche que llenaron la sala mientras se desarrollaba el control de detención. “Como familia estamos fuertes, yo tengo fuerza por lo tan simple que es: “el camino de mi hijo es por la justicia y por la verdad“, escribió. Además, descartó que su hijo sufriera apremios o agresiones durante su detención.

Fuente: Mapuexpress

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *