5 centros salmoneros ingresaron a evaluación ambiental en la costa del Biobío

salmonereas1-680x420.80

Este jueves ingresaron al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) 5 proyectos de “Centro de engorda de Salmonídeos” en distintos puntos de la costa del Biobío. Uno de ellos frente al Santuario de la Naturaleza Hualpén, otros 2 en la costa este de Isla Santa María y uno en su costa oeste. El otro pretende ubicarse frente a la costa entre caleta Maule y Escuadrón en Coronel. La empresa Cultivos Marinos Lago Yelcho entregó Declaraciones de Impacto Ambiental (DIA) para los 5 proyectos, cada uno con una inversión de 2,8 millones de dólares. Cultivos Marinos Lago Yelcho, otra de las empresas de la familia Stengel, al igual que Inversiones Pelícano, empresa que también pretende instalar proyectos acuícola-industriales en la costa de Ñuble.

 

La declaración de la empresa señala que las concesiones de acuicultura habían ingresado en febrero de 2011 y en octubre de 2017 se generaron cartas de la Subsecretaría de Pesca (Subpesca), solicitando a la empresa que ingresara a evaluación ambiental en los 6 meses siguientes. En abril de 2018 la Subpesca otorgó un plazo 3 meses para ingresar la Declaración de Impacto Ambiental al SEIA. La empresa consultora encargada de la elaboración de la DIA es Caburgua S.A. de la ciudad de Puerto Montt.

El proyecto “Centro de Engorda de Salmonídeos Norte de Punta Gualpén” pretende construir y operar un centro de cultivo con una producción de 4,900 toneladas por ciclo productivo mediante la instalación de 16 balsas jaulas circulares de 40 metros de diámetro y 20 metros de profundidad. La superficie usada por este centro sería de unas 16,01 hectáreas.

 

Ubicación del proyecto “Centro de Engorda de Salmonídeos Norte de Punta Gualpén”. Fuente: sea.gob.cl

 

En el documento, la empresa también promociona la utilización de balsas-jaulas circulares de Polietileno de alta densidad o HDPE (por sus siglas en inglés), en conjunto con redes plásticas, las cuales aseguran podrían resistir las condiciones de mar gruesa, evitar deformación de las redes, ataques de depredadores y garantizar la ausencia de escape de peces. Estas denominadas “jaulas de Polarcirkel” serían desarrolladas por la multinacional de la acuicultura Akva Group con sede en Noruega. La empresa declara que accedería al centro de cultivo a través del puerto d San Vicente.

El proyecto Centro de Engorda de Salmonídeos Isla Santa Maria, Al Este de Punta Delicada de similares características que el proyecto de Hualpén operaría sobre una superficie de 20,99 hectáreas. La empresa señala que la mortalidad y los accesos de personal, insumos y desechos, se realizarían a través del Puerto de Coronel.

Ubicación del proyecto “Centro de Engorda de Salmonídeos Isla Santa Maria, Al Este de Punta Delicada”. Fuente: sea.gob.cl

 

El proyecto Centro de Engorda de Salmonídeos Isla Santa Maria, Al Noroeste de Punta Espolón pretende operar sobre una superficie de 17,99 hectáreas. También presenta características similares que los anteriores.

Ubicación del proyecto “Centro de Engorda de Salmonídeos Isla Santa Maria, Al Noroeste de Punta Espolón”. Fuente: sea.gob.cl

 

 

El proyecto “Centro de Engorda de Salmonídeos Isla Santa Maria, Al Suroeste de Caleta Pulga” pretende operar sobre una superficie de 20,99 hectáreas.

 

Ubicación del proyecto “Centro de Engorda de Salmonídeos Isla Santa Maria, Al Suroeste de Caleta Pulga”. Fuente: sea.gob.cl

 

Mientras tanto, junto a la costa de la comuna de Coronel pretende instalarse el proyecto “Centro de Engorda de Salmonídeos Golfo de Arauco, Al Suroeste de Punta Coronel” el cual busca operar sobre una superficie de 21 hectáreas.

 

Ubicación del proyecto “Centro de Engorda de Salmonídeos Golfo de Arauco, Al Suroeste de Punta Coronel”. Fuente: sea.gob.cl

 

Otro proyecto de engorda de salmones y crianza en tierra

Este 9 de julio había ingresado al SEIA el proyecto: Crianza y Engorda de Salmónidos en Estanques en Tierra que pretendía instalarse en la comuna de Talcahuano, específicamente en el km 2,5 del camino hacia Tumbes en un predio perteneciente a la empresa BordeMar SpA.

 

Ubicación del proyecto “Crianza y Engorda de Salmónidos en Estanques en Tierra”. Fuente: sea.gob.cl

 

El proyecto incluía construcción, implementación y operación de una piscicultura con una capacidad de 4.000 toneladas al año de salmónidos y truchas. Este sistema estaría basado en una Unidad de Crianza y Engorda de peces o Hatchery de agua dulce. Para el proyecto se consideró un total de 51 estanques. Sin embargo, este jueves, la empresa desistió del proyecto.

En las últimas semanas, la industria salmonera ha protagonizado un nuevo incidente ambiental de gran envergadura: el escape de más de 800 mil salmones con una alta carga de antibióticos recién inoculada desde un centro de engorda de la multinacional Marine Harvest en la comuna de Calbuco. Ante este escape masivo, autoridades locales y nacionales establecieron prohibición de consumo humano por riesgo para la salud de la población.

Un estudio señalaba en 2011 que “este excesivo e intensivo uso de antibióticos en la salmonicultura, además de tener los negativos resultados descritos para la evolución de esta industria, puede potencialmente expresar resultados negativos para la salud humana y los equilibrios biológicos del ambiente acuático. El articulo concluyó que “el excesivo uso de antibacterianos en la acuicultura del salmón en Chile seleccionará y propenderá a la diseminación de genes de resistencia y de bacterias resistentes entre los ambientes acuáticos y los terrestres, impactando negativamente la salud animal y humana”

 

Riesgo ambiental para la costa del Biobío.

La acuicultura industrial, especialmente la industria salmonera y su modelo exportador, han sido denunciados por su alta demanda de recursos alimenticios, así como por explotación laboral, trastornos sociales e impactos ambientales en los territorios donde se se han desarrollado anteriormente. Más de 30 años de operación de la industria salmonera en la región de la Los Lagos, han generado trastornos sociales en Chiloé y otros territorios donde se ha emplazado. Las características de los escasos puestos de trabajo ofrecidospor la acuicultura industrial y la salmonicultura, implican una fuerte precarización laboral, bajos salarios, vulneraciones de derechos de todo tipo y muy poca extensión en el tiempo debido a la degradación ambiental que genera esta industria.

Para producir salmones en Chile, las empresas e instituciones asociadas intentan imitar el escenario natural en el que estos se desarrollaron naturalmente en el hemisferio norte. Allí los individuos adultos viven en el mar pero nadan río arriba para reproducirse y poner huevos en fondos de grava de los tramos superiores. En estas zonas es donde los juveniles se crían, crecen por un tiempo en las aguas limpias y ricas en oxígeno y luego regresan río abajo, hacia el océano.

Los salmones juveniles son criados en centros de cultivos con suministro de agua dulce desde ríos, mientras que los peces de tamaño medio son cultivados en lagos y los adultos en centros de cultivo en agua marina, en zonas costeras. El desarrollo de esta industria salmonera en Chile ha generado impactos ambientales tanto en aguas continentales como en zonas costeras.

 

La salmonicultura industrial en Chile, que requiere un enorme volumen de insumos alimentarios desde la agroindustria y la pesca industrial, ya generaba una fuerte presión sobre las poblaciones de peces y sobre los territorios que soportan cultivos agroindustriales en la zona centro-sur, los que terminan alimentando a estos peces cultivados en vez de las personas que habitan los territorios. En la región del Bio-Bio, esta presión ha generado una crisis en la economía de la pesca artesanal, cuyas especies que abastecían a miles de familias ahora se encuentran en colapso luego de décadas de depredación pesquera industrial y semi-industrial. Además de esto, la posible expansión de la industria salmonera hacia Arauco, Biobío e Itata podría generar perturbaciones directas en los ecosistemas locales: incremento de las cantidades de materia orgánica en el fondo marino, aumento de la carga de nutrientes en el ecosistema, liberación de desechos líquidos y sólidos, modificación de la estructura de las comunidades biológicas y facilitación para la dispersión de enfermedades propias del hacinamiento de estos peces cultivados, entre otras consecuencias.

fuente: resumen.cl

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *