35 años del asesinato de Monseñor Romero

Monseñor Romero

Tal día como hoy, hace 35 años, murió asesinado en San Salvador, a los 62 años, el sacerdote Oscar Arnulfo Romero, quien fue abaleado mientras oficiaba misa en la capilla del hospital de La Divina Providencia. Romero fue célebre por las denuncias que hacía en las misas de numerosas violaciones de los derechos humanos, manifestando públicamente su solidaridad hacia las víctimas de la violencia política en su país. Los funerales, celebrados en la Catedral Metropolitana de San Salvador se convirtieron en una batalla campal en la que las fuerzas de seguridad acometieron contra miles de salvadoreños concentrados en la plaza de la catedral, entre los que se encontraban miembros del Bloque Popular Revolucionario.


Los homicidas fueron los escuadrones de la muerte, al mando del ex mayor del ejército Roberto D´aubuisson Arrieta.  Este martes habrá actos de recordatorio y homenaje no sólo en El Salvador sino en toda América Latina. Los salvadoreños recordarán hoy el 35 aniversario del asesinato de Monseñor Oscar Arnulfo Romero por un francotirador quien actuó bajo las órdenes del mayor Roberto d’Aubisson, creador de los escuadrones de la muerte.

Como parte de la conmemoración, esta mañana se oficiará una misa en la capilla del Hospital La Divina Providencia en esta capital donde el arzobispo fue ultimado en medio de una homilía después de haberle exigido a Estados Unidos retirar su apoyo militar al régimen salvadoreño y demandar al ejército el cese de la represión.

Luego de la eucaristía los participantes realizarán una caminata desde la capilla en la colonia Miramonte hasta el monumento a Monseñor Romero cerca de la Plaza del Salvador del Mundo.

De la emblemática Plaza, donde será beatificado el próximo 23 de mayo, la marcha continuará hacia el Monumento a la Memoria y la Verdad, en el capitalino Parque Cuscatlán y concluirá en la cripta de la Catedral Metropolitana donde yacen sus restos.

Por estos días, han sido varios los actos con los cuales se recuerda a Monseñor Romero cuyo ejercicio pastoral fue siempre al lado del pueblo, de los desposeídos que clamaban por tortillas, frijoles y arroz.
fuente: Aporrea
Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *