Argentina: 21 puntos para renovar la defensa del derecho a la comunicación

Un centenar de organizaciones sociales, de comunicadores, sindicales, políticas, universitarias y artísticas, que conforman la Coalición por una Comunicación Democrática se reunieron en el anexo de la Cámara de Diputados para presentar una declaración de 21 puntos, que reafirma los principios que nutrieron la Ley de Medios Audiovisuales, rechaza los “decretos inconstitucionales” del gobierno de Mauricio Macri y amplía el horizonte del debate para “una comunicación democrática en todos los medios, formatos y plataformas”.

“Nunca soñamos que íbamos a tener que estar tantos años peleando por esta ley, pero lo más importante es que sepamos que no tenemos que parar, aunque los DNU sean una burla judicial al pueblo”, abrió el Congreso la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, y convocó a fundar más radios, revistas, productoras audivisuales y a inventar nuevas formas de comunicación para “difundir lo que está pasando”, sin ahorrar críticas al presidente Macri.

Bonafini inauguró así un Congreso cuyo propósito fue el repudio a los DNU del gobierno de la alianza Cambiemos, la presentación de las estrategias legales para defender los puntos derogados de la Ley de Medios y la presentación de los nuevos 21 puntos, que defienden lo logrado con la Ley de Medios e incorporan propuestas en materia de medios gráficos, convergencia tecnológica, universilización del acceso a la información, enfoque de género y en materia de salud y ambiental e insiste en una distribución justa de la publicidad privada y pública.

“En dos meses están demoliendo lo construido en 12 años. Nos queda seguir militando”, sostuvo Osvaldo Francés, expositor por la asociación de radios ARBIA, mientras que por el sector de radios comunitarias Mariela Pugliese, de FARCO, sostuvo: “El 33 por ciento no está nombrado en los DNU, pero hay políticas que nos demuestran que quieren volver a convertir al mercado en el único sistema de medios. Parece que estamos en el mismo lugar de partida que hace siete años, pero no, hay más conciencia de derecho”.

La Defensora del Público, Cynthia Ottaviano, aseguró que los DNU del macrismo representan un “retroceso inédito” por la disolución de organismo plurales, la creación de una autoridad de aplicación “adicta” y el fomento a la creación de monopolios y oligopolios “que conspiran contra la democracia”.

Ottaviano hizo hincapié en que los decretos “sacaron de la ley al cable, quitando toda limitación para multiplicarse” y consideró que esa decisión acarrea “una concepción de propiedad monárquica”, ya que “un solo licenciatario podría decir qué contenidos podemos ver todos”. Por eso, la funcionaria pidió “iluminar a los diputados para que votan contra los DNU” y lamentó la presencia de pocos legisladores durante el Congreso, entre ellos, Liliana Mazzure, Guillermo Carmona y Eduardo Seminara.

Daniel Badenes —titular de la Red de carreras de comunicación social y periodismo (RedCom)— fue el siguiente orador en el crisol de expositores de distintos sectores con el que se buscó recrear la representación social y federal del extinto, vía DNU, Consejo Federal de Comunicación Audiovisual.

“Aunque venimos de representaciones sectoriales distintas, nuestros intereses no son sectoriales sino el derecho a la comunicación”, sostuvo Badenes, quien pidió repudiar la intervención policial en el AFSCA, “una práctica antidemocrática, al igual que los DNU”, y abrió el debate hacia adelante: “Los nuevos 21 puntos no significan enterrar la historia sino ampliar el debate para que no surja una ley sino muchas”, sostuvo el también vicepresidente de Asociación de Revistas Culturales Independientes (AReCIA) al celebrar la inclusión de los medios gráficos en la nueva declaración.

La mesa encabezada por Damian Loretti, abogado especialista e integrante del CELS, se encargó de repasar los amparos que varias organizaciones presentaron por la inconstitucionalidad de los DNU y adelantó que la próxima semana la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) deberá resolver si otorga una serie de pedidos de audiencia pública realizados por al Defensoría del Público, el CELS junto con otras organizaciones y el extitular del AFSCA, Martín Sabbatella.

Loretti consideró posible que la CIDH habilite las audiencias solicitadas por la inconstitucionalidad de los DNU al resaltar que el propio relator de Libertad de Expresión, Edison Lanza, advirtió que se está siguiendo con “particular atención” el caso argentino. Y agregó que la CIDH ya realizó un pedido de informes al gobierno nacional, que ya respondió aunque se desconoce el contenido de la respuesta. “El Estado argentino se apartó de los estándares internacionales a partir de los DNU”, sentenció el abogado.

El cierre de la extensa jornada en el anexo de Diputados estuvo concentrado en el debate final de los nuevos 21 puntos, declaración que fue propuesta por la dirección nacional de la Coalición y nutrida con los aportes de los foros provinciales realizados en La Pampa, Junín, La Plata, Mendoza, San Juan, Córdoba y otros puntos del país.

Los 21 puntos defienden las conquistas alcanzadas por la ley 22.522, subrayan el rol activo del Estado para garantizar el derecho a una comunicación federal y plural, a la libertad de expresión, el control sobre la presencia de monopolios y oligopolios, el fomento y acceso a los recursos y a la infraestrutura esencial para el desarrollo de la comunicación social-comunitaria, cooperativa, de gestión privada sin fines de lucro, pueblos originarios y pequeñas y medianas empresas de arraigo local.

Fuente: Página12

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *