“Chile no Necesita del proyecto Hidroaysén”

Roberto Román, quien además es profesor asociado de la facultad de Físicas y Matemática de la Universidad de Chile, precisó que hay una sobre demanda de matriz energética en el paísRadio Santa María

El Gobierno de la Coalición por el Cambio a través de sus diversas autoridades, ha insistido en que Chile necesita resguardar su matriz energética para evitar en un futuro una crisis de energía. En este sentido Roberto Román, Profesor Asociado de la Universidad de Chile de la Facultad de Física y Matemáticas y Vicepresidente de la International Solar Energy Society (ISES), sostiene categóricamente que “Chile no necesita del proyecto HidroAysén”.

En conversación con Radio Santa María el connotado académico señaló que Chile tiene una buena cantidad de proyectos energéticos asegurados por sobre la demanda, lo que indica que la necesidad del país será mucho menor de lo planteado por el Gobierno. “Si uno ve lo que ha pasado con la demanda eléctrica en los últimos once años en el Sistema Interconectado Central (SIC), ha ido creciendo a una tasa de 3,8 por ciento al año y que es mucho menor que lo que se supone que sería ese 7 por ciento que implicaría duplicar la demanda energética en 10 años. Por lo tanto eso no es efectivo, eso significa que a futuro la demanda eléctrica es bastante menor que un escenario catastrofista; en la cual habría que echar mano a todo y está en línea con lo que otros estudios como los de la agencia internacional de energía preveen”, sostuvo.

En el último tiempo las energías renovables no convencionales han tomado fuerza en Chile por el gran potencial natural que tienen, iniciativa apoyada por parlamentarios, autoridades y organizaciones no gubernamentales, Sin embargo el Gobierno ha decidido implementarlas de a poco, porque son costosas.

Según Roberto Román lo anterior no es efectivo, asegurando que el Gobierno ha preferido las energías convencionales por dos temas, el primero es que son fáciles de obtener y porque además las tres grandes empresas que controlan la energía no desean competencia, siendo en ese sentido apoyados por el Gobierno. “Nuestro sistema eléctrico está controlado por tres grandes empresas, las tres grandes generadoras, y que no tienen mucho deseo que ingrese competencia, ésa es una realidad que también aparece en el informe de la EIA. Entonces el discurso que viene de ciertos sectores de Gobierno, está marcado por los intereses de estas empresas que tienen interés que siga un modelo energético que las ha favorecido de manera notable en los últimos treinta años y no tienen demasiado interés que entren otras fuentes de energía, porque siempre está el discurso que son más caras, lo que no es efectivo. Lo que sí es efectivo es que las energías renovables no convencionales requieren niveles de inversión mayores y el sistema ha tendido a privilegiar aquello que requiere menor inversión”.

Los altos ejecutivos de HidroAysén han planteado que de concretarse el proyecto llevará al país energía limpia y renovable, punto que para el Académico a primera vista es así. Sin embargo apunta Román que si uno se detiene un poco, no hay proyecto que no tenga un impacto ambiental importante, sobre todo el que Colbún plantea en la Región de Aysén.

Por lo anterior el Vicepresidente de la Sociedad internacional de energía indicó que los ejecutivos de HidroAysén han entregado a la comunidad una visión sesgada, marcada por sólo un interés empresarial. “Si uno lo analiza en serio no es efectivo, porque la energía definitivamente es limpia cuando los impactos que produce sobre el medio ambiente son los mínimos posibles, nunca hay impactos serios. Entonces yo creo que transformar, alterar de manera irreversible la cuenca del río Baker, ya de por sí la hace no limpia. El impacto que va a tenerla línea de transmisión de más de un millón de voltios en más de dos mil kilómetros ya no la hace limpia. El impacto que va a tener en la región, a la cual no le queda absolutamente nada, sólo la extracción del recurso la hace bastante poco deseable para la región. Entonces es una visión demasiado sesgada, marcada por un interés claramente empresarial”.

Finalmente el académico apuntó a que si el país utilizara un pequeño porcentaje de energía renovable no convencional, la eficiencia energética aumentaría en el país, bajaría sus costos y se reduciría los daños ambientales evitando así, proyectos que tienen un alto impacto ambiental como lo son las termoeléctricas y las hidroeléctricas como HidroAysén.

Comparte esta información...
Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestDigg thisPrint this pageTweet about this on Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *