1 de Mayo en Talcahuano

1mayoDiversas organizaciones sindicales de nuestra región convocaron nuevamente a un 1° de Mayo en Talcahuano. Esta actividad, ya consolidada en la provincia de Concepción, este año cuenta con un aliciente: El importante paso dado por los trabajadores del Gran Concepción en el “Paro-Protesta” de Coordinadora NO+AFP del 4 de Noviembre del 2016.

La dictadura de Pinochet y el Gobierno de sus sucesores fueron brutales para la clase trabajadora de nuestra provincia. El cierre masivo de grandes e históricas industrias en Tomé, Penco, Talcahuano, Concepción, Chiguayante, unido al cierre definitivo de las minas de Carbón en las comunas de Coronel, Lota, Curanilahue, Los Álamos y Lebú. Un proceso violento de desindustrialización que aún continua y que tiene en vilo a centros de trabajo tan importantes como Huachipato y con ello a todo al complejo metal mecánico de Hualpén – Talcahuano.

Nuestro proletariado minero-industrial dio atisbo de resistencia a la aplicación de estas políticas neoliberales, las tempranas y radicales jornadas de protesta contra la dictadura fueron parte de ello. Sin embargo, durante los denominados gobiernos de la transición este proceso de resistencia a las políticas neoliberales se vio menguado por algo más efectivo que la represión y esto fue la traición de las dirigencias sindicales, sometidas absolutamente a los respectivos partidos políticos que hoy se denominan Nueva Mayoría. Esto impidió a esta resistencia prosperarar, atomizando todas las expresiones de descontento.

A 20 años de la traición de la burocracia sindical y partidos de izquierda durante el cierre de las minas de carbón en Lota

En estos días conmemoramos los 20 años del cierre de la Mina de Lota, iniciado con aquel silbato en el pique Carlos Cousiño, el 16 de abril de 1997, que anunciaba el fin de una actividad productiva de casi un siglo y medio de existencia. El conflicto se inicio ese día, pero se extendió por meses durante aquel año. Las calles de Lota, Coronel, Curanilahue y Lebu se llenaron de rayados: “Acuerdos Gobierno-PC para Lota: Pan hoy, hambre Mañana”; “Mineros Resisten, Dirigentes se Venden”. Miles de mineros y sus familias fueron testigos como asamblea tras asamblea, los dirigentes llegaban pautados con el mismo discurso: “este es el mejor acuerdo que podemos alcanzar”, decían. También tenían el mismo objetivo: bajar el movimiento de los trabajadores.

Hay que recordar que mientras lo dirigentes jugaban el plan A, desde La Moneda también se planificaba un plan B que llevó incluso a la movilización de fuerzas militares, además del desplazamiento de fuerzas policiales de diversas regiones del país y montar en Concepción los nuevos aparatos de seguridad de la Concertación, herederos de la anterior CNI de Pinochet.

Asamblea tras asamblea los trabajadores rechazaron las ofertas del gobierno, incluso tras la división que los dirigentes provocaron, llevándose un grupo importantes de mineros hasta Santiago, a los cuales ablandaron, los trabajadores rechazaron en reiteradas ocasiones los acuerdos, hasta que finalmente los dirigentes firmaron los acuerdos, con un movimiento absolutamente desgastado.

Los pescadores y la resistencia al modelo extractivista

A finales de los 90 con el desarrollo del modelo extractivista nos encontramos con los pescadores artesanales y su resistencia a las entonces llamadas “Ley Corta” y “Ley Larga” de pesca, ambas temporales, preludio de la corrupta y hoy definitiva Ley de Pesca o Ley Longueira. Nuestras comunas se vieron convertidas en campos de batalla por pescadores artesanales, manifestaciones que a fines de los 90 vieron su punto más alto y que aún se mantienen, aunque no con la misma intensidad de esos años.

Es a fines de los años 90 que comienzan los primeros intentos de articulación de los trabajadores portuarios de la región, a través del apoyo mutuo en lo conflictos que se daban como en la resistencia a la privatización del puerto de Talcahuano. Hay que recordar que Talcahuano, junto a Punta Arenas y Arica se mantenían como los únicos puertos no privatizados en Chile a mediados de los 90. La Concertación logró privatizar Arica y Punta Arenas, pero el movimiento surgido en torno a la lucha de los estibadores en Talcahuano, que reunió a pobladores, estudiantes y trabajadores, logró impedir su privatización en ese momento. No será hasta después del terremoto de 27 de febrero del 2010 que debido a la catástrofe y aplicando el manual de la doctrina del shock que el gobierno de Chile privatiza el último puerto del Estado.

Trabajadores Portuarios rompen con la legalidad patronal

Esta lucha en los puertos de la región, unido a la solidaridad surgida entre algunos puertos del extremo norte del país, llevó a la creación de una organización de facto entre los trabajadores portuarios: La Coordinadora de Trabajadores Marítimo Portuarios. En esos años surge la consigna que invade las paredes de Concepción, Talcahuano, Penco, Lirquén y Coronel: “Nunca Más Solos”. Son los años de las escuelas sindicales lideradas por el dirigente de los estibadores de San Vicente, Dante Campana. Años donde cuadrillas de estibadores luchaban junto a estudiantes, compartían trincheras en barricadas, tanto en Universidades como en los Puertos de nuestra zona.

Esta Coordinadora deviene años más tarde en la Unión Portuaria que conocemos actualmente. Su carácter la distinguirá por su nueva forma de organización que traspasa la legalidad y por lo efectivo de sus luchas, también por su solidaridad y el entender que la lucha de los trabajadores va más allá de sus conflictos particulares en los puertos, con expresiones inéditas de solidaridad.

La primera década del nuevo milenio se inicia con las luchas por el tarifado regional portuarios. Los puertos de toda la provincia estuvieron paralizados en forma coordinada, con bloqueos en sus accesos y enfrentamientos con Fuerzas Especiales de Carabineros y la Policía Militar de la Armada. Los pescadores artesanales también continuaron con lo suyo. Particularmente, se desataban conflictos en las grandes industrias en la medida en que se producían despidos masivos luego de cierres definitivos en las textiles de Tomé. También se iniciaba la lucha contra la subcontratación, que en nuestra región afectaba principalmente al mundo forestal, en el contexto de esas movilizaciones fue ejecutado el trabajador subcontratado de Celulosa Arauco Rodrigo Cisternas, el 3 de mayo del 2007 en la plata Horcones en la comuna de Arauco.

Otros miles de trabajadores de nuestra región fueron obligados a desplazarse al norte del país en la época del boom minero y allí fueron parte de las luchas de los subcontratados en la minería del cobre.

Durante la primera década del siglo XXI se destapó el movimiento estudiantil, que en nuestra región tuvo siempre el apoyo de la Unión Portuaria que llegó, incluso, a paralizar los puertos de la región en apoyo a la demanda por educación pública, durante las jornadas del 2011.

27/F 2010: Resistencia a la ofensiva patronal a pesar del Estado de Sitio

El terremoto y maremoto del 27 de febrero del 2010 marcara un punto importante de inflexión en la lucha de los trabajadores de nuestra región. El empresariado, siguiendo el manual de la doctrina de shock, lanza miles de trabajadores a la calle y busca obtener beneficios de la catástrofe. Sin embargo, encontraron respuesta en trabajadores de montaje en Coronel, así como de los portuarios a pesar del estado de sitio y el control militar, posteriormente la multitudinaria marcha de los sindicatos de la gran industria de Talcahuano que crearon una coordinación para este efecto.

Especialmente simbólico fue ese 1° de Mayo del 2010. Miles de trabajadores marchando por las calles céntricas de Talcahuano llenas de escombros que perduraban desde el maremoto de febrero. Desde ese momento comenzó la tradición de conmemorar el 1 de Mayo en Talcahuano. La CUT, que el 2010 estuvo también en Talcahuano, volvió a su tradicional acto oficial a Concepción al año siguiente. No obstante, sectores críticos a la burocracia sindical mantuvieron el acto en Talcahuano. En un principio, el acto oficial de Concepción competía en número con el acto alternativo de Talcahuano, pero año tras años la manifestación de Talcahuano creció y se consolidó en la medida que el acto de Concepción se debilitaba. En Santiago, en esos años el acto oficial de la CUT era absolutamente hegemónico. Los actos paralelos o alternativos eran absolutamente marginales. En Talcahuano, en cambio, el acto duplicaba, triplicaba y hasta cuadruplicaba al de la CUT.

Fue a partir de las coordinaciones que surgieron para articular la resistencia de los trabajadores a la ofensiva patronal tras el terremoto y maremoto, que comenzó a gestarse en nuestra región una coordinadora de trabajadores en torno al tema de la previsión social y las mutuales de seguridad, que tuvo su fundación en el sindicato Petrox en Concepción el 26 de octubre del 2012.

Un Salto en organización: El 2012 nace en Concepción la Coordinadora NO+AFP

Ese mismo día 26 de octubre del 2012, una marcha se dirigió al centro de Concepción demandando el fin de las AFP, así cuando Mesina junto a un puñado de dirigentes exigían el fin de las AFP en Santiago. En Concepción y Talcahuano ya se desarrollaban marchas de miles de trabajadores durante 2013, 2014 y 2015.

Durante el 2016 se producen las masivas marchas familiares de la Coordinadora Nacional de Trabajadores NO+AFP que se plantean como objetivo, para ese año, un Paro Nacional el día 4 de Noviembre. En general, a nivel nacional, la jornada no paso de las protestas, a excepción de un par de grandes tiendas en Temuco. En cambio, en la Provincia de Concepción, fue donde efectivamente miles de trabajadores de las mas diversas labores se sumaron a la convocatoria de Paro, registrándose marchas multitudinarias e históricas recorrieron en paralelo, Concepción, Talcahuano, Penco – Lirquén y Coronel, durante el medio día. Emblemática fue la marcha de trabajadores de correos, de la Universidad de Concepción, de Dragados, Públicos y otros que se dirigieron al Hospital Regional de Concepción a romper el cerco represivo montado desde primera hora de mañana por Fuerza Especiales de Carabineros contra la emblemática FENATS, que por décadas ha mantenido la defensa, no solo de los derechos de sus trabajadores, sino además la defensa del rol del Estado en garantizar un derecho social como la salud.

Sin duda, los niveles de articulación, organización y combatividad demostrados en Concepción el 4 de noviembre, permitieron a los trabajadores de la región plantearse nuevos desafíos. El acto del 1 de mayo de este año en Talcahuano es muy decisivo, pues en su discurso central platea el llamado a un Congreso Regional de Trabajadores para el mes de junio, el cual implicará un nuevo salto en los niveles de organización, pero también en la definición de los horizontes estratégicos de este movimiento sindical de Concepción, como parte de un rico movimiento popular de esta provincia, con expresiones en el ámbito de los derechos sociales, pero también contra el modelo extractivista y contaminador que nos ha legado el neoliberalismo.

Mañana los trabajadores de la Provincia marcharán nuevamente en Talcahuano, nuevamente para escribir historia, como aquel 1 de mayo de 1897 cuando en Talcahuano se desarrolló la primera marcha de conmemoración por los mártires de Chicago y la jornada de 8 horas de trabajo en Chile. Tal cual lo hicieron el 1 de Mayo del 2010 desafiando el Estado de Sitio, lo harán hoy con el objetivo de “Construir la organización de los trabajadores”.

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *